SUICIDIO Y HOMICIDIO:

1] Eutanasia: No habiendo todavía las cámaras de hibernación criogénicas de la ciencia ficción, el tipo de suicidio más comprensible es el que le acorta la agonía a quien ya aceptó que va a morir y que no merece seguir sufriendo.
Cualquier otra forma de terminar con una vida que no esté ya fatalmente predestinada, implica otras cuestiones, como las de poder, abuso de poder, o peligro de perder el poder y la impunidad para inculpar al prójimo.
Oponerse a darle fin al sufrimiento de alguien condenado facilitándole una buena muerte indolora, y no sólo hacerlo discursivamente por supuestas razones "de princios", sino además haciendo un lobby activo en contra de los intereses del paciente que sufre y de los profesionales facilitadores, simplemente es cosa de malnacidos. No olvidemos que entre esos principios que ya han caído en deshuso, en un primer momento la iglesia se opuso al uso de la anestesia, por contradecir aquello de "parirás con dolor".

2] Depresivos: No existiendo los milagros religiosos, y con la ciencia médica realizando más milagros que nunca, el milagro deseable y posible sería que la sociedad inicie un retroceso en sus siempre crecientes tasas de suicidios de depresivos.
Mientras usted lee esto, alguien sano comienza los preparativos para terminar su vida, desde lo más horrible que he visto, una adolescente que bebió ácido y tuvo tres días de agonía, hasta el suicidio por falta de ganas de vivir de un amigo asmático que produjo histamina hasta asfixiarse [ambos por razones sentimentales] sin que nadie puediera hacer nada, pues, si contra la traición no hay defensa, ¿ cómo evitar la autotraición del suicida ?

3] Suicidio homicida: ¿ Qué pasará cuando el padre de uno de los muertos del World Trade Center, Atocha, Beslan, o A.M.I.A. etc., sepa que tiene un cáncer incurable y se convierta en un hombre-bomba para vengarse de los fanáticos musulmanes detonándose en el centro religioso de La Meca en un día de celebración ?
El odio es irracional y hace cosas injustificables, la responsabilidad criminal no es endosable de un grupo fanático chiíta o sunnita [que están peleados y se matan entre ellos] a todos los creyentes musulmanes, y por ello nuestros servicios de inteligencia deberán protegerlos [y protegernos] de "atentados vengativos" que nos conducirán a una espiral sangrienta imposible de frenar.
Como los suicidios-homicidos no son heroísmo en combate, sólo se los pueden ejecutar con el cerebro lavado, o con graves problemas sexuales [¿ casuales o inducidos desde niños para después poder convertirlos en furiosos autómatas ?] y, como descendiente lejano de musulmanes, los considero indefendibles [dos cosas: a los mártires que se inmolan les prometen 72 vírgenes en el paraíso, pero, en el paraíso no hay necesidades fisiológicas como beber, comer, orinar, defecar... ni obviamente tampoco debería existir la necesidad fisiológica de vaciar el semen acumulado, entonces, ¿ para qué quieren tantas esclavas, pasando por alto a otra cosa rarísima como el hecho de que en el paraíso persista la esclavitud ?
Que sus ideólogos políticos detonen a sus hijos o se detonen en persona y contra objetivos militares, o mejor todavía: ¡ lean el Corán, preguntensé por qué si Alláh es tan grande, naciones que involucran a millones de musulmanes ya perdieron tres guerras contra un puñado de judíos !
En occidente suicidarse no es cosa de hombres, y además se inventaron las nuevas bombas "inteligentes" pero desorientadas [mejor inventen bombas con conciencia]. Por ese freno cultural U.S.A. y U.R.S.S. no terminaron en guerra, mientras que los "guerreros" musulmanes a su manera se salieron con la suya y han asesinado a viejitos de una mutual judía en Buenos Aires [civiles, viejos, argentinos, ¡ pero enemigos muy poderosos que hacían peligrar la grandeza de Alláh !].
Al pedo, pero... ¿ acaso no hubo un fracasado socialismo del siglo XXI hecho para consumo interno latinoaméricano ?, pues bien, la O.N.U. debería forzar un "Concilio" musulmán para actualizar su fe, sobre todo por los derechos de la mujer, pues si se presionó a Sudáfrica exitosamente por discriminar a la raza negra, por qué no hacerlo por el género femenino, o sea: ni por cuestiones de derecha, ni de izquierda, ni de imperios, ni colonias, sino por razones humanitarias [¡ pobres mujeres en vez de solucionarles sus problemas, "los buenos de occidente" les bombardean a sus hijos !].
Los políticos de esas naciones tienen sumergidos en la pobreza a sus pueblos y a sus naciones atrasadas después de años de bonanza petrolera y saldos comerciales increíbles. Si el Islam es una cultura que hace siglos tuvo su mejor momento [que no vieron ni sus actuales monarcas absolutos, ni sus opositores fundamentalistas que no deberían apropiarse de esa gloria], ¿ qué pasará cuando se les acabe el petróleo, algo pronosticado para mediados del siglo XXI Más sobre el Islam aquí.

4] Suicidio en masa: ¿ Tendría alguien la estúpida idea de suicidarse si no hubiera perdido el trabajo, si un impuesto inventado de la nada no lo hubiera arruinado, si su pareja no se hubiera ido al exterior por un trabajo temporario para no nunca volver, o si su hijo no hubiera muerto atropellado por un adolescente alcoholizado al volante ?
