INFIDELIDAD, ABANDONO, Y AMOR NO CORRESPONDIDO:

1] Matriarcado: No desde mi perspectiva como escritor inexperto, sino como la de hombre con basta experiencia en serlo, mi conclusión es que ser mujer debe ser difícil como caminar con 100 kilos al hombro todo el tiempo, por lo tanto me pregunto lo que muchos de nosotros nos hemos preguntado... ¿ en qué puedo ayudarlas ?, ¿ les diseño un lavarropas nuevo que también planche ?, ¿ un auto que maneje solo ?... ¿ o tal vez nuevas y mejores leyes ?
Evidentemente muchos de los buenos samaritanos que me han precedido se ocuparon de legislar desigualitariamente a favor de la mujer para compensar el excesivo peso que llevan encima, pero, si la mujer no sabe lo que quiere, menos lo saben esos engrendros nefastos que son los hombres feministas cuando se ponen a legislar obsequiando privilegios. Por lo tanto voy a analizar una serie de hipótesis aunque las considero absurdas, para finalmente decirles a las mujeres qué es lo que deben pedirles a sus lacayos feministas en los congresos para que lo conviertan en leyes, de modo de mejorar la situación de las mujeres sin empeorar la de los hombres, porque las mujeres tienen hijos varones a los que aman y por lo tanto no quieren perjudicar.
Mi infancia fue el tiempo de mi vida en el que conviví con mi madre, mientras mi padre trabajaba hasta herniarse, y descansaba los fines de semana en su club de fútbol con sus amigos. A muchas mujeres les debe haber pasado lo mismo, y como pudieron trataron de sacar adelante a sus hijos con un padre cumplidor pero semi ausente. A otras tantas se les sumó el agravante generacional del trabajo: en la generación de mi madre las mujeres de clase media no trabajaban, a diferencia de las operarias de clase baja, y las profesionales de clase alta, mientras que las generaciones de finales de los setentas para arriba, las mujeres de clase media trabajan, mientras que las de clase baja no trabajan y reciben subsidios. Y recuerden esto: Dar regalos está bien, pero que los políticos con estúpidas ideas progres izquierdistas infiltradas nos obliguen vía altos impuestos, a regalarles parte de nuestros sueldos a quienes nosotros no hayamos elegido... ¡ sin excusas ni justificativos está mal !, con lo que le han sacado a usted, caballero, en los últimos cuatro años, le pudo haber comprado su primer "cero kilómetro" a su mujer, o en el caso de ser usted una lectora, se pudo haber comprado su propio auto sin depender de ningún hombre, excepto por su incondicional asesor paterno que sabe mucho de bujías, carburadores, y todas esas cosas chinas. En síntesis, la primera hipótesis descartada es esperar algo bueno de los políticos porque ellos no piensan desinteresadamente en las mujeres, sino que piensan en función de las mayorías especulando que, recíprocamente, las mayorías les concederán su voto... más el permiso para vivir como reyes que viene adherido.
Sin importar su entorno socioeconómico [bicicleta, motoneta, auto usado, o cero kilómetro], usted resolvió la ecuación perfecta al enamorarse de un hombre que a las otras mujeres no les interesaba, que además o tenía una buena posición, o tenía un empleo estable en un banco o en el Estado, era mayor que usted [y gracias a ello siempre sería su "nena"], lo conoció a una edad en la que ya quería casarse, tuvieron los hijos que quisieron, y un matrimonio perfecto insertado en la gran familia de él que resultó ser un recurso natural de "buena onda".
El tiene defectos pero resultan ser un motivo más para amarlo [nada importante como una nariz imperfecta], él la hace sentir más linda y más inteligente, además la dejó "completarse" pues le permitió convertirse en una madre perfecta para sus hijos.
Resulta que en esta ecuación hay algunas variables que no debe dejar de vigilar: Algunas mujeres envejecen más rápido que sus maridos y, segundo, él puede conocer y hacer amistades nuevas [hombres que sean malos ejemplos, o peor: mujeres nada ejemplares] que alteren su resultado perfecto.
Usted pasó de [A] enamorarse, a [B] seducir, [C] hacerse dependiente de él, en especial para el trabajo en común de criar a sus hijos, y en el proceso aprendió a no aburrirse de él, pero, no descuide que [C "invertido"] después de todos los años que usted trabajó para volverlo perfecto, ¡ el muy cretino puede llegar a aburrirse de usted !, porque la ecuación puede desmoronarse cuando él conozca a una empleada nueva que hasta puede ser muy poco agraciada pero "fácil". Usted tal vez nunca fue una gran belleza, o si lo fue le jugó mal el paso del tiempo, y sin embargo tuvo lo indicado para seducirlo y así lo conservó por años... ¡ para que una tarada se lo robe en 48 horas !
Analicemos por qué esto pasa tan seguido, y pasa, lo prueba la cantidad enorme de hoteles edificados para encuentros sexuales ilegítimos: Su hombre tiene otra ecuación donde uno de los elementos principales es que alguna buena mujer, aparte de su madre, se fije algún día en él [pobrecito, ¿ no es super tierno ?].
Otro elemento de su ecuación es que él la ha idealizado: esa mentira que él se inventó es un error y si la ecuación contiene un error el resultado saldrá mal. Aminal de costumbres, cuando el paso del tiempo le devele su error, como estar enamorado le causa placer el hombre en vez de aprender de su error pasa a idealizar a otras mujeres, y la puerta a la infidelidad queda abierta.
Así después de años de casada descubre que eligió a un hombre con una ecuación interna secreta que era una verdadera bomba de tiempo a la que, tarde o temprano, otra mujer activaría.
¿ Se puede superar al matrimonio pasando al matrimonio-plus ? [plus significa "+"]: Hay que hacer un replanteo total involucionando la fórmula suponiendo que una intrusa en la ecuación pueda terminar por dividir "%" a la pareja. La variable estaría en restarle "-" importancia a toda aventura sexual temporal, de modo que su ecuación perfecta tendrá un "borrón" cada tanto, pero, el resultado final igual "=" le sigue cerrando. Hubo una lejana época, tal vez cuando funcionaba el patriarcado, en la que a las mujeres no les importaba que sus maridos tuviesen mancebas [concubinas], o tuviesen sexo con sus esclavas sin escondérselo a nadie, de modo que aceptaban compartir al hombre, pero no compartían a los hijos, ni a la "casa grande"... asombroso ¿ no ?
Dos siglos después la mujer a progresado, y los derechos sexuales ilimitados de los hombres nos han sido podados cultural y hasta legalmente, pero, no han sido podados biológicamente y, entonces, cada hombre va a ser siempre una incógnita "X". Ahora bien, las mujeres han avanzado y los hombres retrocedido, pero... ¿ cuáles mujeres han avanzado más ?: obviamente las mancebas, concubinas, y esclavas, que de tener una vida de sumisión en todo sentido miserable, ahora son "amantes" en sus ratos libres, o sea que el avance hacia la igualdad no se produjo con tanta fuerza entre los hombres y las mujeres [por motivos físicos, biológicos, y psicológicos que imposibilitan llegar a una igualdad], sino entre las mujeres, incluso en muchos aspectos legales hoy "concubina = esposa". En síntesis la hipótesis pro más privilegios legales que benefician a las mujeres, debe ser descartada porque no discrimina a "este tipo de mujeres".
Los deslices, manchas, y borrones, son indisimulables y quedan para siempre. De hecho esa mancha le pone punto final al matrimonio perfecto [no hay pegamento imaginable que lo repare], entonces, a superar al "matrimonio perfecto", y tener el mejor "matrimonio imperfecto" posible, y que todos sepan que ahora tienen un matrimonio imperfecto, ocultando civilizadamente las causas y, por una cuestión de buenos modales, así como no se le pregunta la edad a una mujer, tampoco se le preguntarán las causas de tener un matrimonio imperfecto [todos van a sospechar del hombre, lo que es bueno aunque la infidelidad haya sido femenina, pues es preferible para él que lo crean infiel antes de saber que es cornudo, y al mismo tiempo será mejor para la mujer que la vean como víctima ¡ y no como a la puta de mierda que le metió los cuernos a ese santo !].
Y no discutamos la igualdad "cantidad de hombres infieles = cantidad de mujeres infieles", a menos que se considere infidelidad el comprarse una muñeca inflable en una ciudad, o tener una oveja favorita en el campo, o tener una relación homosexual en alguna montaña [no entiendo cómo alguien fue a ver a esa película, y menos entiendo al escritor de la serie en donde un militar inglés viola al protagonista de la resistencia escocesa = zapping automático, y me puse a ver fútbol entre hombres vestidos].
La gran mayoría de los matrimonios son imperfectos, los únicos perfectos que he visto fueron en el cine, y a los pocos minutos la mujer se muere o la matan. Lo que les propongo es una ficción, imaginen la escena: una mujer sensata y analítica sentada frente a una hoja en blanco, dividida en dos columnas, y en donde anota en una de ellas lo bueno, y en la otra lo malo de su matrimonio, hace una suma, y reconcoce si tiene o no tiene un matrimonio imperfecto, para una vez que lo tenga en claro, calcular cuanto "jugo" le puede sacar todavía a esa relación, o anticipar cuáles "malas notas" es posible que termine poniéndole a su marido en la columna del debe, para prever el final de la película.
¿ Cómo es posible que las mujeres no hayan confeccionado todavía un código: "esto se perdona", "esto no se perdona", "esto sería perdonar demasiado", "esto se olvida", "esto es para usarlo en su contra", "esto es para cambiarle la cerradura", etc. ? [por otra parte es imposible que hagan un código los hombres que, hasta ahora o se van llorando, o muelen a golpes a la mujer].
Después del "matrimonio imperfecto", todavía se puede empeorar y tener un matrimonio "mal menor", o bajar otro escalón hasta la "guerra conyugal crónica", y en cada etapa la solución definitiva es la disolución del matrimonio que así puede morir casi-perfecto [¿ una vez roto, para qué prenderle fuego ?] y tras algún tiempo de "duelo" sentimental, construir una excelente relación con su ex-pareja.
La pareja que acude a psicólogos por separado debería hacerse ver de la cabeza pues tiene 70% más de chances de divorcio, pues lo mejor que los psicólogos, psicoanalistas, y hasta asesores sentimentales pueden hacer, es ayudar a tener el mejor "matrimonio imperfecto" posible, porque obviamente ellos intentan evitar la guerra conyugal, o toman parte involuntariamente por su paciente o cliente, y si este es insoportable tal vez lo hagan por el cónyuge, pero, nunca por la pareja.
Podría decirse que el problema final que lleva a la inevitable disolución del matrimonio es cuando él está lleno de odio [es un homicida potencial], o cuando ella está vacía de amor [es peor], o cuando ella está llena de amor pero por otro hombre [que si "pierde la cabeza" por una mujer, también es otro homicida potencial].
Del matrimonio al matridominio: Estamos en una época de transición del patriarcado del siglo XIX, al matriarcado del siglo XXI, por el desplazamiento del varón como proveedor y eje de la familia como consecuencia del liberalismo que propició a la revolución industrial del siglo XVIII que llevó a las mujeres a las fábricas, y del mal llamado neoliberalismo padre de la revolución informática que llevó a las mujeres casi exclusivamente a trabajar en oficinas computarizadas, alfombradas, y con aire acondicionado [un gran invento del que a diario se quejan]. Y nunca se olviden de eso: las derechas hicieron revoluciones con efectos beneficiosos, acumulativos, e irreversibles, mientras que los revolucionarios de izquierda, mucho bla-bla-blá, y lo único que hacen es poner bombas, matar inocentes, y en donde llegaron al poder siguieron matando opositores, cuando los mataron a todos empezaron a matar neutrales y, cuando también se les acabaron, empezaron a matarse entre ellos en lo que se llamaron "purgas internas". Que lástima... ¡ era tan lindo el bla-bla-blá de los izquierdistas !
¿ Qué es lo que falta para el matriarcado que pretenden las feministas izquierdistas ?: Pues con la familia tradicional, conservadora, "de derecha", hoy fracasando con cifras alarmantes [lo que no causó ninguna felicidad, sino el aumento de la depresión femenina como nunca antes], lo que falta es darle al hombre la libertad que se merece para constituir una nueva familia, incluso con nuevas instituciones, lo que implica comenzar por el divorcio total, o sea: los hijos son de la madre, el padre deberá apartarse de sus vidas [al menos hasta que los hijos sean mayores y decidan rearmar la relación con su padre... que no los habrá esperado y seguramente ya va a tener otra familia a la que darle su amor], y ya no tener ningún vínculo incluye al no tener que entregar dinero. De este modo la madre va a ser el sustento económico de su podada nueva familia sin marido y, cuando un censo confirme que las familias feminomonoparentales son más que las familias matrimoniales, pues entonces se habrá inciado la era del matriarcado... ¿ se imaginan lo felices que vamos a ser los hombres al tener que vivir sin obligaciones ?, o sea: vivir juntos los años de enamoramiento, los de la crianza de los niños, y cuando estos dejan de ser divertidos y se convierten en adolescentes... que se los quede la madre, y el hombre queda libre para ir a buscar a una mujer más joven.
Ahora que... ¿ se imaginan lo tristes que van a ser los hijos de las nuevas generaciones que han tenido que soportar la amputación afectiva del padre ?, aunque claro está que es peor tener un mal padre [y consegirles un buen padrastro es casi un milagro], y aunque sabemos que hay niños que nacen y son felices en cualquier entorno negativo, la mayoría no va a andar bien, y tarde o temprano ellos a su vez serán padres.
A la larga todo indica que quedará un único eje lógico en la nueva organización pretendida para el siglo XXI, con una mujer sola, varios hijos de diferentes matrimonios, varios ex maridos sateliteando, y el doble de abuelos para que las mujeres elijan si les conviene tenerlos cerca colaborando en la crianza de sus nietos, más los como mierda se llamen los medio hermanos de sus nietos. En gran medida esto ya está pasando sin que haya una ley que establezca el matriarcado y la desaparición de cualquier derecho sobre los hijos para el donante de esperma [que hoy conserva mínimos derechos, como es harto conocido y nadie mueve ni un dedo], y lo vemos funcionar entre las clases bajas y lamentablemente bajas, que les están exportando su exitoso formato de familia matriarcal al resto de las clases más acomodadas, con la única diferencia de la cantidad de hijos que tiene cada clase.
Por eso creo que la nuestra tiene a la última generación con "Magdalenas" que viven como víctimas en la queja permanente, para siempre inimputables por cualquier crisis de la pareja, primero porque con un matriarcado tendrán que asumir el grueso de la responsabilidad y, segundo, porque ya hoy sus analistas no les dejan pasar toda la culpa al otro.
Seriamente yo le propongo al Sr. Intendente de mi ciudad [Buenos Aires] que se desvive por parecer progresista, que impulse la ley del matriarcado dentro de los límites de nuestra ciudad, consistente en declarar a la familia como a la mujer y sus hijos, que en el matrimonio haya derecho exclusivo para la mujer de decidir la disolución "express" del vínculo, y que para el hombre el matrimonio implique cederle automáticamente a su mujer los títulos de propiedad de todos sus inmuebles sitos en nuestra ciudad, aunque se hayan casado en Groenlandia, si conviven en Buenos Aires, los inmuebles pasan a ser propiedad de la mujer, lo mismo para convivencias que superen los seis meses, acortándose el plazo en caso de embarazo... ¡ esto sí que es un experimento social, y todo lo demás me hace reír hasta fracturarme de costillas !
Claramente esta debe ser la tercera hipótesis a descartar: El matriarcado extremo va a producir la emigración de las parejas con más chances de tener hijos, empezando por los que tienen más hijos, o sea: los villeros que viven en nuestras favelas. Segundo, ningún hombre va a comprar propiedades, y probablemente los que las tengan las venderán y ahorrarán en oro.
Como sea, los cambios se vienen y serán traumáticos por toda una cultura milenaria que ha implantando el concepto de familia con un rey-guardián a la cabeza, una mujer felizmente relegada a la crianza de los niños, mismos que son criados "en la ausencia del padre que trabaja" y en consecuencia "formateados" para construir familias iguales de felices.
Pre culturalmente los bebés de cualquier sexo aman a sus nutritivas madres y lentamente comienzan a amar a sus padres, y a admirarse de su altura y su fuerza [o en algunos casos reemplazando a la fuerza por la inteligencia], y entonces resulta que las culturas milenarias se dispararon para donde se dispararon porque la evolución de eones evaluó como más conveniente el que tengamos sexos en vez de ser hermafroditas para auto embarazarnos, que los sexos sean dos en vez de catorce, que un sexo dependa del otro para su alimentación y protección, y finalmente que el proveedor dependa del sexo débil para tener descendencia que, al azar, puede ser de cualquier sexo: bellas niñas, o estúpidos varones que, con un poco de suerte y mucha educación, tal vez algún día sirvan para algo.
Pero por ahora estamos en un punto medio entre el patriarcado del siglo XVIII y el matriarcado que haría feliz a nuestro intendente, un momento en el que la mujer trabajadora comparte el reinado en la familia, pero siente la carencia de protección que siempre esperó recibir, mientras el varón siente la falta de sumisión que siempre creyó merecer, y así sumaremos varias generaciones traumadas hasta que el formato matriarcal se instale, fracase, y entonces hagan lo que yo voy a proponerles, sin pasar por una guerra de sexos que sólo puede terminar como en los países del Islam con la derrota y esclavitud del más débil [creo que en el origen del Islam hubo una guerra de los sexos que los hombres victoriosos borraron de la historia. Lean "Las mil y una noches": esas eran otras mujeres].
Finalmente... ¿ :es por culpa de la nueva economía que vamos hacia un gran matriarcado de hecho, y que va derecho al fracaso ?

