TODOS CON NEUROSIS, DEPRESION, PSICOSIS, O DEMENCIA:

  1. El fanático es un depresivo grave que únicamente encuentra la paz [y hasta euforia] en su obsesión.
    Cuando el dios de los judíos, cristianos, y musulmanes, castigó a Adán a "tener que ganarse el pan con el sudor de su frente", en realidad lo bendijo y le salvó la vida.
    El trabajo es antidepresivo, y en los casos de trabajo esclavo o emparentado con la esclavitud, lo depresivo no es el trabajo sino la esclavitud. Si el trabajo le parece depresivo, pues renuncie y pruebe con el desempleo, y en poco tiempo comprenderá la diferencia entre depresión y opresión.
    Entonces, la opresión es diferente pues implica que alguien o algo [jefes, empresas, padres, cónyuges, bullies, etc.], le están torturando psicológicamente, pero, el caso de los líderes de los peores fanáticos [los políticos, religiosos, y las reinventadas líderes feministas/feminazis], es diferente pues sus seguidores autoesclavizados siempre han sido libres de elegir, pues bien, mi teoría es que el truco para capturar militantes de lo que sea es siempre el mismo: apuntar a los ya depresivos para ofrecerse como sus únicos salvadores, y por el módico precio de la obediencia incondicional, van a recibir la mejor oferta de todas: una razón para vivir, un líder a quien amar, y lo mejor de todo, como en esas ofertas de fin de temporada al estilo de: "compre dos y el tercero será gratuito", pues van a recibir sin cargo extra, a alguien a quien poder odiar y culpar de todos sus fracasos.
  2. Características del fanatismo
    [1] Dogmatismo: Serie de creencias encadenadas [como un rosario de pelotudeces] convicciones que no se cuestionan, ni razonan, y que incluso algunos aman. El fanático no inventa el dogma, el que lo inventó es un hijo de puta, y el fanático lo adopta como si su vida dependiese de eso.
    [2] Intransigencia: No se acepta ningún tipo de crítica, y si éstas están bien fundamentadas peor, porque va a responder con lo único que tiene, o sea: con violencia.
    [3] Maniqueísmo: En la cabeza del fanático sólo hay lugar para un relato único. La menor diferencia de matices es considerada como completamente opuesta al dogma abrazado. La vida del fanático es en blanco y negro.
    [4] Polarización / demonización: De un lado los fieles al dogma son buenos, patriotas y amigos, mientras que los opositores son enemigos, infieles, traidores, sanguinarios, mentirosos, y anti-patria. Como dato curioso, el fanático insiste en que todos esas características suyas que le endilga al otro... ¡ se le notan en la cara !, o sea que el fanático no necesita escuchar ni analizar los argumentos del otro, y le alcanza con verle la cara para querer matarlo.
    [5] Discriminación: Desprecio y deshumanización hacia quienes no acepten los principios del dogma, o los mandatos de su líder, incluso cuando el líder cambie de opinión.
    [6] Autoritarismo: Necesidad de imponer, incluso por la fuerza, los principios del dogma a quienes no los aceptan.
    [7] Obsesión: El fanático no puede cambiar de tema, y tampoco puede ganar ningún debate por descerebrado, pero, va a acusar a su vencedor de ser ignorante y necesitar leer más, que es justamente lo que el fanático no hace nunca.
    [8] Memoria selectiva: A pocos minutos de perder un debate, el fanático puede volver a discutir lo mismo con otra persona, como si hubiese olvidado las refutaciones que le acaban de decir en la cara.
  3. Los memorables personajes interpretados por Jack Nicholson [locura], Anthony Hopkins [canibalismo], Hugh Laurie [egoísmo extremo], y Jim Parsons [Asperger] son anecdóticos,
    al igual que los integrantes de la larga lista de fascinantes asesinos seriales, pues los fanáticos con su pequeña cuota de obsesión, o si lo prefieren, de demencia... pues son legiones miles de veces más peligrosas.
    al igual que los integrantes de la larga lista de fascinantes asesinos seriales, pues los fanáticos con su pequeña cuota de obsesión, o si lo prefieren, de demencia... pues son legiones miles de veces más peligrosas.
  4. A continuación usted puede servirse de una serie de ensayos, libros, y hasta links para ver videos hechos por personas que realmente saben lo que hacen, teniendo como centro a los fanáticos psicóticos políticos, religiosos, etc., sobre en lo que a mí respecta, no voy a deprimirme por su molesta presencia, y es más: me río de ellos.

    Claudio Corniola
 El gran
 Fraude.
 Depresión.
 Demencia.
 La izquierda
 murió y
 no lo sabe.
 Ablación.
 Feministas
 vs.
 feminazis.
 Síndrome
 de
 Estocolmo.
 Disonancia
 cognitiva.
 Inicio

 Depresión

 Demencia

 Fantasmas

 Ablación.

 Feminazis

 Estocolmo

 Disonancia