Usted tiene mil motivos para estar furioso, por lo tanto grite, insulte, proteste, pero por el amor de Dios no se la tome contra usted mismo: así ganan ellos.
Todo suicida debería despedirse de su mundo tomándose un último día soleado para hacer un tour [con guía turística incluida como hacen en Hollywood para mostrar las residencias de los actores famosos], pero para ver cómo viven los diputados, senadores, sindicalistas hasta de gremios minúsculos, ministros y secretarios de Estado que duraron apenas un mes, periodistas que nunca tuvieron un solo programa exitoso de mucho rating, empresarios exitosos de la noche a la mañana gracias a sus vínculos políticos, y hasta se les podría agregar una visita a las casas de las amantes de todos... ¿ y después de ver esto, alguien igual se suicidaría por ellos ?
Y hay cretinos peores dándose una vida de reyes: entre nosotros los asesinos que ahora son defensores de los derechos humanos, y en el exterior los millonarios islamistas que financian los ataques suicidas contra civiles. El colmo del suicidio es dejarse usar como "carne de cañón" de alguna ideología. Creo que fue una de las asesinas del "Clan Manson" quien afirmó haber llegado al orgasmo al momento de asesinar, ¿ sentirán lo mismo los que ponen plata para que otros hagan masacres ?
Lo "políticamente correcto" impone palabras "tabú" como el sexo para la política, pero, la testosterona y la adrenalina que son nuestros combustibles sexuales, son los mismos que entre los jóvenes alimentan el uso irracional de la violencia entre ellos, y son el abono con el que cuentan quienes defienden ideales como los de la subversión armada, y para ello reclutan precisamente a los jóvenes.
Grupos de violentos, prepotentes, y mesiánicos, quedan amnistiados de forma "políticamente correcta" así de sencillo: no hubo una "guerra" [palabra tabú], si no se usa esa palabra la guerra deja de existir y, por lo tanto, cuando yo era niño me mintieron y no hubo subversivos que se autodefinían como "combatientes" pues si no hubo guerra tampoco hubo combates, por lo tanto no hubo corrientes internas que ni siquiera sacaban los votos necesarios para dirigir sus propios partidos, anunciando por los medios de comunicación su paso a la "clandestinidad" para iniciar la lucha armada para llevarnos al marxismo [u otros "ismos" de izquierda que sumados llegaban al 2% de los votos].
Obviamente si a ese 2% le desaparecen oficialmente 8.960 personas ["políticamente contadas" 30.000 desde el momento en que pudieron documentar 3.000 pero aumentaron la cifra para poder recaudar donaciones en Europa, o sea: casi desde el comienzo la cuestión de los desaparecidos no fue un tema de derechos humanso, sino de "¡ plin !... caja"], un bando ganó el conteo de muertos y el otro lo perdió como en la guerra, al punto que no encuentra otra palabra que "genocidio" para referirse al resultado final con una no-victoria en la no-guerra que empezaron ellos mismos [yo lo llamaría como "buen negocio", y al que fue a venderles a los Kirchner la idea de convertirlos en héroes de los derechos humanos, yo lo llamaría genio comercial, un genio a la altura de Paul Singer, el propietario de varios fondos "buítres", excepto porque la negociadora de las Madres de Plaza de Mayo comerciaba picoteando cadáveres reales].
El desprecio por el hombre común que tuvieron ambos bandos está de manifiesto no sólo por las misiones suicidas ordenadas por la dirigencia subversiva, sino por haber ajusticiado a desertores que intentaron abandonar la lucha cuando era evidente que ya estaban derrotados y los estaban masacrando. Los militares al ser derrotados se rinden para evitar bajas propias inútiles, pero los que apelan al uso del término "genocidio" todavía se sienten una raza especial o "vanguardia" del socialismo/comunismo hoy despreciado mundialmente tras su derrumbe implosivo [por lo tanto U.S.A. esta vez no tuvo la culpa], vanguardia que no aceptó rendirse porque elucubraba que podía capitalizar mejor a los muertos que a los fracasados, para poder conservar el estatus de "héroes de la revolución", y así vivir sin trabajar en Cuba, y que los sigan llamando "combatientes" aunque ahora no combatan y, según ellos, antes tampoco hubo una guerra donde combatir.
Por el otro lado los militares nos llamaban [no se molestaron en inventar nada] como "civiles", y lamentablemente no nos llamaron algo simple como "terceros"... lo que hubiese sido útil para que ahora no seamos nosotros los que tengamos que pagar las millonadas de indemnizaciones que los Kirchner les regalaron a los comunistas argentinos que todavía hoy insisten en que son peronistas. ¿ A usted no lo deprime tener que pagarles una vida de lujo a estos mal paridos que especulaban sobre fusilar a un millón de argentinos tras el triunfo de su revolución, lo que seguramente me hubiese incluido -con mis 16 años en 1976- entre los antipatria ajusticiados heroícamente en alguno de sus campos de concentración ?