2] ¿ Qué pasó en Grecia ?: Kilo por kilo, la cuna de nuestra civilización fue más talentosa. Nosotros tenemos más población, pero no mayores porcentajes de genios que la Grecia clásica.
Como con los ya comentados Rimbaud y Baudelaire, lo hecho en Grecia en la adolescencia de la civilización occidental no pudo ser superado en la edad madura, y si hoy vivimos rodeados de comfort: nuestros logros son por acumulación de granitos de arena de hombres parados sobre los hombros de otros hombres.
Occidente sobrevivió al incendio de la Biblioteca de Alejandría [¿ dónde estaría la ciencia de haberla salvado ?] y a que relativamente poco después, los mismos fundamentalistas cristianos masacraran a miles de mujeres por brujería en Europa y U.S.A., para que ahora con la ciencia y las mujeres recuperadas, una cultura matriarcal le ponga un punto final a la cultura occidental [imaginen las consecuencias en Asia, sobre todo en los Estados del Islam] porque esta civilización ya nace "globalizada".
Dicen que el talento se saltea una generación, y tal vez la próxima civilización matriarcal esté a la altura de la Grecia del siglo V a.C. y para ello deberá resolver el brete en el que los hombres nos metimos al inventar una economía de progreso sin límites, donde lo discutible no es la objeción "antiliberal-progresista-socialista-comunista" que descree del progreso ininterrumpido [discutible antes, pero bien documentado desde que nació el comunismo y fue posible comparar el desempeño de los dos sistemas] sino que lo objetable es que el sistema requiere que vivamos para él [somos el combustible que él consume].
Claro que tras tantos siglos, usted lo lee y no entiende a qué me refiero: Los griegos no vivían para el sistema político o el "modelo" económico, sino que esos sistemas existían para ellos, y así se puede decir que ellos "eran" y nosotros "tenemos".
¿ Qué era los griegos ?: Pues básicamente eran libres y no tenían al Estado respirándoles en la nuca todo el tiempo. Ellos debatían todos sus problemas entre todos, no tenían dictaduras militares porque siempre estaban en guerra contra alguien, y eso mantenía a los militares ocupados, y a sus jóvenes lejos de la política, entrenando para las guerras, o en campaña por otras tierras.
¿ Y nosotros ?: Pues básicamente nosotros tenemos un empleo bastante estable, un auto, televisión, cable, internet, aire acondicionado, mundiales de fútbol, microondas, termotanque, delivery, y sobre todo no nos olvidemos... ¡ se nos permite tener una mujer a cada uno !, podemos tener dos casas, dos autos, dos televisores, pero no se nos deja tener dos mujeres [afortunadamente no todos los hombres obedecen, o yo no hubiese existido: mi bisabuelo Agustín Alejandro Villavicencio fue bígamo, y yo desciendo de su prole "bastarda"]. Seriamente creo que si no se nos permitiera tener una mujer, creo que se acaba la civilización y comienza el apaocalipsis.
¿ Cómo definimos a nuestra civilización o sociedad ?: Básicamente es un acuerdo que viene desde los viejos griegos, y consiste en respetarnos mutuamente nuestras vidas, libertad, y propiedad privada [lo que no se lo dice, pero, incluye a una sola mujer]. Aunque hoy sólo unos pocos dicen eso, creyendo una inmensa mayoría que la sociedad es la que garantiza una vivienda [incluso a los que vengan de otro país], alimentación, educación, y salud gratuitas, y también les garantiza empleos hasta a los verdaderamente inútiles [o subsidios para que puedan vivir sin trabajar], más jubilaciones a los que nunca aportaron ni un peso, más subsidios por discapacidad, más cualquier mierda que se les haya ocurrido o mañana se les ocurra a los políticos de izquierda que pululan dentro de varios partidos, para que vía impuestos los paguemos usted y yo, o va a entrar en su casa la fuerza pública armada hasta los dientes, lo van a esposar y meter preso, y le van a confiscar sus bienes para pagar todos los gastos que acabo de enumerar, porque alguien debe pagarlos, ya que salvo por el aire y el sol, nada es gratis [incluso los descerebrados "apenas" progres o izquierdistas que los votan terminan pagando, creyendo estúpidamente que lo van a pagar... los "poderosos", que como todos saben son cada vez más ricos, poque cada vez que les aumentan los impuestos, ellos aumentan el pan, o la nafta, o lo que sea que comercien, y así a todo ese progresismo de cuarta también lo pagan los progres].

