SEXO Y AMOR POST-40'S

1] ¿ Por qué las de 40 se arrugan ?: ¿ Recuerda la imagen de los carriles de la autopista cerebral ?, bueno, el carril del sexo está pegado al de la violencia y, los cuarentas, son una edad tranquila y eso se refleja en la forma de hacer el amor.
El vínculo con la violencia viene por la asociación entre el usufructo del cuerpo del otro para proveerse de placer, y la imagen de la dominación de la víctima que va desde el delito tipificado [violación] hasta las formas legales de opresión, lógicamente ramificaciones psíquicas de los que antes fueron animales y aún lo son, lo que se nota sobre todo nuestras relaciones sexuales.
Todos sabemos que hay menores de diez años que ya se han convertido en madres, lo que implica que tuvieron algún tipo de relación sexual que la sociedad califica a priori como delito y no como relación sexual torpe, antierótica, sin amor ni ternura y sólo resumible a una penetración y una eyaculación [con goce unilateral para el varón] como resultado [incluso en el caso de sexo con consentimiento] de su superioridad física y una psicología bastante sádica e impiadosa contra esas niñas sin distingos de edad [son igual de despreciables los abusadores, o violadores de 14 años, como los de 24 años o más].
Pues bien, excepto por conocer la relación de causa-efecto entre sexo y embarazo, la inmensa mayoría de las mujeres de cuarenta años siguen teniendo las mismas relaciones sexuales vacías con su pareja legal hasta que al separarse se ven forzadas a redescubrir el sexo experimentando otras formas de dar y, esta vez, recibir placer [me refiero a la mayoría y eso involucra a generaciones completas de mujeres "perdidas" entre etapas de redescubrimiento sexual como por ejemplo fueron los años veintes, luego los sesentas, y por último los ochentas hasta que llegó el S.I.D.A.], claro que en la misma época del S.I.D.A. llegó Internet y tal vez ésta salve definitivamente el problema que cada generación de mujeres no le enseñe a sus hijas lo aprendido en materia sexual y que cada generación deba comenzar de cero.
La frase que más me dijeron es "¡ me sacaste las palabras de la boca ! [siempre me anticipo] y, la segunda, "¡ portate bien !" [algo muy alejado de lo que sigue]: No se puede negar que hay algunas niñas de 15 años que parecen de 20 años, como también hay otras de 20 años que parecen de 15 años, y a la ley se le antoja hacer un corte protector de la infancia en los 18 años. Pues bien, el sexo entre hombres maduros y mujeres adolescentes es insuperable pues le suma a las ventajas estéticas de esas mujeres, los condimentos de no tener muchos hombres en su historial para hacerles competencia y, por último... ¡ el placer de estar cometiendo un delito ! [adrenalina]. Esto hace condenable pero comprensible la tentación por los "Dulces dieciséis", al mismo tiempo que vuelve incomprensible y ajusticiable al que abusa de una niña de doce años.
Sin la estupidez típica del enamorado, el cuarentón que seduce a una adolescente es el total dominador de una situación donde se beneficia su autoestima, físicamente su cuerpo mejora el tono muscular y... ¡ hasta se le detiene la caída del cabello ! [obviamente la mujer que lleva a una nueva pareja a convivir bajo su techo teniendo hijas adolescentes... es una idiota, sin importar el nivel cultural ni la raza del sujeto].
Caballeros: ¿ No pueden detener un resfrío ?: Pónganse a charlar unos minutos con las amigas de su hija adolescente sobre algo como la conveniencia de enseñarles a conducir, más algo de mecánica automotor básica [una estrategia para no gritarle de más a su hija y pelearse con quien a la larga va a tener que aprender igual].
El sexo ilícito le permite al hombre absorber estrógeno y otras hormonas femeninas desbordantes en las adolescentes y que le ayudan a aumentar su propia producción de hormonas [aquí enseñarles a conducir a las amigas de su hija ayuda a lo mismo y lo aleja del delito]. Esto es simétrico para las mujeres, pero, como los hombres crecen más lento las "veteranas" los prefieren de veintiuno a veinticinco, sin tener problemas legales para satisfacer lo que sus cuerpos piden [y sin recurrir a la testosterona en pastillas, gel, o parches, que les pueden hacer crecer los bigotes].
Un caso especial son las docentes que se encaman con sus alumnos menores de edad... ¿ a qué estúpida ley se le pudo ocurrir que hacerle a un adolescente varón el favor de desvirgarlo puede ser un delito ?... me cago en toda la políticamente declamada "igualdad": un niño no es igual a una niña, un adolescente no es igual a una adolescente, y un hombre no es igual a una mujer.
Otro caso especial de adulto es el homosexual, pues su balance hormonal es bastante diferente del heterosexual, y es inocultable su preferencia por la pedofilia infantil previa al cambio hormonal que masculiniza a los niños al entrar en la adolescencia. Y nunca se olviden de esto: Primero, los curas católicos pedófilos, son curas homosexuales pedófilos abusando de niños heterosexuales, entonces... ¿ quiénes son las víctimas y quiénes los victimarios ?, y... Segundo: La violencia contra los homosexuales no viene de heterosexuales, pues ninguno de estos requiere reafirmar su masculinidad a los golpes en patota contra alguien indefenso, el que lo hace está tratando de alejar a sus fantasmas internos homosexuales, por lo tanto esta furia es intra-homosexual entre homosexuales asumidos y no asumidos.
Escribiendo este libro, un ejemplo de madre de familia me confesó haber hecho el amor con un compañero de la facultad de su hijo [y durante varios meses]: "Quedaba siempre tan cansada... pero no como después de trabajar, sino con un cansancio dulce... y después cuando frente al espejo me lavaba la cara para volver a convertirme en una señora seria y borrarme esa delatora expresión de recién cogida, te juro que tenía menos arrugas".
Entre bromas, una vez me había anticipado a su confesión de infidelidad [yo así acuso a todas las mujeres en la cara], pero, jamás a tal confesión, que al oirla me dejó obligatoriamente sentado durante un buen rato hasta "cambiar el aire". [Debe ser por esto que los musulmanes ocultan a sus mujeres con tanta ropa, y asesinan horriblemente a piedrazos a las adúlteras... por suerte en Argentina nuestras "turcas" están a salvo].
La evaluación frente al espejo de esta mujer madura, ya la había apreciado en otras mujeres [más una mirada algo triste], y la razón está en los esteroides que los hombres producen más a partir de la adrenalina, lo que explica que "mientras los hombres maduran, las mujeres envejezcan" [Susan Sontag].
Debajo de la piel de mejor calidad femenina hay una capa de grasa que las hace mejor "torneadas" y a los hombres más toscos, pero, más abajo hay una capa muscular y allí actúan los esteroides: mientras las mujeres gastan fortunas en cosméticos, sus maridos sentados frente al televisor mirando fútbol "levantan temperatura" y producen adrenalina y esteroides de sobra, cuando lo lógico pareciera ser que el efecto de los esteroides sólo afecte a los veintidós sujetos que corren detrás de una sola pelota.
La televisación de cualquier evento deportivo fuertemente competitivo, les hace perder fortunas a los laboratorios cosméticos que por culpa de la adrenalina y los esteroides [DHEA] no pueden venderles productos de belleza a los hombres [excepto a los chinos, que son los únicos que se maquillan, y coincidentemente, no miran ni fútbol, ni rugby, ni basket].
En la década del 80 vi el bodrio "Muerte en Venecia" de los años 60, donde Dirk Bogarde hace de un hombre maduro del año 30 [o sea antes del auge de las transmisiones deportivas], que primero se enamora de un adolescente varón, y después va a la peluquería donde ¡ además de teñirlo... lo maquillan !
Bueno, ahora nadie se asombra porque los "metrosexuales" se tiñen más que las mujeres, pero no por un cambio cultural, sino por un logro de los publicistas hacedores de ídolos, que notaron que a las mujeres siempre les gustaron los "carilindos" [hombres con rostros bastante afeminados], a quienes años después ellas mismas calificarán como "viejos asquerosos", por algo obvio: ellos no envejecen como machos, ¡ y se parecen a señoras viejas !
Por esto es un gran error de la mujer renunciar al deporte competitivo, aunque por suerte ya adoptó a la gimnasia como base de una vida sana, y si no me creen, comparen las fotos de las mujeres de la época de "Muerte en Venecia": vacas victorianas ocultas hasta los tobillos dentro de sus tristes vestidos.
¡ Cuidado !  Quien quiera evitar la infidelidad de su esposa deberá proveerle de emociones semanales que le aporten adrenalina [o la va a obtener en una aventura extramatrimonial].
Un "viejo verde" no es un perturbado mental sino un sujeto normal mal medido con la vara moral de una mujer madura, que no es ni violador ni pedófilo, pues fornica pagando [obviamente con consentimiento] a mujeres muy jóvenes, pero, con límites [las que cruzan los límites son las niñas que adquieren suculentos cuerpos de mujeres antes de que la ley las reconozca como tales... ¡ y trabajan bailando en bares nudistas !].
Hay mujeres que quedan perturbadas y hasta se suicidan tras el uso sin permiso de una vagina que sólo sirve para eso, por lo que deberían prepararse para los visitantes temporarios, sobre todo los violadores que son eyaculadores veloces y, aunque su delito pueda tener consecuencias duraderas, hay anticonceptivos y abortos desde hace mileños, y por más injusto que sea que casi nunca los condenen [y menos que los castren], ¡ no dejen que en diez minutos les arruinen toda la vida !: una mala comida después se defeca y nadie llora, una mala cogida debería tener el mismo destino olvidable, como las prostitutas olvidan a miles de clientes [de hecho, robarle al violador la posibilidad de llenarse de adrenalina traería como consecuencia tener menos violaciones].
Como dato anecdótico, los chimpancés pigmeos practican el sexo libre y son 100% pacíficos, pero, lejos de la superpoblación, resultan ser una especie en peligro de extinción.
Para los padrastros pigmeos mentales que violan a las hijas menores de edad de sus segundas parejas, creo que la mejor forma de extinguirlos es legislar para que la "emoción violenta" del padre biológico tenga un plazo amplio, por ejemplo desde saber la noticia hasta tal vez un par de años después al comprobar daños psicológicos permanentes, o que incluso cubra el ajusticiamiento realizado por un futuro novio de la niña al conocer los abusos a los que fue sometida por el padrastro pedófilo.