Es inconcebible un concepto como el del Estado argentino cometiendo un genocidio contra argentinos. Si para algunos no hubo guerra, entonces tampoco hubo terrorismo de Estado, sino terrorismo de militares contra terrorismo de subversivos, ambos cretinos tratando de ser más terroristas que el otro, en algo donde sólo uno podía ganar, llámeselo o no "guerra" [Guerra sucia = Asesinar impunemente a inocentes por las dudas. Liberación = "Guerra sucia" pero vista desde el otro lado].
¿ Se puede salir de la depresión más terrible que es la causada por la muerte de un hijo ?: De los casos tratados en este tema, poco se sabe sobre lo que les ocurre a los padres de los musulmanes inmolados, pero si se sabe que en Argentina los padres de los desaparecidos se dedicaron a tapar su depresión con palas de dinero, y mientras los hijos de unos fueron al paraíso de los mártires, nuestros "combatientes" fueron al infierno de los que murieron al pedo por una ideología foránea que muy poco después desaparecía incluso de Rusia, y sin dar ningún combate.

5] Masacre: "¿ Por qué va a matarse usted, si los que tienen que morirse de una buena vez son otros ?", lo que cualquiera se ha preguntado alguna vez como consecuencia de la injusticia, violencia, prepotencia, y abusos de los demás, pregunta que deja de ser retórica en el cerebro de un adolescente que acumuló más frustraciones de las que cree soportar y, cree eso, porque el adolescente es extremista y magnifica sus frustraciones desde el desconocimiento de las peores frustraciones que la vida le va a proveer en abundancia cuando abandone la protección paterna.
No me gustan los lunes: Hoy no es lunes sino el triste martes 30/09/2004 en el que Argentina entró a la lista de las naciones donde un adolescente resolvió sus frustraciones a los tiros en su escuela, una escuela que como miles de escuelas de clase media, realmente son un segundo hogar digno para nuestros chicos, una escuela que observó y previno a los padres sobre la incapacidad del adolescente para comunicarse con sus compañeros, pero no pudo prevenir que su padre militar dejara un arma de guerra a su alcance, junto con los dos cargadores que descargaría sobre sus compañeros.
Por lo general los ataques son planeados el domingo, que es el día preferido por los mayores para suicidarse, y en realidad lo que el adolescente hace es suicidarse pues es en ese día cuando se captura el arma, pero no se opta por el suicidio más efectivo [el disparo en el paladar] sino que se elige desencadenar una masacre de la que no se saldrá gratis ni siendo menor [inimputable] pues se terminará su vida tal como se la tuvo hasta ese momento [muy pocas veces se llega al suicidio post-masacre].
Si el ataque se produce el lunes, cualquiera sea el hecho desencadenante ["la gota que rebalsó el vaso"], ocurrió el último día de clases, o sea el viernes, y por lo tanto no se trata de locura temporal, sino de un frío asesinato del que se sabe inimputable y si sabe eso puede ser penado, porque por lógica comprende la criminalidad del acto, aunque la omnipotencia adolescente le haga despreciar las consecuencias de esas acciones sobre su futuro.
El adolescente homicida de adolescentes, no está padeciendo una "ruptura de la realidad", pues no ataca a vampiros ni extraterrestres imaginarios, sino a compañeros a los que elige como blancos, y sólo puede hacer semejante crueldad si valora como más importante al placer por causarles la muerte que cualquier tipo de castigo al que se lo someta.
Si sabe que está amparado por las leyes de una sociedad indefensa a la que él se cree con derecho a mutilar, pues comprende que les arruinará la vida a los padres de sus víctimas [y hasta a los suyos], entonces, la sociedad no se equivocó al educarlo, ni al impartirle los valores que cree importantes para su sano crecimiento, sino al no disuadirlo correctamente con castigos a la altura no de su edad, sino de su crueldad,
¿ Una fatalidad debe tener culpables ?: Algunos buscarán fallas o imprevisión en las autoridades escolares, por ejemplo por no palpar de armas a los alumnos al ingreso, otros negligencia por parte de su padre o de la institución militar que le permite llevar armas y municiones a su casa, otros en una madre que no le dio el amor suficiente, pero, "simplicidad": el culpable es el adolescente.
No solo culpa sino también dolo [un término jurídico que hace referencia a la intencionalidad, así la "culpa jurídica" sería nuestra responsabilidad, y el "dolo jurídico" nuestra culpa].
Monstruos de ocho años como los niños asesinos de Inglaterra, no sólo merecen la prisión perpetua, sino que deben tenerla para disuadir a los demás, aunque sea obvio que el menor cometió un error y que veinte años después ya será otra persona la encarcelada por los delitos de un niño inconsciente al que no le importaba el futuro propio ni el de nadie, pero, como también alguien de cincuenta años, con treinta de prisión, se encuentra condenado por el crimen cometido a los veinte años por la persona que habitaba entonces en su cuerpo, resulta que la prisión se vuelve injusta con cualquier edad de responsabilidad penal.
Sumémosle que la prisión no recupera a nadie para la sociedad, entonces, lo único que disuade es la pena de muerte y, si no la aplicamos, la cárcel sola no servirá para "rehacer" ciudadanos sin encontrar antes la fórmula química para borrar una mente [un "Alzheimer" sintético, pero no definitivo] que obligue al condenado a tener que aprender a caminar y controlar los esfínteres de nuevo, pues, sólo así se destruye a la condenable mente criminal: una pena de muerte que sólo mate al asesino, pero no al ser humano [sin dudas una pena de muerte, pero, no seguida por un funeral, sino por una lenta "resurrección"].