3] Condenados al diván: "¿ Tengo, o soy un cerebro ?", pues bien, usted es un cerebro y, para colmo, múltiple y tan múltiple, que es un milagro que no viva enquilombado.
El cerebro es como una margarita [una flor múltiple donde cada pétalo es una flor] y así parece que tenemos un cerebro pero tenemos varios que trabajan como un congreso con neuronas representantes del hígado, los brazos, etc., pero algunas veces este congreso se cierra y se pasa a tener una dictadura del pene.
Dentro de este extraño sistema democrático, incluso con el autoritarismo del pene y de las bolas cantarinas, el único que queda fuera de orden es el cáncer que, a diferencia de virus y bacterias, son células del mismo cuerpo absolutamente independientes y creciendo por las suyas inconscientemente [tanto que matan a su portador sin poder perpetuarse].
Bien, con varios carriles, al ser amados se nos da unidad pues se nos ama a todos nuestros "yos" internos como a uno solo, cuando nosotros mismos no podemos conseguir esa unidad [aunque por ignorancia la presuponemos], pues siempre hay dominantes, como el sistema nervioso sobre el respiratorio [el ejemplo ya citado de los fumadores] o rebeliones internas como el estómago que no quiere comer en determinadas circunstancias, o los párpados del camionero que se cierran cuando no deben, etc., y así el suicidio es una extraña forma de unión, de lo contrario las piernas no saltarían al vacío, la mano dejaría caer el revolver, etc., lo que afortunadamente sabemos que hacen o las estadísticas de suicidios andarían por las nubes y, ¿ cuál es la principal causa de suicidios: un dolor físico, una vergŁenza insoportable ?, no, la causa es el amor no correspondido con todas sus variantes.
Ahora que si no lo ha olvidado, usted es un cerebro, pero, el cerebro es la otra punta del pene, y comienzo este tema centrándome en los varones dejando a las mujeres para el final porque hay mujeres tan dependientes que terminan por convertirse en extensiones del pene de sus maridos, sólo funcionales para recibirlo y cobijarlo húmedamente.
La tensión entre lo perfecto y lo imperfecto es dramática cuando debería causar gracia: hasta la mujer más bella se ve defectos ella misma, y por el contrario considera perfecto al hombre más fuerte, tosco, y peludo [no siempre en la cabeza].
Mucho más lógico, el hombre ve perfectas a las mujeres y sólo se autoflagela por cuestiones de tamaño, como la de su estatura, o el largo de su pene, no tanto porque lo considere indigno de introducirse en semejantes bellezas, sino porque él mismo es un pene que cree que su personalidad para las mujres vale menos que su tamaño peneano y, su celebrada inteligencia es un efecto colateral del driver de su pene y, tal vez entre otras cosas condicionantes, pero probablemente por eso no hayan tantos actores porno ganadores de ningún premio Nobel.
¿ Por qué preocuparse tanto por el pene que es casi independiente de su portador ? [a diferencia de los brazos y piernas] visto que tiene más control sobre él la señorita desconocida con la que nos cruzamos en la calle que su portador: el pene es más de la mujer [la mujer genérica y no la mujer esposa] que del hombre y si ella no nace con uno incrustado en su vagina es para controlar la población por lo tanto, la naturaleza arma a un tosco sustituto de la mujer para portar el desagradable pero necesario pene y tenerlo siempre a mano a la primera orden [¿ cuáles hombres rechazan esa orden ?] y digo tosco sustituto porque no puede concebir ni amamantar, entre otras cosas, dotándolo de más fuerza para que trabaje y sirva de algo.
Incluso apréciese el pésimo diseño de los genitales que nos cuelgan desprotegidos como los reemplazos de cañerías viejas donde se ponen caños "paralelos" a la vista, funcionales pero no estéticos, pues, la mujer es el diseño mejor acabado de la humanidad y, el hombre, es solo un accesorio funcional.
Así, la cuestión de hacer perdurar un matrimonio más allá de lo necesario para educar a los hijos y ayudar con los nietos, es responsabilidad femenina: son ellas las que cumplen la promesa de estar junto a un hombre hasta que la muerte los separe. Antropológicamente hablando, el hombre primitivo que no pasaba de los cuarenta años no le causaba este problema a su mujer, pues para ella "salvar un matrimonio" era sólo prolongar la vida de su marido hasta que sus hijos fueran lo suficientemente fuertes como para poder llevar el alimento a su casa.
El "hombre-pene-cerebro" con los objetivos biológicos con los que viene programado ya cumplidos, o vegeta el resto de su vida, o se deprime, o se dedica a inventar algo para que no lo abandonen / descarten por inservible.
La solución propuesta vista la imposibilidad de contar con pociones para el amor, es volver a crearle funciones sociales como retomar los estudios o comenzar una carrera nueva [y en Argentina estudiar es gratuito], después de todo y a pesar suyo es inteligente y ha estado toda una vida acumulando experiencia que para su sociedad no sería lógico ni económico que se desperdicie.
Pero, como la mitad de los lectores se debe estar preguntando, los hombres no son los únicos que sufren por el abandono y el amor no correspondido, donde seguramente las hay de diversas psicologías, pero, sin dudas la dominante es la mujer ama de casa que sólo limpia, cocina, y le presta su vagina a su marido [con contrato de exclusividad].
Si el problema de los hombres son las mujeres, el problema de las mujeres son las otras mujeres con las que llevan una competencia despiadada al punto de que una mujer de sesenta años casada desde hace cuarenta y con tres hijos, deba cuidar a su marido del acecho de chicas de veinte años [y no por mérito de ese hombre en particular] y aquí cabe plantearse la cuestión de la infidelidad como una solución y no como un problema porque evidentemente el problema es el abandono, y así lo han entendido las mujeres por varias generaciones hasta que, primero, cierta autonomía económica y, segundo, un gigantesco complot judicial contra los hombres-penes más exitosos dieron vuelta la historia con un final impredecible sobre el futuro del matrimonio.
La familia como sostén económico y contención psicológica durante el crecimiento de los hijos ha sido insuperable, pero el matrimonio como institución jurídica ha fallado y sólo funcionó mientras el hombre tuvo el control total de la coerción interna, algo que obviamente no era justo.
La solución mayoritariamente adoptada en la actualidad por la clase media es dejar el matrimonio para después del quinto año de convivencia, lo que estadísticamente mejora la perfomance del matrimonio, pero, no hace nada por la estabilidad de las parejas, ni por la recuperación de la familia tradicional, ni por competir con lo increíblemente funcional que es la infidelidad para el puro goce sexual.
El abandono del cónyuge que ahora está penado por la justicia con una legislación tan dura que espanta [hay hombres que se desmayan en el registro civil, nunca una mujer], podría reducirse con una legislación que aliente económicamente a mantener la familia tradicional con sus tradicionales infidelidades, pero, menos mujeres abandonadas y menos hijos infelices.