2] Síndrome de Malco: "Malco" no es el apellido de un sexólogo, sino un insulto, neologismo de "MAL COgida", que bautiza a una curiosa patología no investigada: el que coge mal es el hombre, y los efectos de esa impericia los padece su mujer.
Algún día un médico leerá el análisis de sangre de una mujer [aterrada frente al él por el suspenso], y con voz grave le anunciará: "Señora, usted tiene el Síndrome de Malco", y le recetará hacer lo que hizo la ejemplar madre de familia argentina de renglones arriba [una voluptuosa hija de inmigrantes italianos y turcos y, ¿ serán así las mujeres de medio oriente debajo de la cárcel portátil con las que las obliga a vestirse el Islam ?].
Los varones después de los cuarenta [y obvio peor a los cincuenta] producen menos testosterona, algo conocido como "andropausia", que a algunos pocos les causa efectos similares a la depresión [y luego depresión "clavada", si no se corrige a tiempo el problema] pues de una vida sexual muy activa se pasa de golpe a una "vegetativa". Lo normal es que ese decaimiento sea gradual y, de no ser así, se soluciona mucho más fácil recibiendo testosterona que antidepresivos.
Para la esposa del "andropáusico", a la menor cuota de orgasmos debe sumarle el convivir con un malhumorado crónico, obviamente desamorado y hasta agresivo: el hombre no se vuelve impotente y sigue teniendo sexo en el que como siempre nunca deberá fingir un orgasmo, y así a determinada edad la mujer deberá soportar sola a su menopausia y luego a la andropausia de su marido y, a falta de remedios, ellas lo remedian con algún cuñado más joven, o el compañero de uno de sus hijos [u otros varones prohibidos, excepto para los "Talk Shows"].
Las mujeres famosas como Demi Moore, y varias artistas locales, han optado por hombres más jóvenes a la vista asombrada de todo el mundo [yo le "daría" a Demi aunque tenga 80 años], y lo que asombra es que el hombre no haya buscado a una mujer más joven, y no influye el que ellas gocen de una buena situación económica, lo que no puede hacer la mujer promedio, y lo curioso es que estas mujeres exitosas e impermeables al "qué dirán" son las que después de algún tiempo deciden interrumpir tan exitoso tratamiento anti-age [los hombres nunca interrumpen el sexo gratis], por lo tanto el Síndrome de Malco se cura, y se tiene una sola vez en la vida, cuando el estar bien cogida en la casa de su amante debe competir con el estar bien protegida en la casa de su esposo disfrutando de su nuevo acondicionador de aire ultra silencioso que regula temperatura, humedad, oxígeno, ozono, y que puede perfumar el ambiente con 24 fragancias distintas [no se pierde interés por la andropausia de su amante, sino porque la relación extramatrimonial prolongada cada vez le produce a la mujer menos adrenalina].
Precisamente por la adrenalina le recomiendo a las parejas modernas la práctica de deportes de riesgo "controlado" como el paracaidismo, parapente, esquí acuático, el descenso en ríos de montaña [juntos en seguros gomones], y no les recomiendo a los maridos pagarles a sus esposas las clases de otros deportes como tenis, squash, golf, etc. [sin riesgo, excepto por los cuernos].
Esta sección es sobre el sexo después de los cuarentas por lo que el Síndrome de Malco sub'20 o sub'30 no va a ser tratado pero sin dudas existe y de alguna forma las mujeres lo neutralizan.
Mi teoría es que con una población equilibrada la legendaria infidelidad masculina es imposible sin tantas mujeres infieles como hombres, y que la prostitución femenina no hace dinero con los infieles, sino con los onanistas, así que el "Malco temprano" más que "Malco" simplemente debe tratarse de "culpa" por tener buen sexo con quien no se debe, o por algún síndrome de abstinencia forzado por circunstancias laborales, lo que explica que pululen tantos grupos de mujeres jóvenes por los bares en los fines de semana, y que de miércoles a jueves lo hagan más temprano en los bares "after office" para quienes salen de las oficinas y no pueden esperar para socializar hasta las ya frustrantes "discos" de fines de semana copadas por los jóvenes con su demanda de más y más volumen [además, los por cierto más atractivos jóvenes de las discos no tienen autos, mientras que las mujeres de 25 a 35 sí, y si eso antes le aseguraba "levante" a un hombre, hoy deberá tener más: sea excéntrico, venda el auto, viaje en remises, compre un velero, y deje que un amigo gay lo asesore en vestuario].

3] Comenzar de nuevo a los 40: Comenzar de nuevo tiene varios antecedentes, y mi favorito es el caso de Johann Kepler, por lo que hizo y desde donde lo hizo.
Piensen en la similitud que hay entre la adolescencia y la crisis de los cuarenta, otra época de sufrimiento pero ya con la experiencia como para disimularla y tragársela, empeorada por tener generalmente hijos adolescentes complicándonos la vida.
Para el adolescente es una época en la que deberá "parirse" a si mismo y, con suerte, algunos tuvimos padres que nos crearon el hábito de la lectura y nada más, pero, para un adulto en plena crisis de los cuarenta [muchos con un fracaso matrimonial encima], aún con la posibilidad de "parirse" o "reinventarse" con inteligencia, hay más chances de terminar resignándose a ser un disco rayado hasta jubilarse, porque, con un pie en la ignorancia la experiencia no se capitaliza, y menos sin fuerza de voluntad.
Kepler se pasó ocho años mirando a Marte y finalmente resolvió cómo es su órbita [y así la de todos los planetas] y lo especial de él es que era un sacerdote cristiano formado en el concepto "Dios = perfección" y eso chocaba con la irregularidad marciana que ¡ en un momento de cada año anda para atrás !
Kepler sufrió un "quiebre" y a partir de allí tiró por la ventana todas su creencias junto con todas sus más queridas hipótesis sobre los "cuerpos perfectos" celestiales en las cuales llevaba invertidos varios años y decidió empezar de cero, aunque sobre los hombros de Tycho Brahe: un astrónomo obsesivo que no arriesgó ninguna teoría pero que llevó un preciso registro de los movimientos planetarios y, como Kepler pudo comprobar, Tycho no se equivocaba y Dios sí.
Cuando sujetos como Kepler resuelven su "materia previa" de años en un solo minuto inspirado, llegan a una especie de depresión post-parto, por lo que cuando el resto del mundo contesta algo como: "tanto lío por esto", ya no importa pues se entró al club de los saben valorarlo, aunque no se reciba ninguna felicitación personal [años después de su muerte hicieron una estatua en su memoria].
Kepler con las órbitas elípticas, Edison con la lamparita, Colón navegando a contramano para ir a la India, etc. se quitaron una espina clavada en el cerebro ganándose toda muestra admiración y agradecimiento, pero, ¿ cómo capitalizar su ejemplo para evitar nuestras depresiones cuando uno se da cuenta de que descubre cosas ya descubiertas ?
Y la respuesta es que "legalmente" no se podrá patentar ese invento, pero "internamente" se debe alcanzar un alto grado de autoaprobación, sumado a una mejora de la propia humildad, ambas satisfactoriamente alejadas de la depresión.

4] Deficientes pero no enfermos: Hay varios tipos de amor como el materno-filial que es el primero, pero aquí el amor "sexual" es el tema central y, si Kepler estudió a Marte durante ocho años, usted bien puede estudiar sexo por un par de semanas, sin excepciones ni de edad, ni de género, pues, hasta entre homosexuales hay hombres y "mujeres" [sin tercer sexo], y esto no es el comienzo de una argumentación que después justifique algún tipo de discriminación contra los homosexuales, algo de lo que no se me podrá acusar jamás pues desde hace años que yo tengo un amigo hincha de Boca Juniors.
He leído relatos de ciencia ficción donde se especula sobre terceros sexos "facilitadores" donde los humanos horribles de un futuro post-nuclear se reproducen gracias a que seres andróginos de belleza irresistible llevan el esperma de un sexo al otro.
Como ese facilitador bisexual no interviene en la carga genética del nuevo ser cabe preguntarse cómo nacen los andróginos. Bueno, ocurre que científicos rusos ya los obtuvieron jugueteando con la testosterona femenina durante la gestación obteniendo bebes homosexuales, y así en el futuro una vez terminado de obtenerse el genoma del canguro [la hembra del canguro puede guardar esperma para preñarse cuando le convenga], se podrán hacer terceros sexos transgénicos facilitadores de probeta y así las mujeres feas tendrán cantidades de muchachitos bellísimos y en cantidad a su disposición [para las que puedan pagarlos] ya que el ideal femenino es el de hombres pero de rostros afeminados.
Así en un futuro imaginario las mujeres no tendrán depresiones por motivos amorosos sexuales, pero, ¿ que pasará con los hombres ?
Si analizamos la sexualidad masculina a través de los siglos, vemos que el actual blanqueo de homosexualidad es un juego de niños comparado con lo que pasaba en la Grecia clásica o en la edad media donde el ícono sexual por excelencia era el adolescente varón [por lo tanto los andróginos de probeta de la ciencia ficción serán bien aceptados].
Al final la cultura occidental curó sus desviaciones y perversiones sexuales pero en el proceso barrió sin piedad a los pobres homosexuales debajo de la alfombra. Veamos:
La homosexualidad masculina no es una enfermedad sino una deficiencia [como la gente de huesos frágiles tiene una deficiencia de calcio] pues en éste caso se trata de una deficiencia temporal de testosterona a partir del segundo mes de embarazo [por culpa de la madre] esa hormona es necesaria para que el evolucionado y perfecto cuerpo femenino que ha comenzado a gestarse se transforme en un hombre, limitado en sus funciones [por ejemplo la reproductiva evidentemente "podada" visto que le ha sido cancelada la posibilidad de quedar embarazado], pero, físicamente más poderoso.
Después, durante la adolescencia, el cuerpo tiene un brote de testosterona propia que transforma al suave y afeminado niño en el simio peludo, maloliente, musculoso, violento, sexópata y de voz ronca que ya todos conocemos.
Lamentablemente esta segunda oleada de testosterona no compensa la falta embrionaria y, nunca más acertada la afirmación de "mujeres encerradas en cuerpos de hombres" porque esas personas de un pseudo tercer sexo tienen cuerpos de hombres pero conservan el cerebro femenino con el que iniciaron su vida embrionaria y que ya no puede ser modificado suministrándole testosterona adicional [Turing 1913-1954, el genio matemático que comenzó a dar vuelta la segunda guerra mundial decodificando las claves nazis, padre real de la computación, se terminó suicidando tras recibir las dosis masivas de testosterona a las que había sido condenado por ser homosexual].
¿ Por qué ventaja evolutiva la naturaleza afea a los humanos varones ?: Habrán visto algún remiendo hecho por los plomeros pasando caños por afuera de la pared en vez de dejarlos prolijamente embutidos y ocultos como los originales, pues bien, lo mismo parecen ser los órganos sexuales masculinos ¿ por qué demonios algo tan sensible como los testículos no están adentro del tórax protegidos por las costillas ?
Porque no importa si los huevos les son arrancados en un accidente: el hombre vino al mundo a trabajar por la mujer que debe encargarse de las crías de la especie.
Ahora bien un adolescente está entre que se larga o no se larga a producir su segundo aluvión de testosterona para ser hombre, entre que la familia y los amigos lo presionan para que deje de ser un niño, mientras que al mismo tiempo el otro sexo que evoluciona más rápido todavía no le reconoce esa mutación que, en algunos pocos pero notorios casos, después de producirse le hacen descubrir [o confirmar] al afectado que le tocó ser una mujer encerrada en el cuerpo de un hombre, lo que deberá aceptar o resignarse a pasar toda su vida disimulando.
Por lo tanto no existe el "cruce de vereda", sino el blanqueo de una realidad sexual mental inalterable desde la gestación: la opción sexual del homosexual nunca es sexual, sino social: o la sociedad acepta lo que él es, o él se adapta y se comporta socialmente como la sociedad espera que se comporte, adopta un perfil bajo, y en su vida privada lejos de las miradas de los demás hace libremente lo que quiera.