6] Ciencia ficción pura, el "neo-Alzheimer" no existe pues tampoco existe una cura para el maldito Alzheimer, ahora bien, tampoco existe una justicia para menores cuando cometen injusticias como evidentemente lo es la injusticia de castigar con la exagerada pena de muerte [que no hay ni para adultos] a sus compañeros de escuela, competidores sexuales a la salida de un bailable, hinchas de fútbol rivales, etc.
Si los menores quedan afuera de nuestra torpe ley, que por las suyas y sin pedirle permiso a los mayores dicten su "Código inapelable anti-menores criminales", con castigos seleccionados y aprobados democráticamente, y ejecutados por delegados temporarios que también deberán ser menores e inimputables.
¡ Que se las arreglen entre ellos pues tienen inteligencia de sobra para arreglar un problema para el que nuestros tabús "progres" nos ataron de manos !, ¿ o creen que la antigua y exitosa "Ley del Talión" fue inventada por gente muy mayor ?
La política no es una ciencia sino una técnica de manipulación y la ciencia jurídica, en tanto humanista, lo de "ciencia" lo tiene muy traído de los pelos. Así la publicación de un muy de ciencia ficción "Talión joven" con sus tribunales inapelables y parapolicías ejecutores, lleve a los políticos y juristas a incluir la actual crueldad juvenil en nuestro antes moderno pero hoy obsoleto sistema de disuasión punitiva que debe actualizarse sin vergŁenza pues estancarse [no evolucionar ni adaptarse] implica un retroceso o involución pues, de hecho, así hemos llegado a una situación indiscutible de vigencia de la pena de muerte: los condenados sin apelación podemos ser nosotros, los impulsivos jueces son los mismos verdugos inimputables, y las escuelas a donde enviamos a nuestros hijos son los modernos cadalsos... y los legisladores no hacen nada.

7] Culpa moral: La relación del común de la gente con "la culpa" es altamente compleja, por ejemplo, todo padre que muera después de su hijo, y no antes, invierte el curso normal de la vida donde los hijos velarán a sus padres y abuelos, incluso en el caso de enfermedades terminales, el padre siente que no tiene derecho a ser más resistente a las enfermedades que el hijo al que no le transmitió sus defensas inmunológicas.
Incluso en un accidente de tránsito donde un auto descontrolado embiste desde atrás y por sorpresa a dos peatones, padre e hijo, si estos no fallecen juntos, toda la sociedad lamentará que el que no se haya muerto sea el padre, ¡ ignorando que bien podría desnucarse el inútil al volante que se subió a una vereda que no estaba vacía !
La madre del menor, su suegra, y hasta su propia madre, le echarán la culpa al padre que falló en proteger a su hijo sólo por elegir la vereda equivocada, excepto a la hora de la demanda para quitarle dinero al automovilista que, si no estaba borracho, tampoco tiene la culpa de que los empleados de las automotrices le hayan colocado mal los frenos o cualquier otra pieza vital.
Por experiencia sabemos que la culpa judicial será para el dueño del "arma homicida" y que recibirá algo "en suspenso" [culpa sin castigo] y, los padres, llorarán por justicia: una venganza que demanda la horca hasta para el gerente de la automotriz, a mi entender, por culpa de una educación y formación de carácter deficientes, para quienes prefieren pasar la vida sin asumir responsabilidades para poder así revolear culpas pues necesitan que la sanción y el consecuente sufrimiento siempre recaiga en otros.
Hay dos tipos de culpas: La parida por la maldad, y la hija del fracaso que unilateralmente puede ser transferido a otras personas [el "echar la culpa" de la gente autoritaria, e infantil].
Un chico enciende como siempre el televisor y éste se quema, lo que pone a la típica familia de infradotados a buscar al que tuvo la culpa [nunca el padre que se dejó vender un televisor barato que tuvo que ser pensado "a prueba de niños"], cuando de no mediar una maldad como la de volcar agua en la parte de atrás del televisor, ese niño no tiene la culpa de nada, ni tampoco la madre que no puede ser una carcelera que tenga al niño todo el tiempo bajo vigilancia.
El mecanismo interno inculpador de terceros "MIIT" realmente es tan eficiente que hasta los MIIT se creen sus propias mentiras con tal de exculparse y transferir el dolor por su fracaso, haciendo que el castigo recaiga intencionalmente en inocentes, y como resultado del autoengaño, convierte al inocente en culpable y luego lo odia por ser culpable.
El colmo es que como hay "revoleadores de culpas inexistentes" también están las personalidades opuestas que se cargan solas de culpas.
En estos casos sentir responsabilidad es deseable en todo adulto, pero, sentirse culpable por la muerte de alguien querido ocurrida durante un terremoto o cualquier otro accidente [y no hace falta ser tan extremista con el ejemplo pues hay quienes se sienten culpables por cualquier fracaso o decepción], es un acto tan cruel como la injusticia ya señalada de desligar culpas propias en otros [o desquitarse por sus frustraciones castigando física o psicológicamente a alguien más débil], salvo que aquí no es otro el que le endosa su culpa al indefenso, sino que es una especie de autocastigo del depresivo.