4] El contrato matrimonial debería reformularse para incluir un mínimo "control de daños", esto terminaría con las uniones extra-matrimoniales que son algo reciente e inesperado para lo que los juristas todavía no han creando otra institución menos pomposa [privando a las novias de la oportunidad de su vida para cumplir el sueño de ser protagonistas centrales de algo durante casi una hora completa], para fijar los derechos y obligaciones de los cónyuges, haya o no, un contrato matrimonial.
El objeto es terminar con las uniones pre y paramatrimoniales, abriendo más posibilidades para deshacer el vínculo en forma incruenta [para lastimarse alcanza con dejar de amarse], liberando a miles de jueces para que resuelvan casos más importantes que las clásicas venganzas domésticas.
El divorcio entre la Iglesia y los creyentes que van por el segundo enlace se evita [la Iglesia obliga a tomar un curso] si el juez nos informara de nuestros derechos: "una vez casado usted tiene derecho a permanecer callado, todo lo que diga puede ser usado en su contra, antes de firmar tiene derecho a asesoramiento legal, si no lo tiene se le proveerá de un defensor público".
Este asesoramiento permitirá reservarse causales religiosas de nulidad para evitar ser discriminados por su comunidad religiosa, más la aparición de contratos prenupciales que den salidas a los fracasos matrimoniales evitando juicios que los arruinen económicamente para único beneficio de los abogados.
Los contratos prenupciales deberían ser obligatorios y hasta sugiero incluir metas que permitan anularlo si no se cumplen, por ejemplo: ser propietarios en no más de cuatro años, en zona residencial de determinadas características, y con tantos metros cuadrados según los hijos, mismos que deben estar pactados con cifras mínimas y máximas, terminar la carrera universitaria para quien se haya casado siendo estudiante, más las condiciones de reparto si deciden anular el matrimonio, etc. pues a quién se le ocurriría proseguir con el "proyecto de pareja para toda la vida" con quien no puede cumplir ni el proyecto de un mísero año, descartando el "amor ciego" y el "contigo pan y cebolla" [las metas consumen tiempo que se le resta a las peleas domésticas y a la infidelidad, es más: el marido que no cumpla sus metas, se portará como un santo más allá de la fidelidad].
Cuando pese a tener una legislación más permisiva [flexibilización matrimonial] algunos hombres prefieran terminar sus matrimonios divorciándose "de facto" abandonando a sus mujeres, tendremos un problema sin solución, sobre todo para una mujer con siete hijos chicos, entonces, primero edúquese para que las futuras generaciones tomen conciencia de que existe esa posibilidad y no tengan siete hijos, segundo, si les gustan mucho los chicos ténganlos, pero más espaciados, y tercero, comiencen a tenerlos después de los veinticinco años de edad y cinco de matrimonio [bien consolidado] y olvídense de la seguridad tonta que da el creer que si los hombres las abandonan deben pagar.
La monogamia es antinatural en la juventud pero una bendición democrática en la vejez y, en toda democracia hay algunos anarquistas sueltos, tanto para estos casos como para la proliferación de nuevos tipos de familias, propongo solucionar el problema legal de la siguiente forma: una familia es la madre y sus hijos del primer matrimonio o concubinato, en caso de un segundo matrimonio de la mujer, los hijos del segundo y sucesivos matrimonios o concubinatos serán de sus maridos... ¡ por fin algo de igualdad, carajo !
En ningún caso va a existir el derecho de "visitas", pero, habrá libertad para permitirlos con contratos formalizados ante el registro civil que los ha divorciado. Esos contratos implican un costo mínimo para el registro civil, más; las visitadoras sociales solicitadas al menos por una de las partes, más lo que pacte el ex matrimonio, o sea: el que visita o retira a sus hijos de la casa del que tenga la tenencia durante el o los días que ésta persona autorice, deberá pagar una cantidad de dinero por hora [sin precio máximo] hasta el momento de la devolución de el o los menores, contra esos pagos se va a recibir la correspondiente factura con una copia para el registro civil. Los cambios unilaterales en el precio de la hora/hijo, deben ser informados al registro civil con 30 dís de anticipación, no son negociables, teniendo la otra parte libertad para contratar menos horas, o no volver a contratar nunca más.
Los bienes gananciales: En los divorcios el tema de la división de bienes es simplemente un robo. Bien, en el caso de divorcios con hijos el 50% de lo que se robe la mujer será propiedad de los hijos y no podrá venderlos, ni usufructuarlos, ni adulterarlos, sin la firma del juez de menores. El Estado que es en general el "padre" que más paga [desde partos, cesáreas, hasta las vacunas, salud, escuelas públicas, etc.], a la parte obtenida por la mujer le debe cobrar impuesto a las ganancias.
Las cosas que se pagan como alimentación, educación, y la salud privadas, disuelto un matrimonio serán solventadas con los ingresos por visitas, o con aportes voluntarios del ex-conyuge [esto haría que aunque sea de forma fingida, tengan una excelente relación y los hijos no sufran sus peleas].
El Estado que se encarga del divorcio, de las visitas sociales, y del registro de visitas, adquiere por cesión voluntaria de los padres un porcentaje de la patria potestad, eso va a implicar que los padres "viajeros" que se lleven a los niños fuera del país, van a estar cometiendo un crímen contra el Estado.
Depende de las mujeres el proponer una nueva legislación menos feminista como la que propongo porque la actual no está funcionando: los abandonos se siguen produciendo, las mujeres golpeadas siguen tan mal como siempre y, sin proponérselo, están promoviendo que sus propios hijos tengan malos matrimonios todavía más inestables que los de su generación, que a su vez generarán otra camada de parejas que no sabrán cómo mantener una familia estable sorteando las inevitables dificultades que el destino les pondrá en el camino, aumentando el problema exponencialmente.
Aquí habría que replantearse si la "cuota alimentaria" es una "conquista" o por el contrario una verdadera pendejada berreta, yo promovería el uso masivo del "Seguro de matrimonio" [¿ acaso no se aseguran los autos y otras pavadas menos importantes ?], sobre todo porque la aseguradora renovará las pólizas tras mandar inspectoras que evalúen la forma en la que el hombre mantiene su casa, o si cumplió las metas anuales, etc.
Usted puede estar más buena que la asistente de un mago, pero, eso no le da ningún seguro, entonces mientras la belleza le de cierta tranquilidad, contrate un seguro porque le cobrarán una tasa baja obviamente guiados por el lógico "¿ quién va a abandonar a este monumento ?".
¿ Cuál es el problema si se lo va a hacer pagar a su marido, si todavía hay más matrimonios que divorcios, y si eso también es un negocio atractivo para las aseguradoras ?
De paso, cuando usted dude de su esposo no llama a un investigador privado sino al que le vendió el seguro: imagínese que una mujer más joven le roba el marido, pues bien, ella quiere casarse y tener seguridad económica por lo que querrá un seguro de matrimonio, pero, ¿ cómo conseguirá un seguro el sujeto que abandonó a su esposa anterior sino pagando tasas altísimas ?
Así la "otra" no robará maridos a los que no les pueda sacar nada, pues conseguir un seguro implicará menos dinero en su bolsillo y más en un fondo indemnizador de abandonadas.
Hagan una convención de mujeres aseguradoras, funden cooperativas femeninas de seguro matrimonial, incluyendo el seguro en los contratos prenupciales, porque los maridos los firmarán para proteger sus inmuebles, así que ustedes protejan lo suyo pues el contrato debe ser justo para los dos sin supremacías, o sea: definan y firmen qué es lo "justo" cuando se llevan bien [si alguien consigue un contrato prenupcial abusivo se expone a que para no respetarlo tras una pelea, la otra parte "haga que parezca un accidente", porque le saldrá más barato], pues tras una pelea lo justo deja de existir y sólo importa lo vengativo.
A los hombres más codiciados [por su inteligencia, por su dinero, o por nuestra belleza], es más difícil retenerlos con todas las leyes actuales, siendo más fácil retener a los hombres menos codiciados por otras mujeres, entonces, el problema no está en la ley sino en las otras mujeres, y las mujeres deben hacer un congreso pero no contra los hombres, sino contra las "otras mujeres"... no lo hagan y después no se quejen si decimos que son tontas, ¡ por las consecuencias locales y repercusiones internacionales que puede llegar a tener, el "Seguro de matrimonio" podría llegar a ser la mejor idea de todo el siglo XXI ! [Nota: Las aseguradoras van a tener que comprarse un polígrafo detector de mentiras para evitar estafas y falsas separaciones para cobar los seguros, además... si se mienten y estafan va a ser entre mujeres, y va a estar en riesgo el dinero de las mujeres, y nunca el de los hombres, o el del Estado].
Finalmente, incluso a una "otra mujer" exitosa en quedarse con el marido ajeno algún día le puede aparecer "otra mujer", y no se olviden que entre los hombres están sus amados hijos, y que deben protegerlos de las malas mujeres, y de ellos mismos.

5] Las mujeres tienen la piel más fina, el estómago más resistente y, por sobre todo, pueden tener amantes en la cabeza mientras son mal asistidas sexualmente por sus parejas.
En U.S.A. el 14/09/1953 se publicó el informe Kinsey que despabiló a esa nación sobre que el 25% de las mujeres le era infiel a sus maridos y que el 50% no había llegado virgen al matrimonio [¡ imaginen el terremoto en 1953, una década antes de los sesentas y la aparición de la píldora anticonceptiva !].
En el corriente año [originalmente decía "en el corriente 2001", pero actualicé el libro en el 2004, y lo volví a hacer en enero/febrero del 2018] es entendible que ya no se dramatice que el 99% de las mujeres no llegue virgen al matrimonio, es más, ya nos asombramos cuando una mujer llega soltera al matrimonio.
Nota: Los números de todas las estadísticas de Kinsey son muy cuestionables porque en su época la gente hablaba muy poco de sexo, y menos aún con encuestadores desconocidos, y Kinsey resolvió el problema de la falta de datos al encontrar a una población muy dispuesta a hablar de todo: la población carcelaria que, aceptémoslo, somos todos progres e igualitarios, pero, tanto los hombres como las mujeres de las prisiones no tienen los mismos hábitos sexuales promedio que hay entre quienes nunca entramos a una cárcel, sin discriminarlos, y sin insinuar que todos los presos eran muy machos, violentos, tatuados, y peronistas, afuera de la cárcel, mientras que adentro se vuelven todos señoritas promiscuas.