5] La mujer interna: ¿ Por qué los padres prefieren tener varones en vez de las más perfectas mujeres [es difícil de probar pero parece que muy pocas salen lesbianas] por cifras increíbles como el 90% de los padres y el 85% de las madres ?
Resulta que el varón es un pobre ser indefenso que anda por la vida desde muy temprana edad enamorándose de cuanta mujer se le cruce en el camino para terminar sufriendo como un condenado. La misma forma en la que ama a la madre ya demuestra que algo le anda mal en la cabeza y, de no ser por sus defensas químicas [hormonas que los adultos reciben por vía respiratoria y que los obliga a actuar en su defensa], habría que tirarlos a la basura de una patada en vez de mimarlos y protegerlos durante la friolera de veinte años [bien terminada la adolescencia] para que empiecen a producir algo útil.
¿ Por qué querer algo feo y tosco ?: Porque va a crecer y convertirse en algo útil y mientras tanto sobrevive porque la naturaleza lo privilegió de una forma que los padres no puedan evitar protegerlos pese a que sean feos y estúpidos comparados con lo inteligentes y hermosas que son las niñas de la misma edad.
"Lolitas" de catorce años con hombres de todas las edades rendidos a sus pies mientras que los varones de esa edad [para ellos la del "pavo"] que lo único que saben hacer es correr detrás de una pelota y muchos de ellos por unos cuantos años será lo único que sepan hacer por lo que no debería asombrar que la "cuelguen" de un ángulo como si la hubieran tirado con la mano, lo raro después de estar futboleando todos los días del año durante diez años, es que no sepan qué hacer en un "cara a cara" con el arquero, ya se trate de un delantero, un carrilero, un volante tapón, o un marcador de punta con subida, y cometan la animalada de tratar de fusilarlo tirándole al cuerpo, teniendo el antecedente de un Bochini de dieciocho años "empalando" como se debe ante la salida de Zoff en una final del mundo, de visitante [o sea que no todos los adolescentes son estúpidos] y, encima en 1973 [o sea el año más alocado de la historia Argentina].
La supremacía que la historia de todas las culturas le dan al varón por sobre la mujer se debe a esta peculiaridad [entre millones de bestias, aparece un Mozart, un Kepler, o un Bochini] lo que parece tener efectos insólitamente negativos: Supongamos que usted tiene mellizos de diferente sexo, los ama a ambos y los cría dispensándoles los mismos cuidados sin establecer supremacías como se hacía en favor de los varones hasta hace pocos años. Pues bien, hay que ser idiota para no darse cuenta quién es el más bello e inteligente de los dos, el menos violento, más sociable y por lo tanto más humano y menos animal: la niña.
Está probado que el cerebro humano fue evolucionando por capas, y creo que hubo un momento en que anatómicamente la cabeza ósea no pudo crecer más y allí la separación de los sexos sirvió para que el cerebro masculino se convirtiera en la nueva capa externa del cerebro femenino [una especie de "periférico" para los que gusten de las analogías con la informática].
Así, la mujer más brillante será por naturaleza "interna" y reproducirá en su vida lo que ya hizo durante su vida intrauterina en la que parasitaba a su madre desde adentro vía cordón umbilical: de niña su padre será su coraza externa, de adulta lo será su marido, y en la vejez lo serán sus hijos.
Así a los varones les corresponde por ser "externos" el trabajo de relacionarse con el mundo y a la larga apoderarse de él.
¿ Pero, por qué en cuestiones internas como las filosóficas, psicológicas, y hasta en las artísticas referidas a los sentimientos más internos y profundos las mujeres son superadas por los escritores masculinos ?: La respuesta es que estos son afeminados y aunque no sean homosexuales gozan de las ventajas de tener un cerebro que puede pasar de interno a externo según les convenga.
Si el cerebro que es la parte más débil del cuerpo humano está anatómicamente protegida por la parte más dura [el cráneo], la parte más débil de la humanidad quedará por lógica protegida quedando adentro y las más dura quedará y reinará afuera por siempre y, luchar contra esto o deprimirse porque se las quiera recluir alevosamente [con menores salarios, menospreciando sus aportes, o premiando más a los mínimos logros de los varones], para hacer lo que no les gusta pero mejor les sale: ser la parte "interna" del hogar de hombres exitosos, o socialmente eficientes, para permitir el crecimiento de sus hijos [de ella] que mañana serán la capa externa que relevará a sus fundidos esposos que rara vez las sobreviven [es por esto que triunfó nuestra especie].
Entonces, debemos volver a separar las escuelas por sexos para dar dos educaciones diferentes, visto que se fracasó en enseñarles física, química, aritmética y geometría a las mujeres, para concentrar esfuerzos en enseñarles ginecología, maridología, [ver tema 06, punto 4], economía [¡ la principal protagonista de los mercados no sabe como funcionan !], negociación, mediación, docencia [para que sea más que una "madre-fábrica"], sin frustrar a la dotada para la química que igualmente hoy llega a la universidad con una pésima formación [¿ qué tan cara puede ser una universidad de mujeres para mujeres que les enseñe física y química cuando corresponde y no a los quince años ?].

6] Política y homosexualidad: Si fue en beneficio de la especie que la mujer pasara de parasitar a su madre durante su gestación a parasitar a los hombres, que hay de los hombres afeminados con la habilidad para usar sus cerebros en ambos modos y convertirse en "internos" cuando les conviene, o sea: ¿ qué hacemos con los políticos, que son los reyes de los parásitos ?
No me diga que no lo ofenden hasta el cansancio las mariconadas y complots internos que tienen a cada rato [¿ qué esperan para ponerse los guantes y arreglar sus problemas como hombres de una buena vez ?].
Por desmemoriado tengo pánico de omitir una cita y parecer adjudicarme como propias ideas de otro autor.
Aclarado eso, entre los políticos hay un grupo especial de memoriosos que parecen saberse el "Martín Fierro" de memoria y que viven haciendo citas de otros políticos anteriores [e igual de odiados pues su muerte y posterior putrefacción no los redime] políticos que se apropian del reconocimiento que merecen los inteligentes gracias al "bluff" de la buena memoria.
La estupidez de estos sujetos llega al orgullo por haber sido adoctrinados desde la cuna [o sea: ¡ por no haber tenido nunca otras opciones !]. Según uno de ellos: "La política es como trabajar con varios platos chinos, cuando se llegó al último, se tiene que volver corriendo porque ya se está cayendo el primero".
Esa es la esencia del trabajo del político: nunca solucionar ningún problema, sino dejarlo siempre al borde de la caída o su trabajo dejará de ser necesario.
Claro que hubo políticos despistados que no hicieron eso: por ejemplo en Argentina después de décadas de inflación e hiperinflación un sujeto [D. F. Cavallo] bajó uno de los platos para que no se rompa dándonos estabilidad monetaria por una década, obligando así a los otros responsables de administrar el país a bajar los suyos: haciendo menos clientelismo, populismo y, sin regalar, [como hizo un gobierno peronista porque no fueron ni los del F.M.I., ni los extraterrestres] concesionar o privatizar las empresas "nuestras" que ellos casi quiebran por administrar mal.
La respuesta fue la oposición desde los otros poderes del Estado y finalmente se volteó a un gobierno, pero no para dejar de pagar la deuda externa [que ya no se pagaba sino que se sólo se renegociaba] pues volvió a pagarse tras el cambio de gobierno que, lo primero que hizo, fue volver a poner el plato de la estabilidad monetaria en una situación de equilibrio inestable crónico para no corregir la posición histórica de los demás platos o asuntos de gobierno: no tienen soluciones ni de casualidad y cuando por obligación hubo que adoptar una, la confundieron con un problema. Eso sí, cincuenta años después siguen repitiendo de memoria las "genialidades" que dijo Perón, que era tan genio que nadie en ningún país del mundo ni de izquierda ni de derecha, ni aliado ni enemigo, ni vecino ni lejano, ni ex-colonia ni potencia, le convalidó una de sus ideas llevándola a la práctica [¡ naides !, como diría Martín Fierro].
El político peronista es un exitoso docente de parásitos en vivir del Estado, que aprovechó la faceta femenina demandante de parte del pueblo [mayor en la lactancia, menor en la niñez y adolescencia] demandas que se abandonan de adultos, excepto para el clientelista pueblo peronista que nunca lo hace.
Analizando la localización de los peronistas se comprueba su supremacía en las villas de emergencia, zona de mayor incidencia de S.I.D.A., y la conclusión es que por dos veces los peronistas "la miran con cariño" [que vergŁenza: ¿ qué es eso de ver a un coronel asqueroso y con cutis de sapo, como buen mozo y gran deportista ?].
Por último, "la patria" con la que tanto se llenan la boca los peronistas para después poner adelante a su "movimiento", es una curiosidad gramática: la madre es femenino, el padre es masculino ["padre" viene del latín "pater"], y la palabra "patria" es femenina pero resulta que también es masculina por derivar de "pater", ¿ será un homenaje a los padres afeminados ?

7] La programación con hormonas que hace a una mujer cuidar al desconocido que crece en su vientre [al final lo termina amando] funcionaría salvo porque al pasar de niños a adultos, los adolescentes con las primeras libertades desobedecen a la madre y se matan haciendo boludeces con el auto de papá.
De hecho es por eso que nacen más varones que mujeres, o sea: para que algunos de esos tarados llegan a adultos y después nos sorprenden inventando cosas maravillosas que, en su gran mayoría, responden a la necesidad de querer trabajar menos para poder dedicarle más tiempo a la cacería de mujeres.
Es realmente asombroso que con este mecanismo la raza humana no se haya extinguido por estúpida y por estar indefensa la mayor parte del tiempo [infancia, adolescencia y vejez] y que además el hombre en su plenitud, blando, lento y sin armas naturales como las de los demás depredadores, tampoco resulte ser un animal de temer, excepto por esa forma de porquería en que los humanos clavan la mirada cuando se enojan o están pensando en hacer alguna de las suyas.
Salir de la edad del pavo para tener que salvar al mundo [o intentar armar una familia] es una tarea que puede paralizar de miedo a cualquier adolescente y ellos se toman la parálisis a pecho durmiendo la mitad del día, o más correctamente, durmiendo todo el día y viviendo de noche, algo que saca de quicio a sus padres que parece que nunca fueron adolescentes.
Es cierto que "a una mujer le lleva veinte años convertir a su hijo en un hombre y, a otra le lleva veinte minutos convertirlo en un tonto", pero, este libro trata sobre la depresión de todos los tontos, fracasados crónicos de cualquier edad, sexo, y nivel social, cuando se abren desprotegidamente al amor.
El tema del amor extra familiar, o sea "el" amor de las parejas, debería desarrollarse en cuatro tomos [adolescentes mujeres, adolescentes varones, mujeres adultas y adultos varones] pero sintetizando y, sin dejar de mencionar que existen infinidad de excepciones, se puede afirmar que el amor para los varones es una obligación mientras que para las mujeres es una opción, o sea que ellas se enamoran con igual o más intensidad que los hombres, pero, primero eligen y ya se explicó como mejorar esa elección con una serie de encuestas "multiple choice" que las adolescentes menores podrán tomar como un juego [y lo es] aunque bien hecho es un juego para nada tonto.

8] ¿ Monogamia o poligamia ?: Esta es una falsa opción pues al hombre lo que más le interesa es tener sexo y sólo buscará fuera del hogar si su mujer deja de garantizarle una relación satisfactoria [en "Analízame" Robert de Niro dijo como justificativo para tener una amante que, su mujer, "con esa boca después besa a mis hijos"], o sea que consideraba inmoral hacerle a la propia esposa algo que le reportaba placer.
Para la mujer la vejez es irreversible y conspira contra esa satisfacción al alejarse paulatinamente del ideal sexual, pero, la estrategia usada por años por las mujeres [la de casarse con hombres entre cinco y diez años mayores] le permiten mantenerse comparativamente siempre jóvenes delante de su pareja. Así el problema real no está en los apologistas de la poligamia que se consideran "tigres" sin freno, sino que está en la competencia entre mujeres siempre dispuestas a "robarse" el hombre que es solo la pelota de un partido que se juega en otro nivel.
El problema tiene dos caras: la "ladrona" no solo despoja de su hombre a otra mujer y rompe una familia, pues también debe romper su actual pareja, e incluso cuando no intente robar sino sólo no perder la práctica de la seducción con el macho de otra hembra, el resultado para la "cornuda" y en especial para el "cornudo" son terribles y prácticamente irreversibles.
Aquí la ley le permite una buena venganza a la mujer engañada, pero, obviamente hubiera sido más efectivo tener algo de precaución, aunque como se sabe desde hace siglos, contra la traición no hay defensa.
Hay tres tipos de reacciones: [A] los que lo aceptan como parte del crecimiento y asumen parte de su culpa en el fracaso de la pareja, [B] los que quedan como locos y entran en guerra crónica contra su ex-pareja y sus nuevas uniones, [C] los que se deprimen que, en sus diversas variantes, casi siempre "ayudaron" hasta lo imposible a ser cornudos [se la buscaron, se lo merecían, se confiaron, etc.].
Lo primero a reconstruir es la imagen propia y resulta evidente que no se deja de ser un hombre porque su mujer se haya ido con otro más apto, pero, debe encontrar sus fallas y no cargar las culpas sobre las de ella, que seguro las tiene visto que lo eligió a usted en vez de al otro de entrada.
En el momento en que usted es más feliz e incapaz de intuir que su pareja lo abandonará dentro de un par de años, no puede ser tan estúpido como para suponer que no hay hombres más atractivos, jóvenes, mejor dotados, mejores amantes, más adinerados, más carismáticos o exitosos, siempre pero siempre habrá otro "más algo" que usted y para colmo su mujer nunca le dice que es lo más importante para ella, sino que alaba lo mejor que usted hace, por lo tanto, usted se confía como un boludo.
Ya sé que hay excepciones [soy bisnieto de un bígamo, más precisamente de su descendencia "bastarda"], pero es más difícil mentir para el hombre comenzando por la merma en el rendimiento sexual, problema que la mujer no tiene.
La creencia popular acerca de la mayor infidelidad del varón es errónea y, salvo que estos les sean infieles a sus mujeres con otros hombres, en cada infidelidad el resultado es 1 a 1.
Si la mujer es soltera eso no la elimina de las estadísticas pues o es horrible, algo improbable en quien roba maridos, o dejó a un novio para poder llevar más cómodamente adelante sus aventuras destinadas a tantear el marido de otra [así ella no aumenta las estadísticas de "cornudos", pero sí la de "pateados"].
Sea como sea, la merma sexual bajo las sábanas conyugales se nota y si la esposa no pone el grito en el cielo es porque debe estar experimentando por su lado y tarde o temprano va a encontrar un pene del ancho y largo que finalmente calce como más le gusta, entonces, se va a poner en víctima, le va a ganar el juicio de divorcio y le va a tener que pasar el dinero que no tiene durante años para que otro se la goce todas las noches [no estoy tratando de deprimirlo sino de advertirle para que sea precavido].
La solución pasa por dedicarle el 100% de su tiempo a su esposa y familia, tener proyectos en común como mudarse cada tres años a otro barrio y a una casa más grande, y ascender social y profesionalmente convirtiéndose en su orgullo.
No alcanza con llevar el sueldo a casa y cambiar los cueritos de las canillas que gotean. Aunque parezca que ella no lo valore, usted deberá crecer intelectualmente hasta parecer enterado de todo. Sólo así cuando aparezca quien inevitablemente con el tiempo va a aparecer, ella a los dos minutos de conocerlo no esté de rodillas practicándole sexo oral en la convicción de que usted no es capaz de darse cuenta de nada.

