DROGA LEGAL:


[1]
Antes que nada los drogadictos son ciudadanos y tienen derechos como el de peticionar a las autoridades, iniciativa popular, etc.
[2]
Creo que la forma más eficiente de debatir sería en un congreso de adictos que se autoconvoque [para evitar infiltrados hagan el anti doping o mejor dicho "pro doping"], y como en nuestro sistema legal no hay derechos absolutos, elaboren su propio marco legal que, para simplificarles la tarea tendría cuatro partes: una pre-legislativa referida a las leyes internas de su congreso, o sea los acuerdos mínimos para que puedan producirse debates ordenados que no terminen en peleas improductivas a los gritos [por ejemplo estas normas deberán precisar si se puede participar en los debates y hasta pedir la palabra estando drogados].
[3]
Los otros tres proyectos deberán [como los de cualquier ciudadano] presentarse ante el Congreso de la Nación que probablemente los debata antes del año de plazo fijado por ley, visto que durante la última gestión de gobierno les ha sobrado el tiempo. Estas tres propuestas serán un reglamento de comercio, uno de consumo, y uno de salud.
[4]
Comercio: Con los productores agropecuarios en la mira del gobierno "K" [todos los gobiernos siempre toman a alguien de punto para inculparlo si las cosas les salen mal] tomando la decisión de largar todo para pasarse al cultivo de la soja, imaginen lo que sucederá con los precios de la harina, pan, carne, y leche, si todos se ponen a cultivar marihuana y coca.
[5]
Además están los problemas de distribución, intermediación, importación, impuestos, y la venta de drogas con factura como cualquier actividad de comercio sin privilegios.
[6]
Consumo: Deberá decretarse una lista taxativa de drogas permitidas y prohibidas. Por ejemplo, hay drogas pacíficas como la marihuana [THC: tetrahidrocannabinol], éxtasis [MDMA: metilenedioximetanfetamina], y el poderoso ácido lisérgico [LSD: dietilamida del ácido lisérgico, un compuesto muy parecido a la serotonina] del que es raro encontrar en el mercado negro unidades que contengan más de 50 millonésimas de gramo, cuando en su furor en la década de 1960 la dosis media era de 200 millonésimas de gramo, son drogas pacíficas de baja toxicidad que no causan problemas de intoxicación, sobredosis, ni les causan problemas a terceros, con el agregado de ser sin dudas drogas de posible uso medicinal.
En oposición están las drogas como la cocaína y la heroína con todas sus derivadas, que son tóxicas, altamente adictivas, y peligrosas para el consumidor y para los terceros que generalmente son víctimas de robos y homicidios en situación de robo para obener el dinero necesario para pagar su consumo desenfrenado [o sea: el efecto de la droga sobre el cerebro no convierte a una persona en homicida, el drogado está sintiendo placer y no desea matar a nadie... es el consumidor no drogado y al que se le acabó el efecto de la droga, el que en su desesperación por comprar más sale a robar y obtener dinero como sea].
También debería instrumentarse una "defensa al consumidor" que vigile la calidad de lo que se venderá, y supongo que también deberán hacerse controles bromatológicos.
[7]
Como ya lo mencioné no hay derechos absolutos y en consecuencia deberán hacer una "lista negra" prohibiéndoles el consumo entre otros a los pilotos de aviones, choferes de micros escolares, cirujanos, menores de edad, más las penas y castigos internos [o uno de estos inconscientes producirá una masacre y los platos rotos los va a pagar toda la comunidad de adictos].
[8]
Salud: Si los adictos no se ocupan de su salud, al final se ocupará la salud pública gracias a los impuestos que pagamos los no consumidores, cuando precisamente el narcotráfico mueve muchos más millones de dólares que el presupuesto público, por lo tanto, tengan su propia obra social, cobren los impuestos o vendan los permisos para poner los locales comerciales o "droguerías" habilitadas, o directamente monopolicen el expendio y vendan la droga en la farmacia de su obra social llevando una historia clínica de cada consumidor, para que no se convierta en un adicto perdido que será un lastre para su sistema de salud.
[9]
En cada uno de estos tres proyectos de ley deberán quedar perfectamente enumerados los derechos, obligaciones, y penalizaciones, más un apartado especial para quienes delinquen para financiar su adicción, como los menores que no trabajan, o las niñas que sin los conocimientos para trabajar y sin la prepotencia para delinquir, se vuelcan invariablemente a la prostitución.
[10]
La sociedad no consumidora toma a la edad y adicciones como atenuantes para las penas que merecen recibir por los delitos que cometen, y visto su fracaso propongo que se declare incompetente en la cuestión, para que entonces decidan los adictos si a los menores de su comunidad en juicios por jurados integrados por miembros de su comunidad les corresponderán penas de mayores por cometer delitos de mayores.
[11]
La sociedad tradicional no supo manejar este problema y de hecho esto se debe a que está más orientada a dar que a quitar: da salud, educación, seguridad, y justicia, sólo reclamando impuestos y buena conducta.
[12]
Si los adictos ahora le piden algo más a la sociedad, ¿ no es lógico que le den algo a cambio ?, entonces, dróguense todo lo que quieran pero controlen o prevengan los daños a terceros, y ocúpense de sus enfermos y delincuentes.
[13]
Esto es justo para todos, por ejemplo, si un drogadicto menor de edad viola y mata a una niña, deberían condenarlo a la pena de muerte por sobredosis, queda en ustedes hacer justicia y dar el ejemplo de valentía que la sociedad espera, pues así serán reconocidos en vez de ser siempre repudiados: ¡ deben darnos algo a cambio !

Claudio Corniola




 Todos
 drogados

 Alcohol

 Política
 indirecta

 Lexotanil

 La muerte
 de Cobain

 Morgue
 V.I.P.

Todos
drogados

Alcohol

Política
indirecta

Lexotanil

La muerte
de Cobain

Morgue
V.I.P.