6] Prostitución: Volviendo al tema de la infidelidad y aceptando un mínimo del 25% de infidelidades [que en nuestro país sería considerado un triunfo del gobierno], pasemos a analizar el por qué de la diferencia entre los porcentajes de infidelidad que reconocen hombres y mujeres, partiendo de un hecho indiscutible: la cantidad de hombres y mujeres es un empate "técnico" y si la infidelidad masculina se realiza con mujeres [y no con otros hombres] los porcentajes de infidelidad deberían ser iguales a no ser que dos hombres compartan a una misma mujer, que es lo que pasa con las prostitutas.
Ahora bien, recurrir a una prostituta [a no ser que sea siempre la misma durante años con la que de hecho se tenga un contrato de exclusividad], no es sino masturbarse pero más caro y si para las mujeres eso igual es infidelidad, deberían mentalizarse para su bien, porque se trata de una infidelidad degradada a lo puramente genital y así, la otra mujer sólo recibe a la parte más demandante y por lo tanto la más improductiva de sus maridos.
El texto que sigue proviene de "Adiós al Neoliberalismo": El siglo XXI llegó con el problema de la prostitución aún sin resolverse y, sólo cabe esperar del futuro una prostitución más exótica, sadoaberrante, invadida de estimulantes y electrodomésticos.
¿ Queremos para las futuras generaciones los mismos niveles de prostitución que hoy tenemos [o sea hasta donde podemos pagar ya que nadie nos encañona obligándonos a buscar sexo profesional] ?
El problema no pasa por las mujeres sino por lo que hacen sus explotadores [además, son los hombres los principales transmisores de enfermedades venéreas como antes pasaba con la Sífilis y hoy con el S.I.D.A. y el H.P.V.] y, aunque se termine con los vividores, persistirá el sentimiento de vergŁenza ajena por el tipo de vida que ellas se ven obligadas a llevar, incluso, por las mejor cotizadas a las que poco les importa lo que de ellas piensen, ya que tienen el control de sus propias vidas, y por allí pasa el problema real: si esas mujeres [y algunos hombres] tienen o no el control sobre sus propias vidas.
La solución está en garantizarles la libertad para ejercer su profesión, creando un sindicato que los agrupe: U.P.T.S.A. [Unión de prostitutas y trabajadores del sexo argentinos] para que se encargue de la coordinación, afiliación, licitación de zonas y horarios, habilitación de locales, dictar cursos de administración que incluyan la organización, contabilidad e impuestos para quilombos, burdeles, saunas y bares de nudistas, cursos de técnicas sexuales [y profilaxis] para profesionales y usuarios principiantes, masters en madamiatos y crear, en coordinación con salud pública, el primer servicio mundial antiestrés con terapia sexual por prescripción médica, etc. y también por los beneficios como: jubilación, obra social, vacaciones y revisación médica para profesionales y usuarios [ambos deberían tener un carnet habilitante].
Tomemos conciencia de que la prostitución va a existir siempre o hasta que se inventen las androides para servicios personales [las "fembots" para los memoriosos], entonces, convivamos civilizadamente con ella y hagamos, de una buena vez, que deje de ser una actividad dentro de la órbita del delito [en realidad es una contravención para las prostitutas y un delito para los que las regentean] para permitirles autoadministrar sus servicios en una forma civilizada y segura para la salud de las profesionales y las multitudes de consumidores.
Es una obligación del Estado ocuparse de la salud de sus ciudadanos mucho más importante que la de ocuparse de cuidar su moralidad, que es un tema secundario y absolutamente subjetivo, derivado del acceso a tales prestaciones carnales.
Como "subjetivo" es un término que se usa mucho en política vale aclarar que se refiere a opiniones que dependen de cada "sujeto", por ejemplo a mí me gusta el número 13 y para usted será el 55 porque nació un cinco de mayo y, no tiene ningún sentido ponerse a discutir cuál es el número más lindo.
Lo opuesto a subjetivo es lo objetivo, por ejemplo 55 es más grande que 13 y eso no se discute, de la misma forma que con miles de enfermos de S.I.D.A. no deberíamos discutir otra cosa que no sirva para frenar la transmisión de la enfermedad.
La cuestión moral es una "trivialidad" [palabra que tiene origen en la prostitución de la vieja Roma] al comparársela con el peligro al que se expone el usuario por no tener un servicio controlado por profesionales médicos, en locales habilitados por cada municipalidad y, para alegría de los economistas, con sus ingresos al día con la oficina impositiva [I.V.A.: Impuesto a la Vagina Alquilada].
Si se alejan a las mafias del control de la prostitución y sobre todo si se jerarquiza la función social de las prostitutas, probablemente muchas mujeres jóvenes optarán por esta salida laboral [aunque se habrá puesto un freno a la explotación de niñas], pero también muchos hombres que no utilizaban el servicio por considerarlo indigno, terminen engrosando sus listas de clientes, pero ya no sería lo mismo y un hombre podrá optar entre ir un par de horas al gimnasio, al sauna [sauna], o a un quilombo, en vez de salir de su casa diciendo que va al gimnasio para meterse en un sauna que en realidad es un quilombo.
La mujer que no soporte que su marido despilfarre dinero y energía en esta actividad, en vez de protestar y tratar de mantener a la prostitución en la ilegalidad, deberá ir al gimnasio [lo que es bueno independientemente de que consiga o no retener al pirata de su marido en su casa] o pedir el divorcio.
Además, si muchos hombres desatienden a sus mujeres por el servicio rentado, esto dejará insatisfechas a muchas mujeres, lo que abre una nueva fuente de trabajo para hombres desocupados.
Creo que es más sano para la pareja el tolerarse un par de días al mes de terapia sexual profesional, que terminar en la infidelidad, a la que si bien no se la podrá erradicar, se le pone un difícil obstáculo delante: mujeres jóvenes, entrenadas, sanas, que únicamente exigen dinero a cambio, sin ningún otro tipo de demandas y, por sobre todas las cosas, sin maridos vengativos.
¿ Por qué las prostitutas no se organizan para hacer lobby, teniendo cientos de clientes realmente muy influyentes ?
Creo que se trata de una cuestión de fuerzas y, comparando los logros obtenidos, habrá que deducir que hay más gays que putas [que no digo que esté mal], sino que no se olviden del hecho objetivo de lo discriminadas y relegadas que están las putas del país [y, además de sus cientos de clientes, habiendo tantos hijos de putas, ¿ no pueden hacer algo por sus pobres madres ?].
El 90% del tráfico de Internet se concentra en la pornografía y esto sí que es insano [o por lo menos estúpido], ese tráfico equivale a millones de dólares en horas de uso de las líneas telefónicas, un mega-disparate, ya que es más económico reconfortarse cada tanto con un buen servicio brindado por dos profesionales bien siliconadas, con experiencia demostrable, salud comprobable y que acepten todas las tarjetas.
¿ Que ningún país lo hizo antes, que sería aceptar ante los demás hombres del mundo que tenemos que pagarles a las mujeres por sexo ?: no creo que exista en ningún país alguien tan inocente como para creer que nuestras putas lo hacen gratis.
En Argentina como en todas partes de mundo, algunos pocos podemos disponer de muchas mujeres mientras que otros apenas de una, por lo tanto, muchos deben pagar por sexo y otros muchos se masturban [¿ en qué otro país se les enseña a los jóvenes que recién entran en la adolescencia las 203 distintas formas de masturbarse ?].
Finalmente la educación sexual de los hombres que comienza con las 2 o 3 distintas formas de masturbarse ya citadas, debe terminar por educar sobre los riesgos de la automedicación, en especial para quien tenga una edad avanzada [con o sin problemas cardíacos] pues abusando de productos como el Viagra para disimular sus infidelidades y poder seguir cumpliendo con su esposa sin que una merma sexual le delate sus "horas extras" fuera de la cama conyugal, puede terminar en un infarto y con su esposa teniendo que ir a reconocer su cadáver abandonado en la cama de hotel barato.

7] Amor no correspondido: "El problema no es quererte sino que tú no sientas lo mismo", según se lamenta el cantante Arjona, pero, ¿ cómo deshacerse de la persona amada si en principio no se la tiene para poder mandarla al infierno o algún lugar más alejado desde donde ya no nos torture ?
El problema de la infidelidad mayoritariamente como consecuencia de la incontinencia sexual de hombres [que si tienen que recurrir a ella, eso no los enaltece sino que por el contrario los devalúa], se soluciona resignándose a su supervivencia centrándose en el "control de daños", pero, ¿ es posible usar esa estrategia contra la prostitución, como también voy a proponerla contra la más letal drogadicción ?
Sí: primero, ábrase y arriésguese a transformar ese amor no correspondido en rechazo directo porque en una de esas acierta con el momento indicado y consigue que un sueño se haga realidad temporariamente pero, segundo, no se haga demasiadas ilusiones porque los sueños no se hacen realidad y ya sea por rechazo directo o por un éxito temporario seguido de un abandono, se terminará con más heridas que cuando empezó a tratar de quitarse esa angustia de encima y, aunque crea que el dolor va a durar toda la vida, sólo lo molestará durante la vulnerable adolescencia y tras sucesivos éxitos y fracasos se irá curtiendo [aunque nunca se hará inmune al dolor que no se puede borrar con alcohol más que momentáneamente].
En esto, como en tantas otras cosas en la vida, hay que aprender a perder y punto: a veces me tocará a mí y a veces a usted, porque incluso hasta le toca sufrir por amor o por infidelidad y abandono, hasta a la inaccesible estrella de cine por la que usted suspira [si es que eso le sirve de consuelo].

8] Aprender a perder: Tanto aprender a perder, como a ganar, como a conservar, como a terminar correctamente una relación, son acciones cerebrales que, aunque relacionadas con el amor, siguen siendo ejecutadas por el cerebro que si para algo sirve es para aprender, aunque muchos se nieguen a usarlo, sobre todo en las cuestiones referidas al amor.
Desde el punto de vista de un vulgar mortal, si la estrella de cine pasa por cinco matrimonios, obviamente fracasó en cuatro teniéndolo todo a favor [juventud, belleza, dinero y salud], ¿ qué es esperable del futuro sentimental del feo, del pobre, del viejo, o peor del que combine varios de estos ingredientes como yo ?
Mientras escribo siempre escucho música [en este momento lo que sale por los parlantes es "Somos una banda americana", de Grand Funk] pese a ello, me vino a la mente un tango del que quiero compartir unos pocos pero notables versos:

"Nada debo agradecerte, mano a mano hemos quedado,
no me importa lo que has hecho, lo que hacés, ni lo que harás.
Los favores recibidos creo habértelos pagado
y, si alguna deuda chica sin querer se me ha olvidado,
en la cuenta del otario que tenés se la cargás".

En el final de "Mano a mano", que así se llama este tango con letra de Celedonio Esteban Flores, música de Gardel y Razzano, dice:

"Y mañana cuando seas descolado mueble viejo,
y no tengas esperanzas en tu pobre corazón.
Si precisás una ayuda, si te hace falta un consejo,
acordate de este amigo que ha de jugarse el pellejo,
pa'ayudarte en lo que pueda cuando llegue la ocasión".

¿ No dan ganas de abrazarlo a Celedonio ? [Por Dios: ¿ lo de "Celedonio" lo habrán sacado del santoral ?].
Curiosamente este tango es muy famoso por otro verso: "como juega el gato maula, con el mísero ratón", y no hace falta traducirlo: Es una obra maestra de cómo aprender a perder y aunque es señal de una satisfactoria superación, uno se queda con un poco de dolor [cuando no, por culpa del nervio vago estrujándonos las tripas] porque es difícil creer que la letra sea puro talento creativo y más bien huele a autobiográfica [otra vez "billetera mata a galán"].
Comparen la nobleza de Celedonio contra la imbecilidad del que en "Amablemente" de Iván Díez, le mete treinta y cuatro puñaladas a la mujer infiel después de dejar salir de la casa al amante sin despeinarlo porque "los hombres no tienen la culpa" [algo aceptable si la mujer lo va a buscar, pero, el que se mete en una cama que no es la suya habiendo tantas mujeres solas... entiendan: no hay derecho de propiedad sobre las vaginas, pero sí sobre las camas].
Lo que espero es que después de leer este libro entiendan que se puede ser feliz con mejores chances de éxito con los hombres usando el cerebro antes que la billetera, o con las mujeres usando el cerebro antes que recurriendo al bisturí del cirujano, y sobre todo sin los hombres recurriendo a la amenaza de dar treinta y cuatro puñaladas, y sin las mujeres amenazando con ir a un abogado para dejarlos sin casa y sin hijos.
Para empezar definamos "amor" sin caer en la pelotudez de los poetas [una de las profesiones con más altos porcentajes de suicidas], y comencemos por definirlo por la negativa: definitivamente y sin discusión, el amor no es una lotería.
Lo segundo es que si ya asumió que usted no es una persona con un cerebro, sino un cerebro adentro de una persona, y que encima es un cerebro múltiple que aveces es democrático y otras es dictatorial e impredecible, entonces le va a ser más fácil entender que hay múltiples formas de amar y que algunas hasta pueden superponerse.
Más que obviamente la primera etapa del enamoramiento es genital-dictatorial. Las hormonas unidas jamás serán vencidas, y el problema es que hombres y mujeres salen de esta etapa en momentos distintos y mientras uno comienza a amar por decisión democrática del cerebro, el otro sigue siendo un perfecto dictador que solo obedece a sus sentidos [el sentido común no cuenta].
El problema es que el sentido común tarde o temprano se pega una vuelta por el cerebro y allí se descubre que se metió la pata y ¿ qué culpa tuvo el otro que terminará pagando los platos rotos cuando el que pocos días atrás le juró amor eterno decida terminar la relación unilateralmente ?