9] La farsa de la experiencia: A los treinta y cinco años un hombre ya experimentó casi tanto como una mujer de veinticinco, él comienza a descubrir que tiene menos potencia, y ella que ya pasó por el "pico" de su belleza y que debe comenzar una dura lucha apenas para mantenerse. Si esto se popularizara, los adolescentes asumirían temprano que las parejas se consolidan a esas edades, no para tener rupturas menos dolorosas, sino más manejables pues las parejas tienen una curva natural y no una recta ascendente, donde una buena curva será producto de un trabajo inteligente y constante sin descanso, donde si se equivocan pierden y a empezar de nuevo con otra pareja, porque retomar una relación rota [el embarazo buscado como reaseguro, la amenaza de suicidio, etc.] sólo puede terminar peor, pues no se puede obligar a amar, pero, como el hombre ama por obligación, su cerebrito herido piensa que puede forzar a una mujer a amarlo a cambio de nada y, aveces, [menos por cierto] son las mujeres a las que no les da la cabeza: hay que conquistarse todos los días y que los gratificantes caprichos y autoritarismos de "sargentos" se logran apenas por tener una vagina, pero, habiendo tantas hasta el idiota de su novio terminará por darse cuenta.
Ahora bien, esta sección está dedicada al sexo después de los cuarenta ¿ y qué espera encontrar aquí ? el sexo será el mismo de siempre sólo que cambia la frecuencia.
En cuanto a la experiencia, es más válida para el "levante" que para el sexo propiamente dicho pues cualquiera puede aprender todo lo necesario con apenas un curso intensivo de una semana [y no hace falta que uno le enseñe al otro, pues los jóvenes aprenden juntos sin ningún problema].
La adolescente que llega a la cama de un hombre mayor va a ser penetrada sin mucho trámite ni "escuela" y el adolescente que sea llevado a la cama de una cuarentona va a ser "exprimido" sin ningún tipo de intercambio educativo, es más, como dirían los economistas "los valores de intercambio no son proporcionales", o sea que el varón va a tener que hacer todo el esfuerzo físico mientras la mujer "que le debía enseñar tantas cosas", al final sólo jadea como una poseída [podría no hacerlo, pero, instintivamente sabe que así excita a su vibrador adolescente].
La principal diferencia entre una adolescente y una mujer con experiencia es que la más joven es más atractiva, eso excita más, y le saca a cualquier hombre un "plus" en su rendimiento sexual, incluso a hombres mayores de sesenta que, como ya se sabe, tienen una menor frecuencia o apetito sexual que los jóvenes, para empezar porque tienen sexo más seguido [el casado tiene más sexo que el soltero aunque la "sabiduría popular" opine lo contrario] y por lo tanto está satisfecho desde el punto de vista sexual, pero, nunca desde el del depredador / cazador.
Ahora bien, si una pareja donde ambos pasaron los cuarenta años extraña la actividad de los veintidos años, se debe sobre todo a que en esa edad baja el nivel de testosterona masculino y sube el femenino, porque parece que evolutivamente a la especie le conviene esa especie de "justicia" tardía, donde las veteranas son las que les meten los cuernos a sus maridos con jóvenes impetuosos, o sea que a las mujeres justo se les da por volverse "fáciles" cuando a sus maridos ese asunto empieza a volvérseles "difícil", pero, en el fondo no deja de ser una cuestión de balance pues el joven no puede contenerse tanto como lo hace el hombre mayor, y de hecho es imposible que lo haga pues el cuerpo de la mujer lo embelesa como "chiche nuevo".
Ese tratamiento especial hacia su cuerpo es lo que marca la diferencia más allá de la potencia sexual o el mejor aprovechamiento del oxígeno que tienen los jóvenes [algo que con una hora de trote diario y una buena alimentación se empata sin problemas y por ejemplo los adictos al sexo, que son todos mayores, ni se molestan en hacer ejercicios especiales].
Un hombre joven de treinta años haciendo el amor con una joven de dieciocho, ya no explora su cuerpo como cuando con dieciséis le hizo el amor a una niña de quince y así puede decirse que la experiencia es contraproducente y sería mejor que los hombres tengan "amnesia" sexual y vuelvan a empezar cada noche a descubrir el cuerpo de su mujer.
El castigo de ver una película varias veces, es que con su esposa el principio de cada "encame" se simplificó hasta darse vuelta en la cama, ponérsela, y sacársela poco después, donde la parte previa ya no necesita volver a verla [¡ pero ella sí, tarado !].
La canción del brillante Ch. García dice que "detrás de las frazadas todas se llaman igual", pero, eso no puede extenderse más allá de la poca importancia del nombre de una circunstancial compañera sexual: ¡ todas las mujeres son diferentes en la cama ! una complejidad inabarcable contra la sencillez de los ocho tipos de machos que las mujeres tienen catalogados tras clasificar como "buenos o malos" a los parámetros de equipamento [bueno/malo], experiencia [b/m], y romanticismo [b/m], lo que por combinatoria todos los hombres del mundo entramos en alguna de estas categorías: bbb/bbm/bmb/mbb/mmb/mbm/bmm/mmm, o sea, si una mujer hablando sobre un hombre pensativamente dice: "mmm...", ahora ya sabe lo que está diciendo.

10] Test de las monedas: Se puede definir el carácter de una cajera por la forma en que entrega los vueltos, atendiendo a la mirada, sonrisa, voz y, sobre todo, las manos.
Este test no sirve en los supermercados recién inaugurados, pues allí ponen cajeras muy bonitas que son simuladoras por naturaleza. Espere algunos meses y verá que las despiden dejando a las más feas, pues los hombres hacen colas en las cajas de las más bellas y se demoran hablándole en vez de decir gracias y retirarse de la línea de cajas permitiendo que la cola avance más rápido [resuelto el misterio de las cajeras bonitas, sólo me falta resolver qué han hecho de las antes gloriosas azafatas].
Busque a una cajera que no sea demasiado fea y haga lo siguiente si ella le pide monedas: no las coloque sobre la banda en la que se dejó la mercadería sino sobre la palma de su mano y extiéndala hacia ella para que tome las monedas, si le responde colocando la palma de su mano hacia arriba para que usted vuelque las monedas, ha reprobado el Test, pero, si las toma de su mano lo que obliga a que las yemas de los dedos de ella toquen la palma de su mano, usted lo ha aprobado, y puede retirarse sabiendo que en principio le resulta atractivo a esa cajera.
Esto lo descubrí hace años en otro lugar, los colectivos, en la época en la que se pagaba en mano del colectivero y estos "rozaban" a las chicas bonitas [algo muy lejano a una violación] pero ese microsegundo de contacto con las manos alcanzaba para que en sus caras se exprese un terrible disgusto.
Una cajera apurada y automatizada tal vez no le sonría ni ponga ninguna dulce voz susurrante para decir "treinta y cuatro con cuarenta", pero, no va a poder controlar a la mano curiosa que quiera testear la fuerza y textura de la piel de su mano y eso alcanza para que ella se haga una imagen de qué tipo de varón es usted [notable capacidad de análisis que el hombre no tiene].
Definitivamente no es lo mismo que entreguen los billetes del vuelto con la "pilita" de monedas en el medio a que entreguen las monedas en mano y los billetes uno por uno contando en voz alta, allí no están contando, sino que le están hablando [lo que pasa es que usted es un idiota que nunca entiende el mensaje].
Por ejemplo, cuando me recuperaba de la hepatitis descubrí que ni las cajeras más feas me miraban a los ojos y hasta me dejaban el vuelto sobre la plancha de acero "de costado" o sea mirando al próximo cliente en la cola. Tiempo después [con unos cuantos y necesarios kilos de más], una cajera me franeleó la mano y recién entonces supe que estaba completamente curado.
La autoestima cura: A los adolescentes les convendría bañarse, peinarse y vestirse sobriamente [o sea lo opuesto a estrafalario, de moda, etc.] y hacer el Test de las monedas.
Les anticipo el resultado porque ya lo vi reiteradas veces en muchas cajas: las mujeres [jóvenes y veteranas] los van a manosear porque, queridos idiotas, ustedes son hermosos sólo por ser jóvenes y por tener "tácitamente" más aliento en la cama.
Aprobar el Test de las monedas también ayuda a un cuarentón separado y con el ánimo por el suelo, pero, si les llega a tocar una cajera lesbiana que ni los mira, ¿ después, quién les levanta la autoestima ?
Posdata [A]: Cuando una cajera verifica que los billetes no sean falsos, no haga el chiste: "me salieron iguales", porque si lo estaban por tocar, después de eso no lo harán por pelotudo.
Posdata [B]: Si ya chequeó ante cuales cajeras "gana", no se agrande y haga chistes porque en una de esas la cajera lo festeja y en vez de facturarle $ 3,23 por 0,170 Kg de hongos [cod. 34816], lo hace por los $ 406,30 de 170 salames finos [cod. 34815]. Me guardé la tira de caja por lo gracioso del error y porque allí también queda registrado el nombre de la cajera, argentina, pero con un apellido de origen inglés [y después decimos que el F.M.I. nos quiere cobrar de más].

11] Consejos prácticos para el sexo como Dios manda: Por afuera de sus depresiones, con sus orígenes y defensas, están los de su pareja y su responsabilidad como causante de sus estados depresivos y su solidaridad para ayudar a superarlos cuando usted no es parte del problema.
En síntesis y como todos saben, al depresivo le viene muy bien que lo "revienten" con sexo, por lo tanto a transformarse en geishas y padrillos porque eso les ahorrará fortunas en remedios, terapias, y hasta en juicios de divorcio cuando en algún momento ya no soporten más a su pareja y quieran quitárselo/a de encima.
El afán de simular típico de los humanos y en especial de los adolescentes, impide reconocer la propia ignorancia y obviamente esos sujetos desconocen la humildad pues la conciben como el reconocimiento de una debilidad.
Queridos adolescente y adultos inmaduros, no se ofusquen, pero si no son humildes [que por otro error algunos confunden con ser pobres] entonces serán unos pedantes insufribles en todo sentido, pero, en especial en la cama.
Pasa desapercibida la increíblemente sencilla solución del miedo al ridículo que nos ofrece la humildad, y si ésta no es fácil de percibir es porque así como muchos confunden libertad con libertinaje, son más los que confunden humildad con humillación.