8] La culpa colectiva: Ante el disgusto por una pérdida o fracaso, es psicológicamente más económico [el menor esfuerzo] buscar a un culpable antes que ponerse a rehacer lo roto, reponer lo agotado, o recomenzar si todo se fue al demonio.
Un adolescente homicida que deja en su pupitre una frase como "La mentira es la base de la felicidad de los hombres", nos muestra su incapacidad para crecer en el sentido adulto, o sea, adaptarse a cada época creando una nueva "capa de cebolla" psíquica [ver tema 14, punto 12 "Crecer", que compara a los anillos de crecimiento de los árboles, con las "capas de cebolla" que recubren al Ego original puramente instintivo, y con los años dan forma a la personalidad].
El adolescente odia a esas "mentiras" o "caretas" sociales o colectivas, pues fracasa al construirlas y, como no puede dejar de colisionar con los demás, ingenuamente se "desconecta" de una mayoría a la que no teme, pero, que termina vapuleándolo psicológicamente.
Cien por ciento obsesivo-compulsivo, pretende que todos le sigan sirviendo como cuando tenía cinco años de edad, hasta que se harta y decide reivindicar lo que es: un monstruo egoísta no sociable "por naturaleza", sino "porque le conviene", al que cuando algo "no le convino" según sus ridículos parámetros, pasó a destruir a balazos a la parte de la sociedad que lo juzgaba, convirtiéndose él en juez y verdugo para castigar la culpa colectiva: todos mentimos, excepto él. Mentir es malo, pero, odiar y matar... ¡ no lo es !

9] Manifiesto Dark [o "gótico", o como mañana la gente de ánimo oscuro decida autobautizarse]:
Dios: Un Dios todopoderoso puede existir y no existir a voluntad / Si existe, abandonó a su hijo y dejó que nos esclavice el sistema / Si Dios no existe, tampoco hay un Diablo acosando a nadie, así que si no existe [o está preso en el infierno], entonces toda la maldad es humana, y toda religión es paranoica y culposa.
El sistema: Este subsiste convirtiéndonos en un rebaño de mediocres, pero, éste tiene sus propios códigos imbéciles para aceptarnos / Quien escape de él está en un plano superior más cerca del Cristo hombre, como cualquiera traicionado e indefenso ante el poder / El sistema tiene escuelas, iglesias, políticos, y policías / Los apartados del rebaño sólo tenemos símbolos.
Respeto: Ni el sistema ni el rebaño tienen respeto / El suicidio no deja que venza el sistema, pero como sobrevive, después reescribe la historia culpando al que más le conviene / Atentar contra el rebaño no afecta al sistema que así encuentra más excusas para dominarnos / Adentro del rebaño se matan todos los días, pero, si el que explota es un "dark" sale por T.V.
Exclusión-Inclusión: Recluirse o protegerse en grupos con códigos y una estética anti-rebaño sirve para identificarnos, pero, el rebaño lo usa para discriminarnos / A la larga éste exigirá nuestro regreso y, a más tardanza, mayor precio a pagar [sólo los genios y los millonarios se salvan] / Los imbéciles se burlan de lo que no entienden / Para discriminar, los "corderos" del rebaño acusan de falta de "cordura" a los genios que los superan / Un sistema saturado de imbéciles le teme más a un genio que a cien homicidas, al punto que pretende recuperar al asesino y no al genio / La música es el arma de los genios para avergonzar al rebaño / El sistema es miserable y por eso respeta al millonario.
Amor: Demasiado amor estupidiza / La falta de amor deprime / Los reemplazos químicos del amor matan.
Pesimismo: La verdad es pesimista pues todo se rompe, descompone, envejece, o muere, mientras que el cínico sistema es optimista, y les promete una vida después de la muerte a quienes les chupó la sangre, quemó el cerebro, y corrompió a sus hijos.

10] Análisis del Manifiesto Dark: Primero, este manifiesto no es un producto dark genuino porque lo escribí yo, tratando de interpretarlos [sin su autorización] y, tal vez, su mayor logro sea la síntesis [una carilla de manifiesto y cuatro de análisis].
Dios y el demonio: Para el dark el demonio es la iglesia y sus jerarquías. Por lo demás la religiosidad dark no se diferencia de la del común de la gente, pero, curiosamente es menos extremista, así no hay ni cristianos muy fanáticos, ni tampoco adoradores de Satanás que vayan más allá de lo "folclórico" del satanismo, como su muy interesante merchandising.
Estética anti-rebaño: El gótico en el siglo XIX dio la mejor moda masculina que jamás haya existido. Para los diseñadores de moda [más caros o más baratos] eso fue insuperable y después de ese período los hombres pasamos a ser vestidos con moldes y apenas podemos distinguirnos cambiando de corbatas [yo ahora me niego a usar corbata salvo excepciones, pero, en algún momento llegué a tener catorce, las que después fui regalando hasta quedarme sólo con tres: una gris reglamentaria, una negra para lutos, y una blanca y negra porque soy hincha de All Boys].
La estética del gótico del siglo XX no tiene la finura exquisita de la del siglo XIX, siendo más bien áspera e improvisada con sobrantes punks y militares, tal vez porque esas ropas son funcionalmente andróginas.
La mujer dark no hace el incansable esfuerzo de las demás mujeres por sobresaltar su femineidad, pero, tampoco se disfraza de hombre aunque use calzado militar.