9] "Creía que el amor no tenía medida", afirma Soulé guitarrista y cantante del grupo Vox Dei, cuando es evidente que sí tiene medida y por lo tanto también se acaba.
Claro que no hay un termómetro de amor que las mujeres se puedan meter en la vagina, los hombres en el pene, y los homosexuales por vía rectal, porque la matemática más obvia indica que la medida del amor es una operación entre dos números, o sea, el amor de "A" dividido el amor de "B" y ya dije que un cerebro múltiple puede amar de dos formas distintas superpuestas y ¡ hasta antagónicas !, por lo que para obtener el valor de "A" ya hubo que hacer sumas, restas y divisiones.
Esto matemáticamente no tiene solución porque hay demasiadas incógnitas adentro de "A" y "B" como para saber realmente cuánto aman y el ejemplo más contundente es que "A" cree amar al 100% pero encuentra a "B" en la cama con "C" y en el acto lo balea, entonces, está claro que no amaba al 100% [¿ se imaginan a una mujer tan enamorada que reciba a su marido preguntándole excitada a quién sedujo ese día en su oficina, cómo le hizo el amor, y que a mayor número de conquistas lo considere más héroe, más lo admire, y más orgullosa esté de él ?].
Así, la duración de la pareja no depende de su medida de amor que, para empezar, nunca es tanto como el que usted cree tener a causa de la parte de su cerebro dominante en ese estado, sino tanto como el promedio de las distintas formas de amar que tiene su cerebro múltiple al que en ese estado no se le permite expresarse democráticamente, pero, tarde o temprano lo hará, además, esto es la mitad de la ecuación ya que hay que dividirlo por el volumen de amor de la otra parte de la pareja que, por más locamente enamorada que parezca, también es una incógnita que algún día se va a revelar con vaya uno a saber que resultado final, y esto la pasa a usted, me pasa a mí, y le pasó hasta a su profesora de matemáticas casada con su profesor de física.

10] Creer o reventar: Una parte de su cerebro múltiple es promiscua, por lo tanto no es fiel como sí lo es otra parte del cerebro [la que sufre debido a la infidelidad de su pareja], por lo tanto la parte promiscua hará lo imposible para cansar a su pareja y forzar la ruptura que la libere para así poder buscar otra pareja y volver a pasar por el período de enamoramiento explosivo de los primeros días y, puede hacer esto una y otra vez porque a la parte sexual-animal de su cerebro no le importa ni un cuerno que el resto del cerebro sufra y se deshidrate de tanto llorar. El riesgo de ser sorprendido es enorme, de hecho es tan alto que si no lo sorprenden es porque no quieren y, probablemente durante sus aventuras, su mujer esté recibiendo a alguien su su casa. En cualquier caso, o sea descubriendo una infidelidad recíproca, como siendo descubierto y obligado a dejar el hogar, lo que va a sufrir excede en mucho a lo que estuvo gozando con el sexo ilegítimo... ¿ y ninguna parte de su bruto cerebro pudo hacer esa resta ?
Ahora bien, la parte sufriente del cerebro no debe dejar de aprender en los momentos de dulce dictadura y básicamente lo que debe aprender es a regular el tiempo.
La cantidad de amor se obtiene de dividir el amor de "A" por el de "B", pero, el "factor tiempo" debe incluirse y depende de usted que el tiempo opere dividiendo o multiplicando.
Obviamente, el valor del tiempo por default es negativo [rutina], pero, bien utilizado el tiempo es algo que une a la pareja para que de esa forma pueda sortear alguna infidelidad temporaria, o sea el gobierno de facto del cerebro genital por sobre el resto de los cerebros para satisfacer deseos sexuales impulsivos y en su mayoría estúpidos, por ejemplo, el caso del actor inglés Hugh Grant casado con Elizabet Hurley, sin dudas una de las mujeres más bellas del mundo, que fue sorprendido por la policía y terminó en prisión por recurrir a una prostituta negra y fiera, de la que no estaba enamorado, para que le practique sexo oral en un auto mal estacionado en Los Angeles / U.S.A.
Una Elizabeth Hurley 100% enamorada no se hubiera despegado de su marido por ninguna excusa laboral y si ella tenía un contrato que la ataba a Inglaterra, no le tuvo que permitir a su esposo firmar un contrato para ir a U.S.A. hasta no estar libre para poder acompañarlo.
Esto nos lleva a proponer que todas las mujeres sean las secretarias de sus maridos, o asistentes, o colegas, y que quien se case con un médico deba estudiar medicina pues conserve o no su matrimonio, si va a ser abandonada es mejor serlo con un título universitario bajo el brazo conseguido gracias a tener un profesor particular las 24 Hs. del día, siete días a la semana, y gratis.

11] Control de daños: No se debe olvidar que la humanidad son las mujeres y sus hijos, y que los hombres son accesorios, por lo tanto, trabajar o enseñar son tareas que éste debe desempeñar sin protestar a cambio de lo único que le interesa, o sea: el sexo.
Este es uno de los mejores ejemplos de "control de daños": la mujer separada y con hijos tratando de sacarle dinero legalmente a su ex-marido [dejando una parte de lo mucho o poco que le pueda quitar en manos de su abogado], en oposición a la mujer separada pero colega que le quite clientes al ex-marido y que hasta dispondrá de una vidriera privilegiada para conseguir nueva pareja con una muy estudiada selectividad, en vez de estar encerrada en su casa llorando su mala suerte, pues no existe la mala suerte sino la poca inteligencia del cerebro sexual que la pone en una posición de alta vulnerabilidad emocional que sumada a una muy posible vulnerabilidad económica, hará que sea una presa sexual "entregada" y abierta a enamorarse otra vez como si fuera una adolescente [el cerebro igual a un disco con archivos borrados, puede volver a grabarse], y si la inteligencia sexual es escasa, la inteligencia total sobra para elegir y conducir una relación de pareja como se debe. A esto lo vemos todos de lejos, pero rara vez va a sucedernos: La bella y glamorosa estrella de T.V., asombrosamente engañada por su pareja, en quince días tiene a otra pareja o más sexy, o con más dinero... ¿ me van a decir a mí que eso es amor ?
Afortunadamente la mayoría de las mujeres instintivamente hacen las cosas bien, pese al actual pico histórico de fracasos matrimoniales. Lamentablemente y pese a la buena comunicación que hay entre mujeres, los aciertos instintivos de una no pueden ser capitalizados por otras, y así nos va como sociedad [porque si la humanidad son las mujeres y sus hijos, la "sociedad" son las mujeres legalmente casadas, cabezas "de facto" de sus familias].
El marido que llega a su casa y encuentra todo limpio se siente querido, el que además se entera de que su mujer le limpió el carburador del auto [si un hombre lo inventó, una mujer puede limpiarlo con la técnica correcta], creerá haber encontrado por fin a su alma gemela: cada mujer sabrá si su marido prefiere que le limpien el carburador o que lo reciban con sexo oral [lleven la curva de Bred de los estados de ánimo de sus parejas].
¿ Tan difícil es entender esto ?: "amor" es indefinible, pero, mantener un matrimonio es aprender a ser imprescindibles.
Claro que hay miles de casos donde son los hombres los que sufren como Magdalenas, y esto se debe a la parte femenina de sus cerebros [sin ser homosexuales todos tenemos una parte femenina, y si no lo cree, véame a mí con una tarjeta de crédito adentro de un shopping donde no compraré ropa ni maquillajes sino herramientas o accesorios para la cámara fotográfica y otras cosas que las mujeres llaman "juguetes para adultos", pero, la actitud "recolectora", típicamente femenina, la llevo en los genes].
El hombre 100% macho no sufre, se compadece de la nueva víctima de su ex-mujer y, una vez libre, se prepara para salir de cacería, por lo tanto, los "magdalénicos" deben recurrir a la parte no genital de sus cerebros para hacer "control de daños".
Instintivamente los hombres saben que cuando comienzan a ser menos imprescindibles, los tiburones que antes se mantenían alejados de su mujer, ahora comienzan a merodearla guiados por su olfato [porque cuando una pareja anda mal, sin dudas hay algo que los demás olfatean y, el sentido del olfato está conectado directamente con la parte más animal e inmisericorde del cerebro sexual, incluso del de los amigos íntimos de los que no se sospecha hasta ser demasiado tarde].