12] Sexo anal como Dios manda: Hay de todo, como los que gozan con la humillación y la toma de una posición "disciplinaria" por parte de la mujer [lo que uno pensaba que era algo gracioso y amplificado hasta el grotesco en cine y televisión, resultó ser cierto y comprobable trabajando en la guardia de un hospital], el deseo de experimentar cosas nuevas debe tener un límite lógico, por ejemplo, ¿ usted puede abrir el ano más grande que la boca ?: si no puede "chuparse" un tubo de desodorante, entonces no se lo meta allí o va a terminar en el hospital y, si igual está muy enamorado de su desodorante, quítele la tapa para que no se le salga adentro [¿ será posibe que aparte de masoquista sea idiota ?].
Aviso: El "Recto" no va recto del ano hasta la garganta sino apenas por unos 15 Cm., pues luego dobla para la izquierda. A partir de allí el "Colon Sigmoides" que al igual que el Recto "no es una zona erógena" [y por eso no le causa placer a nadie de cualquier orientación sexual], es un punto muy vulnerable y al tratar de meter allí un palo de 30 Cm., no suponga que no siente placer por no haberlo introducido lo suficiente, pues lo va a perforar y eso lo desangrará hasta morir [empalamiento].
De tener algo de suerte, antes de empalarse sufrirá una pequeña pero dolorosa fisura anal que lo disuadirá de seguir penetrándose [son incontables los machos de esos que se hacen extraer las muelas sin anestesia, que después lloran suplicando en los hospitales para que les anestesien una fisurita].
Lo que sí son zonas erógenas son los elementos integrantes del aparato genital, pero aquí se ha "inflado" un mito peligroso.
Dos de ellos, la Próstata y la Vesícula Seminal, son más fáciles de tocar desde el recto [apenas pasando el ano], pero, para excitarlos no alcanza con un dedo, un consolador, y menos con un puño entero, pues si fuera tan fácil los hombres harían "cola" para que les revisen la próstata, que también se puede revisar con ecografías y con el Dosage de Antígeno Prostático en sangre, sin que ningún degenerado les meta allí uno de sus dedos [¡ maldición, me enteré de esto recién para la segunda revisación !].
Lo que sí excitaría a la Próstata es una ligera corriente eléctrica, y no voy a extenderme más para que no sumen "palos + electricidad" y para diciembre las guardias de los hospitales se llenen de "machos" con un árbol de navidad metido en el trasero.
Aunque reitero que hay de todo, en una de esas es posible lo que yo descreo, o sea que alguien pueda tener alguna vez un orgasmo anal, y la prueba es que defecando nadie se excita, aunque puedo revisar mi teoría por los siguientes dos casos: un abogado que escribió seriamente a una revista de humor para decir que no se debe mandar a la gente odiada "a la mierda" pues cagar era algo placentero, y por un reportaje a un famoso "notero" gay de T.V. que le recomendaba a su entrevistador "hacete chupar las tetas", y aunque pudo haberlo dicho más finamente, lo incomprensible es la respuesta física: evidentemente él no es gay por casualidad y tal vez tenga una sensibilidad especial en los pezones que usted y miles no tenemos al punto que cuando corremos grandes distancias, como en los maratones, debemos envaselinar la zona para que el roce de la remera no nos "lije" hasta lastimar unas atrofiadas tetillas con tan poca sensibilidad que no detectamos el daño físico hasta que es tarde.
Otro tanto vale para el abogado cagador: Para mí, la acción de defecar es dolorosa e inmunda, y jamás llevaría algo que respeto como un libro a un baño [aparte del hecho de que retorciéndose de dolor, la comprensión de textos se va a la mierda, incluso leyendo una estupidez como la sección deportiva del diario], y quizás habría que darle el beneficio de la duda a ese tipo de abogados o jueces habilitados sensorialmente para usar consoladores y obtener placer en vez de dolor.
Usted democráticamente puede decir: "tantos miles de hombres metiéndose palos en el ano, algo deben sentir", pero, millones de fumadores sintieron unas desagradables ganas de toser tras la primer inhalación, y sin embargo eso no los hizo desistir de fumar, en consecuencia las ganas de introducirse simuladores de penes analmente puede no responder al placer, de hecho puedo afirmar que si se percibe algo de placer anal es exactamente por lo opuesto, cuando la presión intraintestinal por la presencia de materia fecal o de gas metano, provoca un dolor que sólo se alivia defecando o venteando el metano al exterior, lo que produce "alivio", y no "placer" aunque sea similar, y me parece absolutamente ilógico meterse algo de dimensiones sobrehumanas por el placer que se obtendrá al sacárselo.
Un "empalado" llegó a la guardia y el tentado cirujano lo mandó a rayos X para tener un recuerdo. Mi respuesta [no era justo tener al paciente paseando y desangrándose así por los pasillos del hospital], quedó varios meses en la cartelera donde anotábamos los más graciosos furcios de los cirujanos: "Doctor, el paciente no tiene una fractura, sino un palo demasiado grande introducido en el ano".
Si ya entendió que lo de la próstata es un mito, pero insiste y golpea tratando de meterse un palo de 30 Cm. hasta apuñalarse [empalamiento], no se lo quite y llame al médico.
Quienes acudan en la ambulancia tampoco se lo quitarán para no destapar la herida y obtener una peor hemorragia, y lo llevarán así al quirófano para que se lo saquen "por adelante" pues sólo por allí podrán suturar las heridas internas y luego limpiar la contaminación abdominal causada por su materia fecal.
Si se metió una escoba por vía rectal, se la serrucharán antes de meterlo en la ambulancia, entonces, pídale al médico que tire el resto en la calle, o cuando su familia llegue y no lo encuentre a usted pero encuentre una escoba serruchada, va a sospechar algo.
Si está determinado a "experimentar", busque en el diario a uno de esos sujetos que ofrecen sus penes de 25 Cm. o más de largo. Después de esto, usted no se podrá sentar por una semana, pero, ningún pene es tan duro como para cometer asesinato.
Antes nadie se autoempalaba [sí se empalaba a otras personas por venganza], pero, por culpa del mito y del S.I.D.A., muchos se mueren por esto, y después sus familias se mueren de vergŁenza [el miedo al S.I.D.A. casi creó la industria de los juguetes eróticos, de los que también hay para los que gozan recibiendo latigazos e incluso para quienes gozan cuando los dejan con el ano inflamado un par de días, pero, nada que ver con la próstata].
Las que sí pueden asesinar son esas locas que le pegan a la gente que paga para que les peguen [no sé quién está más loco].

13] El sexo anal y las mujeres: Imaginen la típica pasarela de los desfiles de modelos ocupada por un par de hembras desnudas que avanzan tomadas dulcemente de la mano. Una es una hembra humana [imagine a la modelo que usted quiera pero argentina, o sea diferente a las escuálidas europeas], la otra es su prima evolutiva: la hembra del chimpancé.
Son parecidas, pero, la humana llevó a un extremo insuperable la estilización de su cuerpo: perdió el pelo corporal y adquirió una hermosa melena, tiene una nariz tan pequeña como inútil pues casi perdió el olfato, tiene los pies más lindos pero también inútiles comparados con las casi manos de los simios.
Las dos modelos de hembras han llegado al final de la pasarela, dan la vuelta e inician el camino de regreso. Ahora podemos ver que a diferencia de otros animales ambas han perdido la cola, pero, salta a la vista la mayor diferencia de todas: la hembra humana tiene unas nalgas absolutamente injustificadas y a contramano de su política de "estilizar" todo su cuerpo [¡ ni que pasara tanto tiempo sentada !], ¿ se puede saber por qué ha evolucionado eso en las humanas pues ni sus machos [excepto los hombres bosquimanos], ni tampoco los simios tienen algo así  ?
Creo que eso le evolucionó como un mecanismo de defensa para no estar siempre embarazadas e indefensas ellas y sus crías menores [pues el macho las abandonaría para buscar a otras hembras no-preñadas]. La hembra-sapiens gracias a él nunca dejó de satisfacer sexualmente a su macho protector, individuo al que cuando nació la humanidad había muy pocas cosas con la que atraparlo [las mujeres todavía no cocinaban].
Para colmo, la mujer no sabía de la causalidad "coito-embarazo", y sólo la defendió la estrategia de pervertir sexualmente al macho gracias a su redondez posterior, y por eso las nalgas de la hembra, y no el cerebro del macho, salvó a una humanidad naciente, con menos hijos pero mejor cuidados.
La consecuencia lógica es que cuanto más sexópatas sean los hombres de una sociedad, mejores nalgas tendrán sus mujeres [excepto por los hotentotes con una mutación muy desafortunada], y por la misma razón, cuanto peores traseros tengan las mujeres de una sociedad [como las orientales], pese a no tener machos muy fogosos, padecerán superpoblación.
En los primeros tiempos, aberraciones sexuales como la violación temprana de menores matarían a las jóvenes hembras [tras la misma violación o tras su primer e inoportuno parto] y eso hubiera acabado con la especie humana mucho antes de inventar la rueda, si no fuera porque los varones adolescentes también tienen lindas nalgas. Es más, tal vez toda la inteligencia y creatividad humana básicamente masculina, no sea otra cosa que la respuesta evolutiva de los hombres para evitar que los más fuertes usen de juguetes sexuales a los más débiles o pequeños.
Bueno, dejando de escribir pavadas especulando sobre esto, recuerden que es muy en serio [ver tema 05, punto 6] que el coito anal debe ser un tema de Estado para controlar especialmente el aumento de la población carenciada.
Obviamente el Estado no lo va a hacer y por eso debe crearse una O.N.G. femenina en favor del coito anal, aunque las feministas lo consideren denigrante [es válido su punto de vista pues el coito anal es injusto en tanto sólo le reporta placer al macho, e incluso es antihigiénico y hasta le produce dolor a la mujer], pero, si evolutivamente eso ya está allí, no veo por qué no optimizar la función social de este accesorio femenino.
Como ya he propuesto tener una educación separada entre hombres y mujeres, a las adolescentes bien se les puede enseñar sexo explícito, mientras que a los varones de la misma edad se los debe poner a estudiar matemáticas, lógica, historia, etc. [hagan lo contrario y los volverán locos a ambos].
Los ejercicios para obtener mejores nalgas y para elastizar sus anos previniendo fisuras al ser penetradas con penes sobre lo standard, es algo muy útil para aprender a los doce años pues eso no va a volver ni más ni menos promiscua a ninguna niña [de hecho el tema las asustará un poco], para saber convencer o seducir en situaciones de riesgo, defendiendo a su vagina con su ano o incluso su boca, sin desmoronarse psicológicamente para toda la vida [un costo inaceptablemente alto que se viene pagando desde el año cero]: ¡ aceptemos lo miserable y animal del macho para, comprobado que todas las justicias del hombre hacen muy poco para castigarlos, enseñarles a las mujeres cómo hacer un "control de daños" a priori !, para que entre varios problemas insolubles por la fuerza, al menos puedan optar por el mal menor.
En cuanto a la relación sexual anal propiamente dicha y ejecutada con propiedad entre actuantes de diferente sexo, he hecho una investigación superficial pero de resultados preliminares contundentes: ¡ todo el mundo lo hace mal !: Partamos del hecho de que aunque se las escuche gemir como poseídas, si ni se puede comprobar la veracidad de los orgasmos vaginales [el casi infalible es el del clítoris, y por eso es allí en donde se masturban], menos se puede autentificar el goce anal.
Asombrosamente más de la mitad de las veces las mujeres no llegan a ningún tipo de orgasmo intentándolo vaginalmente, y en consecuencia es ridículo intentarlo por ano o garganta [y bizarro que una mujer aulle cuando se le eyacula en la cara, placer que supongo se produce por el dinero fácil que le proporcionará el dejarse hacer eso], aunque todos estos juegos "periféricos" sean finalmente incentivadores del orgasmo natural.
Literatura, cine, y video, trabajan sobre la ficción, y si los hombres "ficcionan" sobre sexo después, ellas mienten durante. Aunque hay que ser idiota para no percibir el aceleramiento cardíaco que se produce durante el orgasmo real, nunca en el fingido, comprobable sin la necesidad de tomarles el pulso en la muñeca pues puede hacerse disimuladamente apoyando la mejilla izquierda del varón en el cuello de la mujer.
Anatómicamente las mujeres no tienen la dilatación anal necesaria, ni tampoco la mucosidad intestinal sirve como la lubricación de la vagina, por lo tanto el coito anal requiere de lubricantes y consoladores delicados para usar previamente, más una vasija chata [palangana], porque si se tiene la suerte de tener una mujer permeable a los placeres anales, el bombeo les hará perder el control de los esfínteres y se orinará en la cama [por el mismo motivo que hace difícil retener la orina cuando se defeca].
Una vez conseguidos estos elementos se debe proceder con cuidado a la penetración para no lastimar de entrada [el intestino siempre queda dañado cuando se lo usa para lo que no está preparado] porque el asunto es que dure un buen rato y, en lo posible, que la experiencia se repita en el tiempo, pero, no en una misma noche algo inevitable pues la mucosa intestinal no está diseñada para ese zarandeo e inevitablemente se inflamará.
A continuación recomiendo hacer lo opuesto que hacen las mujeres: ¡ incorpore a la mujer para que abandone la posición de "perrita", para que los ejecutantes queden ambos de rodillas, con las piernas abiertas [y la chata en posición por si se orina] !
La espalda de la mujer debe reposar sobre el pecho del hombre [como abandonada], pues en pose de "perrita" con la cabeza más abajo que las nalgas, jamás tendrá un "bajón de presión" como el que puede tener erguida, sobre todo si se le muerde el cuello del lado izquierdo pues ¡ no hace falta estrangularla, porque el cuerpo regula la presión sanguínea en el cuello !, [sí, los "estrangulantes" buscan el bajón de presión, y no la muerte].
La frecuencia sugerida para el "bombeo" y "profundidad" son el "in crescendo" y la "obediencia debida", pues ella manda siempre, excepto cuando dice algo como "¡ me estás matando !", porque en una de esas quiere decir que la está pasando bien [incluso puede gritar obcenidades de tipo sadomasoquista para autoexitarse], entonces siga igual hasta que se lo diga por segunda vez, o lo acuse de ser un bruto que la está lastimando, y así ya no le queden dudas.
Cuando ella pierda el control y se orine, quédese en el fondo y hágale un suave "vibratto". Abandone el manoseo de sus pechos para darle un fuerte abrazo sin dejar de mordisquearle el cuello [obviamente es recomendable que ella se abstenga de orinar un rato antes], no diga nada y manténgase así hasta que ella le diga que terminó de vaciarse.
Lo que ella experimentará definitivamente no es un orgasmo, a no ser que coincidan por estimulación del clítoris que es el único garantizador de orgasmos femeninos que existe.
Es más importante que nunca el uso del preservativo por los parásitos intestinales, hongos perianales, y las conocidas enfermedades venéreas. ¿ Sabía usted que la circuncisión no se debe a causas religiosas, sino sexuales, en especial zoofílicas, porque al no estar la cabeza "despejada" la dificultad para higienizarse de la materia fecal de animales infectos le pasaron al hombre hace miles de años enfermedades como la sífilis ?