El hombre dark, sin llegar a los gastos en producción que hacen los metrosexuales [que son unos sujetos heterosexuales que hacen narcisistas gastos femeninos en perfumes, ropas, y bijouterie], exceptuando a unos pocos darks que son artistas del make-up andrógino, la mayoría Dark/gótica se viste de negro y se adorna con algo de la parafernalia "neutra" que le sobró a los punks [lo "neutro" es lo opuesto a cierta arista nazi que hay en lo punk] y, aunque algún Dark se pinte las unas, nadie va a confundirlo con un metrosexual.
Hay cierto condicionamiento del que los darks no son culpables: El hombre común, si tiene un mentón retraído, disimula la "cara de bobo" con una barba candado. El joven "progre" disimula su cara de niño recién salido del cascarón usando una barba tipo "Che" Guevara. Los hombres con mandíbulas fuertes pueden usar bigotes pero rara vez usan barbas. Bueno, la gran mayoría dark se afeita la cara, pero no la cabeza [excepto para disimular una temprana calvicie, porque es preferible pasar por excéntrico que por decrépito precoz].
El joven rubio de ojos celestes y nariz de niña está condicionado para ser metrosexual, por eso es muy raro ver jóvenes "bonitos" entre los darks [lo de "bonitos" va entre comillas, porque los chicos son todos lindos y recién de grandes se van a volver hombres fieros y toscos como nos pasa a todos excepto a los galanes del cine y la T.V. ¿ premetrosexuales ?].
Lo mismo les pasa a las chicas, son todas lindas en tanto son jóvenes, pero, no hay "top models" darks [como la dark es pesimista, y se ve fea, también prefiere pasar por excéntrica].
La imagen como meta: Este no es un problema dark, sino un problema adolescente. En tanto el dark se vuelve consumidor de su merchandising específico, más sus tatuajes rituales, y sus incómodos piercings, abandona el bajo perfil para entrar por la puerta de atrás a un circuito menor del sistema que repudia.
Mensaje para el joven dark argentino [o como mañana se llamen]: Mantengan sus cuerpos limpios, pues se les va a acabar la adolescencia y van a terminar hechos unos mamarrachos. Yo me puedo equivocar como cualquiera, excepto en esto: las modas cambian y los tatuajes no pueden borrarse, entonces, ¡ gástense su dinero en más discos, pues la música nutre y no ensucia !
Amor: Como los muchachos darks tienen penes y, las chicas darks tienen vaginas, no sé cómo pero pese a toda las defensas externas "afeadoras" [según los parámetros estéticos dominantes], ellos igual se atraen y forman muy felices parejas bastante duraderas [padres despreocúpense: casi nunca se terminan casando] con un amor muy parecido al de los hippies de los sesentas: ¿ Vieron como se abrazan dos monitos asustados en una jaula ?, bien, es parecido [posdata: ¡ liberen a los monitos !].
El sistema: Los monitos asustados simultáneamente se dan y reciben una pseudo protección [o contención] y, les guste o no les guste, dar y recibir es la base de la oferta y la demanda que es inevitable como las leyes "de mercado" [por cierto perfeccionables, pero, éste no es un libro de economía, y para aclarar definitivamente todas sus dudas al respecto algún día va a tener que leer "Adiós al neoliberalismo"].
El sistema fue creado de común acuerdo y en cada época se lo fue reafirmando, pese a que siempre hubo disconformes, como también hubo y habrán ganadores, trepadores, tramposos, estafadores, etc.
El orden, la ley, y las instituciones, son una parte del sistema, la otra es el "rebaño": El rebaño demanda protección y el sistema les demanda obediencia a todos por igual sin hacer distinciones, y así todos están contentos excepto los adolescentes en general [darks incluidos] pues, obvio, nadie los consultó para diseñar el sistema preexistente al que sólo cabe adaptarse.
Los darks son sólo un grupo más de "difíciles de adaptar" y nada más [no ponen bombas como otros grupos] y en realidad el sistema no les teme, aunque sí les teme el rebaño y su miedo los convierte en peligrosos [en otros tiempos, el rebaño asustado quemó, ahorcó, y torturó a miles de "brujas"].
Respeto: El adolescente no respeta a nadie y menos a los grupos minoritarios de los mismos adolescentes. El adolescente dark discriminado que devuelve "exponencialmente" la agresión de la que sabemos que es una víctima, lamentablemente deberá ser apartado de la sociedad con la que "no quiso" estar en paz.
Sin medias tintas: Dios puede o no existir, pero, un asesinato se paga en la cárcel sin excepciones. Esto no se puede discutir porque es demasiado tarde y en esa discusión nunca podremos escuchar la opinión de los muertos [tengan o no tengan culpa en lo que les pasó] y excepto por el que balea a personas porque está alucinando y los ve como monstruos, todo el que no respete a la vida debe terminar en la cárcel.
Exclusión-Inclusión: Entre el sistema, el rebaño y los darks, unos discriminan y al mismo tiempo no quieren discriminar, y otros se apartan y luego quieren ser aceptados.