12] Crecer: Este consejo se cae de maduro, si ya perdió a su pareja, no esconda las causas y crezca, progrese, retome los estudios y el gimnasio, tome muchas sales digestivas y la próxima vez elija mejor [para empezar puede elegir a alguien más joven].
Olvídese de recuperar el amor y trate de recuperar el respeto pues si hay hijos deberán compartir el esfuerzo por su educación y compartirán también las alegrías por sus logros, etc.
Además, una esposa dura lo mismo que el matrimonio, mientras que una ex-esposa dura toda la vida, entonces, ¿ por qué vivir en guerra a causa de que ella fracasó al tratar de cambiarlo y convertirlo en una persona útil para la sociedad ? [y ya sabe lo que yo pienso que es la sociedad] y por sobre todo, no se olvide nunca que usted es el accesorio más privilegiado de la creación: tiene un cerebro más grande, tiene pene, no queda embarazado, no tiene celulitis, etc., entonces, déjese de hinchar las pelotas y disfrute de la vida, pero no olvide esto nunca: nadie tiene la vaca atada, ni el millonario al que su mediocre chofer le fifa a su tercera y más bella esposa, ni el galán de telenovela que no puede descuidarse ni de su hermano feo, y en una de esas ni hasta su propio padre se salvó, porque si recuerda las estadísticas en 1950 la infidelidad en U.S.A. era del 25% lo que asegura que en Argentina era peor y 50 años después lo más probable es que la infidelidad ronde el 50% o sea que la mujercita de uno de cada dos hombres casados lo ha corneado al menos una vez y, el 15%, lo hace reiteradamente [el 35% restante deben ser muy feas].
Otra cosa que es relativa es la sobreapreciada imprescindibilidad obtenida a través de los hijos: no se olvide que el cerebro de su marido es el de un cazador y no el de un criador independientemente de qué tan fuerte le haya picado el bicho de la paternidad que, por otra parte, no es sino el placer de hacerse imprescindible para otras personitas además de su esposa, claro que con los problemas que tienen los hombres para comunicarse es difícil percatarse de ello pues muy pocos son capaces de decir: "necesito sentirme útil para alguien, o no existo", así, al final la imprescindible no es la mujer, sino los hijos.
La mujer no cambia sus prioridades ni con la maternidad de su segunda camada de hijos en un segundo matrimonio: ella buscará a un padre para todos sus hijos y, curiosamente, habiendo perdido ya a un marido, en vez de facilitarle las cosas al siguiente se las complica. La lógica no es cosa de mujeres: una de las leyes de Murphy sostiene que si se usa cualquier aparato al máximo de su potencia se va a descomponer, entonces, piensen en los hombres como si fueran aparatos [ya hay aparatos que reemplazan algunas de sus funciones].
Por eso va a ser más difícil conseguir marido estando separada y con hijos [tanto peor si son adolescentes] siendo recomendable apuntar a separados con hijos que no compitan [si uno tiene hijos grandes, el otro los tendrá chicos, y si uno tiene varones, el otro mujeres] algo muy poco práctico a la hora de conseguir pareja algo que ya es difícil partiendo de cero aunque se haga un buen negocio consiguiendo a un marido superior al anterior, será muy pero muy difícil conseguir un padre superior al padre biológico y, si su objetivo es el bienestar de sus hijos, no puede desatender su aspecto psicológico y vaya uno a saber por qué, el padre ocupa en ese rubro un papel tan importante como inmerecido, puesto que no tuvo que llevar al niño adentro ni un sólo día de los nueve meses de gestación, a no ser porque algunos de esos casi innecesarios accesorios pueden llegar a dar la vida por sus hijos, algo que ellos perciben y los hace sentirse seguros y protegidos mientras están bajo la mirada y cerca de los brazos de esos "periféricos" que eligieron sus madres para que los cuiden, no por nueve meses, sino por veinte años [y que se cuide mucho quien pretenda quitarles esa responsabilidad de encima].
¿ Conoce a la "Navaja de Occam" [ver tema 15, punto 7] ?, bueno, a mi entender casi no hay hombres cuyos Egos tengan más de siete u ocho años de edad y, en lo que respecta a crecer, el hombre es igual a los árboles, pero, a diferencia de estos a los que al aserrarlos uno puede apreciarles los anillos de crecimiento, no se puede aserrar un cerebro y ver los mismos anillos de crecimiento porque estos son psicológicos y no físicos.
Si recuerda la cuestión de las máscaras, aquí la analogía vendría a ser que el núcleo psicológico de siete años aprende a usar una máscara de diez años, luego una de trece, quince, dieciocho, etc., como capas de una cebolla, y estas etapas son peor o mejor aprendidas a actuarse. Así el "siempre se tiene a un niño en algún rincón del corazón", en realidad es "todos tenemos un niño egoísta en el centro de la psiquis", y hay algunos soberbios actores que parecen hombres maduros y serios pero que en realidad están obligados a actuar así para ocultar al niño egoísta y resentido. Yo pude crecer felizmente hasta los catorce años sin tener que usar máscaras, ni "filtrar" nada de lo que decía, pero después empecé a enamorarme, fracasar, enamorarme, fracasar, emamorarme, fracasar, fracasar, y fracasar [en el medio escribí un libro].
Una persona muy seria está enferma. Usted los conoce, son esos que lo dramatizan absolutamente todo y suelen sentenciar cosas como: "Esto no es para tomarlo en broma, hay niños que mueren de hambre en los campos de refugiados en Siria, mientras usted le da carne picada a su gatito".
Entonces, matemos al gatito para que estos imbéciles se sientan "piedras fundamentales" de la sociedad progresista y comprometida, o seamos conscientes de que por algún motivo esos resentidos se cargaron de culpa en la niñez y necesitan hacer sentir culpables a todos los que los rodean.
Me cago en sus problemas existenciales, en su progresismo y sensibilidad social sobreactuada y por lo tanto falsa y cínica, me cago mucho más en su "profesionalismo" sin ideas, y me recontra cago en su búsqueda eterna de culpables para todas las cosas.
¿ Yo tengo la culpa por la desnutrición infantil en mi país porque me compré un equipo de audio importado ?: yo y miles como yo no tenemos la culpa de nada [bueno, yo una vez rompí un frasco de mayonesa nuevo y lo oculté].
¿ Que como parte de la sociedad tengo la culpa por el aumento de la delincuencia juvenil en los barrios bajos por haberlos excluido ?: ¿ quieren que a un "dos ambientes" traiga a vivir a una familia de villeros para incluirlos en mi living ?
En realidad, volviendo al centro de la cuestión sobre el crecimiento, como terminar con el hambre en el mundo es una tarea imposible si no se empieza por darles absoluta libertad a los productores agropecuarios sin que los gobiernos les "morfen" sus ganancias, resulta ser una buena excusa para no hacer nada porque: ¿ para qué si todo está perdido, podrido, "cocinado", etc ?, o sea, una buena excusa para no hacer nada, no "meter la cuchara", y que cada uno se las arregle como pueda, sin hacer nada desinteresado por los demás [lo más barato que podemos hacer por los demás, es simplemente estar de buen humor para escucharlos], y al mismo tiempo que solidariamente se grita fuerte que la culpa la tienen siempre los demás, cuando la culpa por cierto la tienen ellos pero no lo saben, lo lógico es no meter el dedo en la herida porque las consecuencias psicológicas las padecen ellos, pero, usted no puede decidir que lo mejor es dejar pasar al tiempo, y si usted no crece feliz sino colaborando voluntariamente con quienes lo rodean... ¿ cómo evitar que la ayuda que no le da a los demás no termine afectándolo ? [y ni hablar si en vez de ayudar a su ex-pareja -e indirectamente a sus hijos, aunque haya descubierto que son los hijos de otro- usted va y le da treinta y cuatro puñaladas y termina preso y siendo la novia de un sujeto más pesado que usted].
La gallina que cacarea es la que puso el huevo: En cuestiones de infidelidad, abandono, y amor no correspondido, hombres y mujeres se culpan mutuamente, lo que no tiene sentido pues hay de todo tipo de culpabilidades y crueldades de parte de ambos, pero, sin dudas el hombre grita más fuerte y, peor para las mujeres, estos lloran cantándole al mundo sus penurias, desgarros y sufrimientos y los muy cretinos no hacen nada bien, pero, canciones de amor [o desamor] son capaces de hacer desde la adolescencia y conseguir que hasta el adulto que los escuche [que por su edad no tiene los mismos códigos] se sienta identificado, y por eso es que los jóvenes empiezan a apreciar el tango no cuando suman años, sino cuando suman fracasos.
Sí, las mujeres también componen y cantan, pero están a kilómetros de distancia y ni hablar de la distancia con los hombres heterosexuales que no cantan pero escriben y dirigen películas románticas, historias que la gente real no vive nunca, pero, incluso yo [amante de la ciencia ficción y el cine bélico], de esas historias de amor con finales felices quiero más, pero, para el depresivo recomiendo las comedias para no ilusionarse con pasiones que no existen, o escuchar música en algún idioma que no se entienda, para no "contaminarse" y convertir a las canciones favoritas en proféticas: ¿ se le va a pasar la depresión a alguien por escuchar el llanto hecho canción de otro que, por lo menos, embolsa montañas de dinero que lo ayudarán a no deprimirse ?
Aquí me refiero a los dos tipos de depresivos: el real, que es el que "perdió la brújula" sin un disparador visible [generalmente por un desequilibrio químico de su cerebro], y el falso depresivo que es el que perdió el equilibrio "social" porque perdió su trabajo, su pareja, o perdió a algún familiar cercano, etc., y no soporta el lógico período de dolor como los demás.
Atravesar ese período se comenta que fortalece, pero, yo creo que no, y que siempre hubiera sido mejor no tener que pasar por ninguna circunstancia traumática y, lo que se entiende como "cura" del depresivo, en mi opinión es la toma de conciencia de su problema y de las repercusiones sobre su entorno familiar, entonces, casi exclusivamente por amor a los demás, el depresivo ni se fortalece ni crece sino, como ya expuse, se crea una nueva capa de cebolla, pero adentro, muy dentro, el niño todavía está sangrando culpándose, o retorciéndose buscando culpables.
El psicoanalista cree que ayuda a atravesar ese período a sus pacientes, el psiquiatra cree que lo hace recetando antidepresivos, y yo creo que el que tenía razón era John Lennon [All you need is love], pero, aveces la pérdida es irreemplazable, el amor no viene en pastillas, y convengamos que de poco sirve enamorarse del analista aunque eso sirva para quitarle las telas de araña a su zona genital.
Hablando de cosas con "telas de araña": ¿ qué tal si los psicoanalistas comienzan a hacer sus primeras consultas con cada paciente en sus propias casas, para luego hacer las siguientes en plazas y parques en donde se pueda charlar y caminar al mismo tiempo [o hasta tomar sol juntos] en un lugar menos opresivo ?
Claro que habrán miles de objeciones, porque mientras los pacientes crónicos que no progresan sigan pagando, o el sexo con las pacientes más vulnerables no se termine nunca, nadie va a ponerse a organizar una revolución [¡ por lo menos invítenlas un fin de semana a la playa para que la relación les deje algo positivo, como conocer un buen hotel con cenas cinco estrellas !].
Si los profesionales no están dispuestos a dar estos servicios, que los estudiantes avanzados sean "psirculantes" [psi-circulantes] para circular por plazas y parques, o mucho mejor para pasear en auto, o hasta hacer una escapada en tren a alguna ciudad vecina [los gastos corren por cuenta del paciente y el estudiante puede así financiar sus estudios].
Muchos "nudos" de este libro los resolví viajando en trenes, y otras esperando mirando vidrieras en estaciones como la de "Once" [una estación llamada "Alguna vez"... en inglés], o mirando pasar a la gente en la nave central gigante de la estación "Constitución" [¿ alguien leyó "Cita con Rama" ?], que es especialmente inspiradora para el que va a buscar inspiración sobre personajes, su forma de caminar, o cómo les cambia la expresión cuando saludan al diariero, algo que quien está apurado en tránsito hacia su trabajo ignora por completo.
Los estudiantes medios podrían ser "psintores" [psi-pintores] que visiten a los pacientes en sus domicilios y a diferencia de los psicoanalistas que no le dejan nada al paciente a cambio de su dinero, con el psintor mientras conversan pintan juntos la casa de blanco, que nadie se arrepiente del blanco, y recomiendo también cambiar todas las cortinas por blancas, y hasta cambiar todas los artefactos de luces [o por lo menos poner luces de más potencia], y en alguna etapa más avanzada pulir los pisos y recuperar las cosas hechas con nobles maderas sepultadas bajo capas y capas de pintura berreta que esconden una belleza natural ignorada.
Esto a diferencia del Feng Shui más de moda en Argentina que en la misma China, sí tiene influencia sobre la psique del habitante de ese hogar, mientras que el Feng Shui influye sobre incomprobables energías positivas y negativas, o más bien sobre las cuentas bancarias de los decoradores de interiores con ganas de cobrar mucho y trabajar poco.
Por último, el "Tapsi" [psi-taxi] oficializaría la función social del taxista para que el usuario aclare sus ideas antes de entrar al trabajo, mejorando su salud psíquica y la productividad de la sociedad [¿ y qué tal un trabajo temporario para seminaristas religiosos manejando remises, o "pre-misas", para tomarles confesión a los atormentados por algún remordimiento ?].