14] Retomando lo de los "equipos no standard", ¿ el tamaño importa ?: Otra vez surge la duda de por qué la evolución hizo algo tan sofisticado para que funcione mal siendo más sencillo tener un pene que funcione con un hueso movido por músculos, mismos que se puedan ejercitar para engrosar como los brazos de los fisicoculturistas [¿ no son sospechosos tantos músculos ?].
Hay que tener en claro que durante el acto sexual están activados todos los sentidos [vista, oído, olfato, tacto y gusto] y que todos ayudan a tener una buena y duradera erección, algo tanto o más importante que tener un buen equipo.
Hay un método para hacer crecer el pene [lea el Kamasutra, en especial es entretenido leerlo en pareja], y yo he descubierto otro para el que faltan unas páginas [punto 21] y, no olvide llevar el registro de las cosas que le malogran la erección y de las que le ayudan, desde los aromas del ambiente, el perfume de su pareja, etc., o las cosas que ve como lencería, películas, y las cosas que escucha como gemidos y suspiros, las cosas que degusta como licores [el alcohol desinhibe a las mujeres, pero, al hombre le produce somnolencia] y, en síntesis: ¡ pero claro que el tamaño es importante, pues se ahorra todo lo que le acabo de describir !

15] Sobre los sabores: Una cena "exótica" pero que no sea pesada resulta ser de lo más recomendable [en especial si después no hay que lavar los platos]. Con el tiempo y su curva de Bred se dará cuenta de algunas cosas como que no todos los organismos son iguales, por ejemplo, a mí me enloquecen los crustáceos y demás frutos del mar que resultan ser ricos en zinc lo que no es casualidad pues mi organismo demanda mucho zinc y, si usted se desespera por el jugo de naranja tenga por seguro que su cuerpo necesita más vitamina "C" que el mío, de la misma forma el que detesta la comida grasosa es porque seguramente su hígado no puede procesar y eliminar a esa grasa, por lo tanto no la ingiere, y así se explican las extrañas adiciones a comer apio, berenjenas, espárragos, etc.
Tengo adicción por las berenjenas que, indefectiblemente, me hacen doler la cabeza al minuto de comerlas [mi madre que era quien las preparaba las bautizó "el venenito de Claudio"].
Recuerdan al nervio vago y su rama intracraneana hacia las meninges [la bolsa en la que está metido el cerebro], pues bien, pese a que siempre me han dicho que ese dolor se debe a que las berenjenas con todo su condimento me afectaban el hígado, correctamente supuse que lo que me debería doler era hígado y no la cabeza que si duele es por orden y culpa del nervio vago.
La explicación definitiva me llegó al enterarme de que las berenjenas tienen un poco de nicotina y resulta que yo siempre he detestado con el alma y desde mi más tierna infancia que se fume en mi presencia.
En realidad, para más datos y por si a usted le pasa algo similar y no sabe a qué se debe, resulta que no detestaba al humo con el alma sino con los ojos pues siempre tengo micro úlceras en el borde externo del iris, o sea unos agujeritos que sólo se ven con lupa entre la parte de color y la parte blanca del ojo, por los que si alguien pela una cebolla en el cuarto piso y yo me pongo a llorar en el segundo y, obvio, si algún fumador hace que su humo se meta en esos agujeritos me provocan un fuerte y duradero ardor. La causa, además de los sucios fumadores hinchapelotas y de un reflejo condicionado que me hace llorar al apenas sentir el olor de un cigarrillo, es que la nicotina antes de entrar al pulmón ya está secando los ojos por contacto [vean los ojos opacos e irritados de los fumadores] y todo agravado por una deficiencia de zinc en mi organismo.
Así yo sé qué comer [una ensalada y salmón a la parrilla con papitas noisette o un lomo al champignon] y qué no hacer ni permitirle hacer a mi pareja ni antes ni después ["apagá ese maldito sahumerio", y "fumá cuando estés con el otro, porque me banco los cuernos pero no el humo"].
Para la mayoría será al revés, o sea, comer cosas grasosas, repetir el plato, tomar vino, fumar como beduinos y encender sahumerios y, si les funciona, sigan adelante pero después no se pregunten por qué les va a casi todos tan mal en la cama después de haberlo hecho todo "bien" según los milenarios consejos de la pelotuda sabiduría popular.
Los vegetales tienen ventajas por su fácil digestión [una digestión pesada provoca somnolencia] pero también las carnes rojas en su justa medida, por relacionarse con el mejor aprovechamiento del oxígeno durante el acto sexual.
Sobre la cuestión de los aromas de la comida, la carne asándose [vacuna o de pollo], es un excitante natural que abre el apetito, el deseo sexual, y hasta el buen humor [esta predisposición puede arruinarse porque quizás la comida resulte estar mal hecha, cruda o sobrecocida, pero, es muy difícil hacer mal el olor]. De hecho, el hombre es omnívoro pero con ascendente en carnívoro y si no fíjense en lo felices que son nuestros niños en los Mc Donald's donde principalmente se les sirve carne, berreta, pero carne.
Sorpresivamente cocinar es tan importante como comer y digerir: A algunas personas les gusta ser servidas, a otros les agrada servir y agasajar en sus propias casas, y a otros les gusta hacerlo juntos y experimentar variantes nuevas. Vale todo.
Azufre: Cebolla, ajo, ajíes y todos los vegetales muy aromáticos son ricos en azufre y contraindicados para personas con úlceras y problemas digestivos y, aunque sean personas sanas, también les traen problemas a las personas con olfatos más sensibles [por ejemplo a los no fumadores], por lo tanto, a ingerirlos con moderación o a comer los dos lo mismo para que el aliento de la pareja no resulte fatal y frustre el inicio de los juegos sexuales [el mal aliento es una baranda que no se puede cruzar].

16] Afrodisíacos: Así como el azufre es el anti-afrodisíaco, no hay que revisar la tabla periódica para buscar al elemento opuesto para sazonar a las comidas experimentando cosas raras si ya todos sabemos la importancia que tiene el cloruro de sodio [sal].
Otras sales como las de magnesio ayudan y previenen los calambres y en general todas las sales [incluidas las digestivas y las sustitutivas del sodio como las sales dietéticas] causan retención de líquidos, eso hace que la piel esté más suave y menos pegajosa y sudorosa.
La piel humana es muy rica en sales, hormonas y vaya uno a saber cuántos otros productos químicos [asombra que haya tan poco canibalismo] y unos diez minutos después del baño cuando la piel finalmente termina de secarse por absorción ya que una parte del agua del baño se quita por medios físicos [que es lo que se hace con una toalla] mientras que a nivel microscópico la piel sigue mojada y las células epiteliales profundas que son las que están vivas tardan ese tiempo en "bebérsela", bueno, después de esos diez minutos su pareja está para comérsela [una persona más joven está a punto más rápido, por ejemplo, habrá usted notado que las madres se divierten mordisqueando a sus bebés sólo un par de minutos después de secarles el agua del baño, pero, nunca lo hacen cuando están mojados].
Por esto debe dejar de ilusionarse con los afrodisíacos pues para su paladar humano lo único que funciona es la misma piel de su pareja humana y entre los recursos gastronómicos la única piel aceptable es la del pollo que es muy grasosa y no hay estudios serios sobre la piel ni del pollo, ni de la gallina, y si le gusta la piel del pollo por algo será, entonces, haga sus pruebas y lleve un registro en su curva de Bred [si quiere úntese el pene con grasa de pollo y después nos cuenta, porque yo no pienso hacerlo].
Cuando sostengo que su pareja está "para comérsela" usted sabe que en realidad lo que se hace es saborearla con la lengua y sólo mordisquear de puro vicio.
Bien, una de las cosas adicionales y absolutamente extrafuncionales de tener lengua es para usarla en el acto sexual: la lengua sirve en el proceso de masticación, obviamente en el de degustación y en el del habla, pero en ningún libro de anatomía se cita su función sexual, lo que convierte a este órgano en el más polifuncional del cuerpo humano, seguido muy de lejos por la nariz [respirar y olfatear], el pene [orinar y eyacular].