El cambiante "factor humano" de esta ecuación la convierte en imposible de solucionar en bloque, aunque haya muchísimas posibilidades para encontrar soluciones personales para los problemas de adaptación al sistema, porque, siendo mayoritario el rebaño, la adaptación no puede ni debe ser al revés: el rebaño no se debe adaptar al dark porque, si lo hace, aceptado el dark mañana se tendrá que adaptar al nuevo disconforme "no-dark", pues lo dark dejó de ser funcional al disconformismo.
El sistema, el rebaño, los darks, y los otros grupos se deben mutuo respeto. La auto-discriminación y la discriminación formal o "apartheid", tienen sus tiempos de evolución o "cura" si las entendemos como enfermedades sociales y, como toda enfermedad, debe estar bajo vigilancia para que no empeore.
El arte: Para discriminar, los "corderos" del rebaño acusan de falta de "cordura" a los genios que los superan. A la larga, un Van Gogh va a valer lo que debe valer, por culpa de la ley de la oferta y la demanda, y nunca por el reconocimiento masivo del rebaño, o por el triunfo ideológico de ninguna vanguardia.
La música es el arte más popular y mueve más dinero por no discriminar y satisfacer todos los gustos dentro o fuera del rebaño, pero, los más exigentes coinciden en estar fuera de él.
Es difícil entender por qué la música del rebaño tiene tan poca calidad, pero, eso es un problema suyo y no de los darks, metálicos, punks, y los gloriosos sinfónicos. Estas "tribus" pueden estar peleadas, pero, no por la música sino por el factor humano.
El dinero: Este no es la felicidad, pero usted, yo, y hasta los darks saben que el sistema es miserable pues no produce nada y parasita a la creatividad ajena [por eso ama a los millonarios y odia a los pobres]. Saber desenvolverse, y que lo paguen bien, es la mejor victoria contra el pesimismo individual.

11] Prevención: Tres señoras se juntan a tomar el té y una debe marcharse dejando a las otras dos cuidando a sus dos pequeños hijos que, junto con los de las otras mujeres, sumaban siete criaturas de entre cinco y ocho años.
Antes de limpiar la mesa tras terminar la ceremonia del té [y también terminar la fuente de masas secas], una miró por la ventana francesa hacia el parque interior de la casa de clase media porteña del barrio de Villa Devoto: el césped perfectamente cortado, las flores de estación en su plenitud, veinticinco grados de temperatura, el cielo perfecto, la paz y la tranquilidad del silencio de la primavera del 2004 apenas interrumpido por el canto de los pájaros... ¿ silencio ?... ¿ adónde están los chicos ?
Las dos jóvenes madres comenzaron a correr por toda la planta baja y lo primero que encontraron fue la puerta de calle cerrada con llave y, como la llave seguía adentro, para bien o para mal los niños todavía estaban en la casa.
La búsqueda se reorientó a la planta alta revisando el dormitorio del matrimonio, incluido el vestidor y su baño en suite, más los tres dormitorios de sus hijos y el baño central: nada.
Como desde el dormitorio matrimonial se veía el balcón del frente, no hizo falta revisarlo quedando como última opción el balcón terraza ubicado en oposición, o sea con vista al parque posterior de la casa.
Lo que las mujeres encontraron fue que todos los muebles de exterior [mesas, sillas, reposeras y una gran sombrilla, habían sido corridos hacia un lado para dejar el centro de la terraza libre.
Allí estaban niños y niñas [era un grupo mixto] sentados en círculo con las manos juntas murmurando a coro: "y perdónanos nuestras deudas así como nosotros perdonamos a nuestros deudores y no nos dejes caer en la tentación, más líbranos del mal, Amén. Dios te salve María, llena eres de gracia..."
Después de semejante susto, [los niños argumentaron que estaban rezando por el fin del mundo], las madres se presentaron para quejarse en el ministerio de educación, para que retiren de la escuela a los responsables del lavado de cerebro típico de algún grupo católico fundamentalista no apto para menores de edad.
El ministerio argumentó que tal vez las cadenas de oración que tanto les divierte propagandear a los medios masivos de comunicación más el bombardeo publicitario por el estreno de alguna película "catástrofe" [hay una o dos por año] había llevado a los niños a rezar por las suyas, y se mantuvo con esa suposición pese a que en poco menos de una semana le llegaron doce denuncias idénticas de lugares muy distantes de Argentina.
Como para quitarse la cuestión de encima, el ministro le pasó la investigación al titular de la cátedra de psicología infantil de la Universidad de Buenos Aires que, por las suyas, ya conocía de otros ocho casos similares ocurridos en diferentes hospitales de niños del país [los psicólogos, más observadores, fueron los que notaron que siempre eran grupos de siete niños].
¿ Recuerda los "no chistes" del tema 10 ?, bueno, lo que acaba de leer es una "jodita" de Claudio, absolutamente inventada por mí una tarde lluviosa en la que estaba aburrido, después de todo, algo de ficción es mejor a transcribir en esta sección alguno de esos inexplicables casos de suicidio infantil [o de la primera adolescencia], que encima son como mechas de pólvora pues suelen encadenarse y por épocas hunden en el más terrible drama a pequeños pueblos o barrios de las grandes ciudades.
La construcción del relato no es casual: la desatención de los padres, la educación en manos de incompetentes, la T.V., el cine, y la religión, son los responsables por descarte [no pueden tener la culpa los panaderos, enfermeras, electricistas, etc.].