13] Fin: ¿ Cómo van a crecer los pacientes si los psicoanalistas no han crecido desde el siglo XIX y, excepto por la aparición de los psicofármacos [con alarmantes tasas de suicidio por mala medicación, o como consecuencia de la tardía o temprana pero inevitable suspensión de la misma], no han incorporado ninguna tecnología que haga más eficiente su trabajo que en otras épocas era más romántico por lo casi "detectivesco" y que hoy es aburrido, rutinario, y lo paga mal la obra social del paciente ?
Para el neurobioquímico que cuenta con suculentas inversiones de capital para financiar sus notables descubrimientos, [a los psicoanalistas sólo les inventaron los sofás-cama] sus beneficios chocan contra la adopción por parte de los más débiles de la línea de pensamiento llamado "mágico" ["me tomo una pastilla y listo"], que es evidentemente infantil y, sinceramente, creo que crecerá más el paciente que haya leído y entendido dos o tres páginas de este libro, por eso: ¡ receten este libro ! [nunca hará falta repetir la receta, ni podrán haber pacientes con sobredosis de lectura].
La curva de Bred que ya le he recomendado hacer, también puede hacerse retrospectivamente [a grandes rasgos] sobre todo su pasado. Inevitablemente la memoria selectiva lo tergiversará todo, mi ejemplo favorito es que todos odian la escuela y años después la recuerdan como un período "dorado".
Primero "terremotos": A falta de una memoria fotográfica imparcial para hacer su curva del pasado, arranque con los hechos como accidentes, enfermedades, revoluciones, invasiones, etc., que le hayan tatuado el alma con prejuicios o fobias imborrables.
Segundo "shocks": Las lecciones que la vida va dando y que sacuden la escalas de valores de la gente y que, a diferencia de los "terremotos", están ligadas a la influencia negativa de algunas personas que se cruzan fugazmente en nuestro camino.
Tercero, "apocalipsis": El día en el que el mundo se le vino abajo, la sentencia de muerte, etc., a diferencia de los dos puntos anteriores, implican haber "metido la pata" [responsabilidad].
No hay uno sino varios a lo largo de la vida pero hasta que no los anote [haga una lista antes de volcarlo en forma gráfica con una curva de Bred, lo que es aconsejable para cada uno de los puntos que siguen], o sea, haga una lista y "déjela crecer", lo que ocurrirá cuando la memoria vaya "rindiéndose" y largando lo que celosamente guarda en el sótano.
Esto sirve para darse cuenta de las estupideces que a lo largo de la vidas nos han torturado y replantearnos si la actual crisis dentro de algún tiempo no bajará también a esa categoría.
Cuarto "balances": Cada época mereció un balance emocional, como una infancia feliz, una adolescencia conflictiva, un despertar al sexo desafortunado, un ingreso temprano o tardío al mundo adulto, un presente "rosa, o gris, o negro", etc. [haga el registro o lista sin perder el tiempo, que después ya encontrará el momento para resolver el por qué de esa sensación].
Quinto "centros de gravedad": Los dominantes en cada etapa, que al comienzo es uno de los padres, y tras un período casi sin conflictos de interinfluencias con los amigos [que por algo los hemos elegido entre muchos posibles], después llegan las parejas [que después uno se pregunta por qué se las ha elegido].
Para algunos lo serán sus primeros docentes, para otros sus peores jefes, para otros lo serán algunos de nuestros fatídicos ministros de economía, etc. [ese es mi caso debido a la perversa hiperinflación de malparidos como Alfonsín y Sourrouille: todavía hoy me acuerdo de esos años negros y me dan ganas de llorar].
Sexto "ídolos": Hay personas que se idealizan tanto que unos quieren imitarlas, y así al principio de la curva uno quiere ser como alguno de los padres, luego como algún "superhéroe", después como algún ídolo le carne y hueso, después se quiere ser parte de un grupo o sea "ser médico" en vez de querer ser como Alan Alda [quien hacía de cirujano en la notable serie M.A.S.H.].
Séptimo "contención": Palabrita de moda, sirve para marcar en la curva si se estuvo rodeado de los afectos y comprensión necesarios [lo normal es ir de los padres a los grandes amigos, algunos compañeros, y finalmente la pareja definitiva y los hijos].
La economía moderna pocas veces nos deja hacer amigos con los compañeros de trabajo. Por el "divide y triunfarás" hay que sospechar que a las empresas no les gustan los amigos y por eso provocan competencias desgastantes, serruchadas de piso "preventivas", amén de despidos y una rotación tan veloz que uno no les llega a memorizar los nombres [sé de una oficina donde siete personas no se conocían sino un primer nombre o apodo y la designación oficial de "recurso", o sea que Carlos García era "el recurso redes", José López era "el recurso visual basic", etc.].
Octavo "replanteos": "Volantazos" para salirse de un camino que no lo llevaba a nada bueno [como la disolución a tiempo del matrimonio del punto 1]. Piense en él no desde el punto de vista egoísta sino como si se tratara de una obra de arte: Si no lo puede conservar, no lo destruya como hacen los artistas mediocres que agredieron a martillazos al "David" y la "Piedad".
Noveno "arrepentimientos": Son espinas clavadas que nadie olvida [cosas mal hechas, y cosas que no se animó a hacer].
Décimo "venganzas pendientes": Si usted es una persona rencorosa en extremo, no va a poder vivir sin vengarse, por lo tanto confeccione la lista de las diez personas a las que asesinaría si supiera que padece una enfermedad incurable [o sea que ya tiene una pena de muerte sobre su cabeza, pero, está afuera de la cárcel, y nadie sospecha de usted].
Sólo haga la lista, e incluso diseñe las coartadas, o simulación de accidentes, en una de esas le vende el libro a algún director de cine y se llena de dinero [¿ notó que el psicólogo reemplazó al mayordomo como principal sospechoso ?
Le voy a dar tres buenas razones para no asesinar a nadie:
[A] La gente odiosa no puede contenerse y así después de tiranizarlo a usted, tratarán de superarse con otra persona que por lo tanto lo odiará más. O sea: convenza a otra persona de cometer el asesinato de quien usted quiera matar, y si lo acusan de ser el instigador, diga que está escribiendo una novela, y el asesino plagió su crímen perfecto, y encima lo hizo mal.
[B] Nadie es una isla, y así usted sentirá remordimiento por haber lastimado a los familiares que amaban a quien usted odiaba. El remordimiento o el arrepentimiento llega tarde o temprano [si lo encarcelan, va a ser más bien temprano, créame].
[C] Si usted asesina a alguien, me van a meter preso a mi por apología del delito, instigar al crimen, etc., ¡ y no quiero volver a estar preso por un crimen que no cometí !

14] Las etapas de la pareja moderna: Fuerte carencia, deseo, selección, conquista, enamoramiento con convivencia [o sea: poderoso apasionamiento temporario], proyecto conjunto, casamiento, serenidad [o sea: fin del romanticismo gratuito], rutina, infidelidad, ruptura, y volver a empezar con más carencias.
Compárese con el proceso correcto: atracción, selección [o sea: filtro femenino], conquista [o sea: permiso femenino], enamoramiento, proyecto conjunto, casamiento, convivencia real [o sea: tolerancia y aprendizaje, opuesta a la otra "convivencia" que es para abaratar el período de pasión], simbiosis [que llega con una paternidad "impecable"], hijos, amor eterno, nietos.
¿ Cómo encontrar al amor de su vida y no estropearlo ?: Descarte a la pareja para llenar carencias forzándola egoístamente a cambiar. Amar es entregar sin pasar factura y recibir sin demandar, lo que difiere de la "obsesión-esclavitud" adolescente, y las lunas de miel "cuerpo a cuerpo" 24 horas por día de los veinteañeros. El amor juvenil y el más mental amor adulto pueden ser duraderos y productivos sin llegar a la "ecuación perfecta" del punto 1, partiendo de un comienzo poco apasionado "de estudio", en especial cuando se viene de un fracaso. Un comienzo apasionado no garantiza nada excepto "sabotear" a las futuras relaciones por desconfianza. Así toda relación tendrá el vuelo que la mujer le permita tener, y si usted es hombre "entréguese" con inteligencia y sin demandas.
Si aprendió algo de sus fracasos anteriores comuníquelo a su pareja con el ejemplo, y no le de sermones a "ella" para enseñarle a ser perfecta para "usted": ¡ cambie usted !

15] Al hombre sensato no le importa ser el primer amor de su mujer sino el último, y a una mujer ya no debería importarle que el primer amor termine en nada, lo que no hay que olvidar es que el amor adolescente consume las 24 Hs. del día contra el amor adulto que comparte el tiempo con el trabajo, el pago del gas, la corriente eléctrica, el teléfono, la escuela de los chicos, y así quien más ama y trabaja por su mujer e hijos, jamás obtendrá el "Oscar" al mejor amor, ni que su mujer deje de suspirar cuando recuerde al otro [¿ hombre, va a deprimirse por ello cuando él se quedó con el "Oscar", pero usted se quedó con la protagonista ?].

Claudio Corniola