17] Sexo oral no humillante para la mujer: Sobre el final del texto me enfocaré sobre lo humillante, pero, primero lo primero. El verbo correcto para usar es "lamer" [y no "succionar" como prefieren los abogados, policías, y periodistas] lo que para las mujeres es algo sencillo pero que hacen mal pues con los años, de tanto ponerla y sacarla se pierde sensibilidad en la cabeza del pene, y la parte ignorada más sensible pasa a ser el "valle" o escalón que hay entre la cabeza [o glande] y el cuerpo del pene, lugar oculto por un pliegue de piel que no existe en la cara opuesta del pene, o sea la del frenillo, que queda de frente a una mujer colocada entre las piernas del dueño del pene.
Así el clásico sexo oral "pistoneando" de frente debe cambiarse por una más exitante lengüeteada perpendicular sobre esa zona, sin la menor necesidad de introducir al pene en la boca, evitando que la eyaculación termine adentro de la misma o, por defectos de puntería, en la cara y ropa de la mujer. Lo más increíble es que ningún hombre se quejará si en vez de usar la lengua la mujer usa un dedo para frotar la zona como si estuviese tocando un violín, porque un dedo permanentemente ensalivado [para que no se trabe] raspa mejor produciendo un placer más intenso que la lengua que directamente resbala. Esto puede parecer una imbecilidad, pero, como la mayor cantidad de sexo oral lo practican las mujeres en horario laboral lejos de sus maridos, así podrán ahorrarse la humillación de quedar manchadas y ser sorprendidas. Esto es todavía más práctico para los deplorables casos en los que deba acceder a prestar favores sexuales por presiones laborales, y ahora sí que esto es humillante en serio, pues bien: lamento mucho esta situación que no dejará de ser humillante, pero, será más limpia y fácil de mantener oculta, y no se discute que una vergüenza es peor al ser pública [de nada].

18] Cunninlingus: Indiscutible y afortunadamente para muchos, el orgasmo no es cuestión de dimensión sino de acción, y es muy fácil mover la lengua cuyo tamaño no importa [y si tiene problemas opérese el frenillo sin miedo pues la cirugía no dura más de cinco minutos].
El clítoris manda y no pocas veces se retuerce de placer ¡ y desaparece !, entonces, la única que lo puede encontrar es su dueña, así que tenga un poco de humildad [aunque parezca que ni sabe chupar] y pídale a su mujer que lo oriente [le va a servir de entrenamiento para cuando intente encontrar el punto "G" como se desarrolla más adelante]: "para allá, para abajo, así, para acá, etc." [no hacen falta ilustraciones ni planos, pues incluso con mujeres grandes, nunca nadie se ha extraviado en esa zona].
En realidad todo lo que encuentre es chupable excepto el meato urinario y básicamente es un juego aburrido que debe jugarse por caballerosidad o para darle descanso al pene y dejarlo recuperar oxígeno y, no se olvide, antes de usar la lengua siempre es prudente hacer "tacto" para asegurarse de que las apropiadas disposiciones ginecohigiénicas hayan sido adoptadas.

19] La cocaína puede absorberse por las mucosas, pero, si después usted mete allí la lengua, ésta se le va a dormir igual que si chupara un anestésico, por lo tanto incluso siendo drogadicto, no la use simplemente por ser una técnica sexual incorrecta.
Para el sexo las únicas drogas que probadamente sirven, y son de uso libre, son las que evitan el sueño como la cafeína y otras incluidas en algunos remedios contra los resfríos como la efedrina, que ahora se hizo famosa, y la fenilpropanolamina que en U.S.A. se prohibió justo antes de salir a la venta el Viagra [¿ no es sospechoso que después de tanto tiempo descubran, justo ahora, que hace explotar el cerebro ?].
Ahora bien, la "inocente" cafeína que se recomienda, en algunas personas causa irritabilidad, insomnio y ansiedad, por lo que habría que incluirla dentro de las drogas peligrosas prohibidas para jefes o subalternos con personal a su cargo.
Todo lo que usted haga gracias a no quedarse dormido dependerá del cuidado de su salud y su inteligencia. El hombre es el ser más inteligente de este planeta, o al menos lo es si supera la adolescencia, por lo tanto, es mejor amante que cualquier otra bestia más poronguda o eyaculadora [y, hablando de inteligencia, recuerde con modestia que los insectos evolutivamente fueron mucho más inteligentes al decidir pasar toda la adolescencia durmiendo encerrados en un capullo aislados del mundo] .

20] La simultaneidad de los orgasmos: ¿ Por qué la naturaleza no dotó al hombre de un semen con una droga "orgásmica" para beneficio de las hembras ? Ni idea, ni tampoco sé por qué ventaja evolutiva el pene se desconecta después del orgasmo dejando muchas veces sin orgasmo a la mujer y todavía menos sé por qué en medio de semejante diversión vienen a aparecer las ganas de dormir si el esfuerzo físico fue mínimo.
Tenga paciencia y regule su esfuerzo físico hasta que su compañera quede saciada tras cuatro o cinco orgasmos para finalmente eyacular de una sola vez porque va a gozar cinco veces menos que con cinco orgasmos, pero, su pareja no lo cambiará ni por seis hombres garantizándole tener más sexo.
Hay hombres multi-orgásmicos, o sea que pueden tener varios orgasmos antes de tener la primera eyaculación, y el proceso puede ejercitarse, obviamente practicando la retención de la eyaculación masturbándose reiteradamente varias veces por día y durante años [como se ejercita cualquier deportista exitoso] haciendo fuerza para no eyacular hasta conseguirlo.
Lo que a la larga se aprende sin tantas manipulaciones es a regular la excitación para que no haya un orgasmo masculino antes de varios femeninos [curiosamente una buena ayuda es no hacerlo con mujeres despampanantes y gritadoras], y sobre la cuestión de regular, ¡ regule su autopropaganda !, y si quiere exagerar que sea entre amigos, pero no le mienta a su pareja pues si está bien dotado quedará como un duque, y si está flojo podrá compensar el faltante con algo de esfuerzo y creatividad.
No olvide lo que ya expuse sobre las rutinas, si lo deja trabajar sólo, el cerebro inconscientemente va a hacer hasta una rutina del acto sexual en beneficio propio buscando el mayor goce posible realizando el menor esfuerzo, por ejemplo, el famoso "macho cabrío" tiene cien relaciones sexuales seguidas y eso es posible porque casi no tiene desgaste físico: la pone, eyacula, y la saca, todo en menos de treinta segundos.
Afortunadamente para la mujer el hombre "pensante" supera al hombre "animal" [hasta el punto "G" fue encontrado por un ginecólogo, y no por un "striper"]: el toro es famoso por el tamaño de su pene, y bien ¿ son acaso famosos los orgasmos de las vacas ? pues no, la vaca sigue comiendo pasto con su habitual cara de aburrimiento y no dice ni "mu" mientras el toro le introduce un pene más largo y grueso que un brazo humano ¿ y qué va a hacer, ponerse a aplaudir al toro que ya acabó y se la sacó en menos de tres minutos ? [dan ganas de pegarle por estúpido y desaprovechar semejante atributo].

21] ¿ De qué se ríe la hiena ?: En un principio se pensaba que eran hermafroditas pero luego se descubrió que las hembras tenían un clítoris tan largo como el pene del macho [y encima no tienen que usarlo para rendir "examen" sexual ante nadie].
¿ Los negros tienen penes más largos ?: Sin dudas, pero los pigmeos también son negros y al final el resultado es un digno empate estadístico, además, no tienen erecciones proporcionales... por suerte [el libro de los récords le valida el pene más largo a cierto caballero africano, que de tan largo... ¡ no podía tener erecciones !].
¿ Los latinos somos más fogosos ? Sí, apenas, comparando el consumo de profilácticos o la cantidad de hoteles alojamiento entre países latinos y anglosajones, la supremacía no parece ser tan pronunciada como la que declaran las mismas mujeres anglosajonas que, al final, se casan con anglosajones blancos.
En cambio sí se puede afirmar que la mujer blanca [kilo por kilo] es la más tetona, que la latina nunca va a tener problemas para sentarse, y la china no los tendrá para quedar preñada.
Una cultura se vuelve puritana para disimular sus faltas y no para exaltar sus virtudes. De forma opuesta los hindúes deberían ser los mejores amantes, sin embargo, no pasaron la prueba de ser tan aceptados internacionalmente como lo hicieron sus técnicas.

22] Los 45° y el punto "G": En muchas mujeres inexistente [más bien: profundo], encontrar al "G" no es otra cosa que exitar el clítoris desde atrás y obviamente cuanto más fina sea la separación entre este y el interior de la vagina más efectivo será exitar varias de las miles de terminales nerviosas que llegan al clítoris. La mejor posición para encontrarlo es bajo el control de la mujer, o sea con ella de rodillas sobre el hombre acostado.
Tal vez "involucionando" en la especie humana [tarde para descubrirlo], o que se trate de algo que tuvo que haber sido ejercitado en la juventud para que se desarrolle [o sea un "callo" de las que fornican mucho hecho de nervios, que no se sabe si fueron robustecidos por el ejercicio], como que sea algo pornopsicológico, es y será un problema de las mujeres: usted acuéstese, mantenga su erección, retrase todo lo posible su eyaculación cambiando de pose para tomarse pequeños respiros si la mujer con la que está lo sobreexcita demasiado y, sobre todo, no se duerma antes que ella.
Esta no sólo resulta ser la mejor posición para los que, como yo, están operados de una hernia de disco lumbar, sino que además permite otra cosa: Si usted analiza la estructura de su miembro verá que tiene dos segmentos uno con su piel propia y otro en donde la piel que lo recubre no es propia sino que corresponde al escroto o bolsa de los testículos.
Dividámoslo en tres segmentos imaginarios. Comenzando en su nacimiento casi junto al ano, hay un primer segmento intra-escroto en el que éste se dirige hacia arriba y adelante pegado al pubis, mientras que la segunda sección que es la parte colgante, va desde que sale del escroto hasta el glande [lo que todos llaman "cabeza"] que es la última y más sensible parte de todas.
Pues bien, durante la erección las tres partes se "inflaman" pero los diez centímetros intra-escroto no pueden ser introducidos en la vagina cuando a muchos buena falta que le hacen esos centímetros y, lo que se debe hacer todos los días al bañarse es masajear [no en forma masturbatoria] la zona de unión entre el primer segmento del pene y el pubis, o sea la parte en la que esta pegado, haciendo "pinza" con los dedos pulgar e índice y utilizando el movimiento típico para hacer "bolitas de moco" [esta parte del libro es toda una chanchada, por lo tanto, adelante con el ejemplo de la bolita de moco] obviamente se debe hacer esto para que la parte ligamentosa se ablande, elastice y despegue, de la misma forma que las tribus africanas se ponen cosas pesadísimas en las orejas y éstas se les estiran.
Imagínese cuánto mediría su pene si en vez de colgar desde un poco debajo de donde está su vello púbico [ese matorral de pelos inútil, desprolijo, y despeinado], colgara desde donde nace y, hablando de nacer: ¿ nace aquí una nueva cirugía plástica ?
Esto es recomendable pues, si la mejor pose para su pareja es sobre usted, con su pene más despegado del pubis y usando una posición inclinada hacia atrás, la mujer puede disfrutar de dos centímetros más de pene con apenas una semana de ejercicios [de nada] sólo que la erección en vez de estar en 45° hacia el ombligo del hombre, lo estaría apuntando hacia las piernas y por lógica además de más largo, el pene estaría haciendo fuerza para apuntar hacia el ombligo presionando sobre la pared anterior de la vagina, ¡ donde le dijeron que está el punto "G" que usted nunca encuentra !
Atletas sexuales y superdotados hay en todas las razas y sus éxitos no pueden deprimir a cientos de personas. Gracias a Dios y para que usted se despreocupe del tamaño de su pene, el centro del goce femenino está afuera de la vagina que, de paso, tampoco es un tubo a rellenar sino una cavidad virtual a la que todo le viene bien: un orgasmo obtenido gracias a un pene de 15 Cm. es igual que el logrado con uno de 25 Cm. y, son preferibles dos orgasmos de 15 Cm. que uno de 25 Cm.
Por cierto, como los cinco sentidos influyen, esos 25 Cm. quedarán grabados en las retinas de las mujeres para toda la vida, y habría que aceptar que el tamaño importa y mucho, pero, aunque se puedan apreciar esos 10 Cm. de cantidad, es imposible diferenciar entre la calidad de esos orgasmos: Dos orgasmos son siempre más que uno, y aquí el hombre que supo enamorar a su mujer puede derrotar al superdotado.
Si se observa a los otros animales se verá lo incómodo y forzado que es tener sexo sin manos para sujetar a su pareja. Entre humanos esa posición obliga a ponerse de rodillas y es óptima para acariciar los senos de su pareja, pero, el clítoris se ve poco comprometido, la lengua no se usa, y sin embargo es una posición muy requerida por las mujeres a las que nunca se entiende qué quieren del sexo [tal vez con esta posición, por no verle, puedan imaginar que están con otro hombre más atractivo], por lo tanto, actúe de macho que hace "de prepo" lo que quiere casi abusando de su superioridad física [rara vez sexual], pero, también pregunte qué es lo que ella quiere y no deje de probar la de los "45° invertidos" y no sea exagerado porque en los primeros días sólo va a llegar a los -10° en la parte baja del pene y no haga nada que le resulte doloroso o la parte ligamentosa se pondrá más fibrosa y dura. Los -45° bien de raíz sólo los va a conseguir con tiempo de trabajo sobre un pene que seguirá "abananado" y saliendo del escroto no va a apuntar en -45° sino en +45° hacia el ombligo como siempre y, si el ejercicio de hacer "bolitas" no le funciona de entrada, tenga perseverancia, o pruebe con no hacer nada como hasta ahora [los jóvenes tendrán más éxito por no tener los tejidos tan "curtidos"].
Lamento haberle sumado a su problema con las reglas crueles [hay unas muy graciosas modificadas con centímetros más cortos para medir penes y arrojar una longitud mayor a la real], la novedad de tener que hacer el acto sexual con un transportador para medir los grados de inclinación peneana: ¡ hombre, no sea tan pelotudo como para convertir una ayuda en una tortura !