Lo alienado [como las sectas suicidas], lo estrambótico, y lo catastrófico, son y serán noticia que los medios masivos de comunicación amplificarán sin atender al horario de protección al menor y, así como existe ese horario, también debería existir una edad de protección al menor para que enfrenten la religión con algo más de fortaleza mental y psicológica, pues los niños nacen ateos y curiosos y, la religión, necesita podar esa habilidad cuestionadora para implantar sus dogmas, poda que no es benéfica para el desarrollo mental de nadie.
La prevención tanto para suicidas como homicidas, se comienza con la detección temprana. Antes de que el menor comience a aislarse, ya hay indicios de rechazo por parte de su grupo escolar o barrial. El hombre es social hasta las últimas circunstancias que, en los depresivos, primero es sentir el rechazo grupal y, segundo, minimizarlo restándole importancia, pero, esto es una reverenda mentira pues es necesario el reconocimiento y la aceptación de los demás [por el lógico orgullo, autoestima, o hasta la más irritante vanidad] así, desvalorizar al grupo ["no me importan, prefiero estar solo"], es una actitud similar a la de un pez saliendo solo afuera del agua.
A partir del autoaislamiento, cualquier charla lejana acompañada de risas será interpretada como burlas en secreto hacia su persona. Quien simula ignorar al grupo en realidad es el que más lo valoriza [aunque sea como enemigo imaginario] y, obvio, si "A" ignora al grupo "B-Z", ¿ qué le hace presuponer que "B-Z" está perdiendo su tiempo pensando en "A" ?
Al final, tanto que el grupo "B-Z" ignore a "A" como que efectivamente lo tome como centro de sus bromas [o hasta llegue a las agresiones físicas], producirá el mismo efecto: un odio irracional que después justificará cualquier disparate.
Al revés del auto encierro de "A" que incluye rechazar como consejeros e interlocutores hasta a sus propios padres, todos los padres del grupo "B-Z" saben que sus hijos tienen a alguien de punto y, ni lo defienden, ni son solidarios con los padres de "A", con lo poco que cuesta hacerles una llamada telefónica para advertirles del proceso de "demolición" social que el grupo lleva adelante en contra de su hijo.
"A" es vapuleado ya sea activamente, o por la indiferencia grupal, y eso lo afecta mermando su rendimiento escolar, su capacidad de atención, y hasta su motricidad, convirtiéndolo en una máquina de tropezar, de romper o ensuciar su ropa, y hasta de dejar caer cosas que, a más caras, más peligro corren en sus manos [y se ofende con quien lo crea de "alto riesgo" para los aparatos eléctricos de la casa].
Un segundo paso importante de la prevención, tras la detección temprana ya explicada, es la construcción de proyectos: Sin proyectos propios o colectivos [lo que incluye ser parte de proyectos familiares], el ser humano se automatiza o robotiza pasando a ser una pieza secundaria de una "máquina" que sirve a otra persona o grupo de personas.
La forma más rápida para entrar al rebaño es esa: el trabajo rutinario en relación de dependencia. Claro que tratándose de trabajo peor es nada, o sea, estar "desocupado", pero, trabajar siempre para otros y nunca en un proyecto propio a la larga traerá consecuencias psicológicas sobre la autoestima, o creará una envidia enfermiza crónica, etc. [mire por donde se lo mire, nunca nada bueno puede salir de un sistema que usa a la gente como "engranajes" descartables durante toda su vida].
La construcción de proyectos privados o comunitarios, desde los más sencillos hasta los más descabellados alejan todo intento de suicidio y llenan de felicidad mental al ideólogo y a todos los participantes.
En tercer lugar después de la detección temprana, y los proyectos concretos o delirantes, viene el ánimo de compartir.
La personalidad opuesta, avara, egoísta irracional [aceptemos que todos somos egoístas y que no hay nada malo en la autoestima], pero la exageración que cae en la avaricia con una codicia sin fin, tiene una relación enfermiza con las cosas que posee y que no comparte y pone sin salida a los demás lejos del tacaño que, a la larga, termina por alejarse de los otras personas por decisión propia o por cansancio y rechazo del resto de la sociedad.
Compartir no excluye a los que tienen poco, pues se pueden compartir las cosas más baratas que tenemos como nuestro tiempo, humor, o compartir en secreto nuestros proyectos para salvar al mundo, para construir una estrategia y ganar el mundial de fútbol, o compartir nuestras más o menos efectivas recetas para ser felices.
Para los padres no parece importante enseñar los valores de compartir y, por el contrario, ellos suelen ser reacios a que sus hijos compartan nada con nadie.
Por lo general los niños son egoístas naturales, pero, si de casualidad alguno llega a ser de los pocos pertenecientes al grupo de los que comparten con otros niños sus primeras posesiones como son los juguetes [obviamente un juguete durará más tiempo si pasa por menos manos], los padres deberían controlar sus "sabias" enseñanzas dedicadas a "avivar" a sus hijos, cuando lo que los padres deben encontrar es la forma de balancear el gasto en juguetes [que lógicamente sale de sus bolsillos], con el peor costo de estar criando no a un egoísta [porque egoístas somos todos], sino a un avaro miseable y sin amigos [con lo "caros", o sea, difíciles de conseguir que son los amigos].

Claudio Corniola