23] El anillo "A": Punto "G" [por el Dr. Gräfenberg], punto "Y" [en el fondo de la vagina], ¿ y ahora hay otro punto "C" ? [por Claudio].
Bueno, no es un punto sino una zona por lo que lo correcto sería llamarlo anillo "C": Anatómicamente se encuentra en el borde externo de la vagina por lo que no puedo decir que yo lo he descubierto porque muchos otros han pasado antes por allí [el asunto es qué hacer allí].
La entrada de la vagina tiene un ancho virtual que varía en cada mujer [tan variable que por allí salen bebés], y en situaciones normales tiene un ancho virtual máximo, y otro ancho virtual "forzado" y, si uno tiene un pene que excede el ancho normal, igual se puede forzar la penetración, pero, la mujer sin dudas se quejará por sentir dolor.
En un punto aceptablemente medio, o sea una vez superado el ancho normal, pero, sin llegar a forzar tanto que la mujer sienta dolor, se enciende el anillo "C", y la diferencia es que la mujer obtiene un orgasmo mucho mejor y en vez de quejarse dice cosas como "¡ me estás partiendo al medio !", algo límite entre el dolor y la admiración, que rara vez se finge, pues usted sabe con qué cosa la está penetrando.
Por si tiene dudas, hay una especie de "apnea del coito" delatora, o sea una respiración entrecortada involuntaria que no parece natural [dude si los sonidos de los jadeos y el orgasmo parecen hechos con un metrónomo].
La recomendación no puede ser "caballero, engrose su pene antes de penetrar" [¿ conoce el chiste de la pareja swinger de extraterrestres ?], ni tampoco, "estimada dama, en vez de "fellatio" hágale una "inflatio" y la solución creo que podría venir con alguna ayuda artificial como una "muñequera" como la que usan los tenistas pero hecha de siliconas y para colocar en el tercio inferior del pene [más delgada en el borde anterior y más gruesa en el borde pélvico, que luego sería cubierta por el profiláctico para evitar que se desacomode con el zarandeo].
Un poco de presión en esa zona le ayudarán con su erección, el ancho agradará a su mujer, y la pérdida de sensibilidad en el tercio inferior es ignorable pues todo su placer proviene de la punta y no de la base del pene.

24] Las 21:00 Hs.: Un buen amante no necesita saberse el Kamasutra de memoria. La pareja debe dividirse el trabajo y, si el hombre tiene un ordenado y completo banco de herramientas para reparar cualquier desperfecto en su hogar, la mujer bien puede ocuparse de tener su "mesa de luz de herramientas sexuales" [le conviene empezar de "cero" con cada hombre, actuando de "ingenua", o sea: no lo intimide de entrada con el diploma de un Master en sexo interracial colgado sobre la cabecera de su cama].
Sobre las técnicas y las diferentes posiciones, ¿ cómo son posibles tantas poses si la vagina tiene una sola entrada ?
Siendo lógicos y metódicos, lo único que puede hacer el pene es "rotar" la forma de penetración. Imagínese el cuadrante de un reloj y a su pene como una de las agujas del mismo: si su pene apunta hacia el techo para que su pareja se ubique sobre usted, esa es la posición que marca las 12:00 Hs. y si la mujer está en la posición clásica y usted se coloca sobre ella, entonces su pene marcará las 18:00 Hs., y así quedan dos posiciones laterales [cucharitas], a las 15:00 Hs. y a las 21:00 Hs. [yo me canso mucho a las 15:00 Hs., que lo investiguen los sexólogos, pero creo que es por culpa del hígado].
Ahora bien [y dejando en claro que cada pareja puede reinventar la pose que mejor optimice su placer de acuerdo a la forma de sus respectivos órganos sexuales], pruebe con las 21:00 Hs., pero no en "cucharita", sino frente a frente [que la mujer quede del lado hepático] abrazándolo con su pierna izquierda y sujetándolo por la cintura con ambas manos para que ella haga el movimiento pélvico que más le favorezca y manipule el cuerpo de su hombre para ayudarse [que el esfuerzo físico lo haga ella].
Aunque el brazo izquierdo no le quede en una posición muy cómoda salvo para tomarle la cintura, le quedará su mano hábil para juguetar, y también resulta ser una muy buena posición para intentar el desquicio "tántrico" que demanda como mínimo una hora sin eyacular [tal vez cuando tenga más edad], porque permite autocontrolarse mejor [alguien de dieciocho años puede llegar a explotar si intenta hacer esto].

25] ¿ Por qué no se puede hacer crecer el pene con ejercicios ?: Los indios [de India] tienen entre sus muchos templos uno de adoración al "lingham" que es un monolito con forma de poronga de dos metros de altura y cuyos monjes son sometidos de niños a un tratamiento como el ya comentado de las orejas de algunos pueblos africanos, colgándole pesas en el pene [y piercings] que así termina midiendo más de medio metro pero quedando "de adorno" porque el tejido del cuerpo cavernoso se transformó en algo fibroso y no eréctil [o sea que nunca tendrán erecciones].
Si usted se maravilló por lo bonitos y redondos que son los senos de las chicas indias como Apsara [según los bajorrelieves de sus templos dedicados al sexo en Khajuraho], seguramente no observó o interpretó mal a esas cosas finitas y ondulantes que cuelgan entre las piernas de los hombres, creyendo que eso era un adorno [incluso confunde el que no termine en forma de "corcho de champagne" sino en algo que parece un "moñito", que creo que es porque sin eso no les sirve ni para controlar la orina].
Pobres niños, y pobre de usted si trata de "estirar" su pene [yo recomiendo "despegar"] pues toda maniobra que mate células del cuerpo esponjoso [ya sea por micro desgarros o micro hemorragias] hará que su organismo las reemplace con tejido fibroso [como el de las cicatrices] un tejido duro, pero, no eréctil.
A no desesperarse: Si ya le inventaron el "Viagra", en cualquier momento le sacan a la venta el "Viagrandador", así que trate de no estropearse lo mucho o poco con lo que está equipado esperando el momento en que los científicos liberen al hombre de la esclavitud del tamaño y finalmente una comunidad de hombres iguales [de allí abajo] gobierne al mundo.
 ¿ Se imaginan la magnitud de la ola de divorcios, que ya es récord desde la salida a la venta del Viagra, si llegan a encontrar la droga agrandapenes ?
¿ Es demasiado arriesgado afirmar que la base de la familia tradicional no ha sido el cristianismo, sino los penes chicos y el bajo rendimiento sexual ?
¿ El Viagra pone en peligro al matrimonio ?: No, pero sí, si se atiende a las estadísticas que evidencian un aumento de paros cardíacos en "off side", el Viagra resulta ser un destructor de matrimonios y un creador de viudas.
El aumento de la infidelidad es imposible sin la participación de mujeres y a ellas el aumento del consumo de Viagra masculino no las vuelve más promiscuas.
El hombre "viagrado" no se ha vuelto adicto al sexo y necesita por ello recurrir a la prostitución pues ya no está en edad de seducir a las mujeres más atractivas e inevitablemente más jóvenes, pero, tiene dinero de sobra ahorrado para poder gastarlo en putas caras, y ya no tiene escrúpulos en recurrir a la prostitución pues sabe que su atractivo varonil es igual a "cero" y su mala fortuna en el rubro "tamaño" que antes lo acomplejaba, ya ha dejado de importarle.
Vista la cantidad de involucrados ya no se trata de atípicos casos de "degenerados" pues estos adúlteros tardíos sólo rinden una materia nunca aprobada: tener sexo con "diosas".
Para esta materia la ecuación más sencilla requería tener pinta, dinero, y "aguante", o sea 0-3 en contra, pues está demostrado que a la mayoría de los hombres no les "da el cuero" para seguirle el tren al rendimiento medio de una mujer, así la llegada del Viagra y los actuales niveles de pobreza que volcaron a muchas de las antes pretenciosas mujeres bellas hacia el sexo rentado, ponen la ecuación en 2-1 a favor [les resta siempre la "pinta" que incluye la superada cuestión del "tamaño"].
Adulterio o infidelidad involucran amor [y una mujer rentada puede simularlo a la perfección] aquí el hombre es inimputablemente "animal" [tema 14], y además su "rebelión" sexual es la consecuencia lógica de una vida entera de prohibirle el adulterio y de recurrir a la prostitución para variar de menú.
En realidad [pues puede parecer que esta sección es una defensa machista] el adulterio es más excitante para las mujeres que para los hombres: un amante mediocre sigue siendo mediocre con otra mujer, en cambio, una esposa "reglamentaria" se puede volver un ciclón en la cama de otro hombre, ¡ y la felicito !
La felicidad del ignorante: Esto debe ser un derecho como premio a la fidelidad conyugal, o a la discreción en sus licencias sexuales. Así el delito no sería el adulterio sino la falta de discreción, o la falta de "recursos de pirata" que lleven al desenmascaramiento del promiscuo irrefrenable.
De esta forma las próximas generaciones tendrán otro vínculo con el sexo extramatrimonial, ya no prohibido, ni penado, ni causal de divorcio [y por lo tanto menos atractivo], sino que lo prohibido será hacer sufrir al cónyuge y, estas dos cosas no son antagónicas [todos contentos: el infiel, su esposa, las putas, y los farmacéuticos].
Como este es un libro anti-depresión y el descubrimiento de una infidelidad es una puñalada terrible que se le puede dar a cualquiera y en cualquier momento porque, para mi sorpresa, hay imbéciles que les meten los cuernos hasta a las mega-diosas del cine y la T.V. [por Dios: ¿ qué necesidad hay ?], pues bien, si recuerdan el lugar común sobre la "santidad" del matrimonio, una forma de bajar el voltaje de la depresión es restarle entidad "celestial" al mismo y convertirlo en algo más terrenal e imperfecto, porque no puedo concebir que entre seres imperfectos se tengan matrimonios perfectos sino más bien emparentados con los defectos de sus integrantes, pero, donde cada parte cuida los sentimientos de la otra.

Claudio Corniola